Negligencia y el Covid- 19 se llevan la vida de una enfermera y madre

Ahora la familia de Disneida se encuentra en cuarentena y manifiestan sentirse preocupados por no contar con la atención médica necesaria.
viernes, 17 de abril de 2020 · 08:00

Marina Mamani / La Paz

“Señora Maritza, hágales indemnizar a mis hijas, mis hijas no tienen padre, soy yo, ayúdeme por favor que me la indemnicen a mis hijas, me estoy muriendo Sra. Maritza, parece, acá me están atendiendo muy lento, muy tarde”, fueron las palabras de Disneida V.S. la segunda enfermera que perdió la vida en Santa Cruz por contagio del coronavirus; el hecho ocurrió la madrugada de este jueves.

A través de un mensaje de audio desesperado, con la voz entrecortada y una notoria dificultad para respirar, la profesional en Salud, denunció que no fue atendida oportunamente desde el hospital de la Pampa de la Isla donde fue internada debido a su estado de salud. En el audio también se escucha que Disneida dice: “por favor, me siento mal” y fue cuando pidió una indemnización para sus hijas, pensando ya en su deceso.

La mujer era madre de tres niñas de ocho, nueve y 10 años de edad, y las criaba sola; las menores se encuentran al cuidado de su tío, quien le dijo que él se encargaría de las niñas. 

Disneida contrajo la enfermedad durante el cumplimiento de sus funciones realizadas en el hospital Germán Vaca Diez de Roboré, donde según sus compañeros de trabajo no se cuenta con la indumentaria de bioseguridad, necesaria para atender los casos de Covid- 19.

Tras presentar los primeros síntomas, Disneida dio parte a los médicos quienes decidieron enviarla a casa para descansar. Según los familiares después de cinco días de fiebre, fatiga y otras señales de la enfermedad, se contactaron con el hospital para que envíen una ambulancia, pero tras restablecerla la enviaron por segunda vez a su casa.

Disneida sintió los síntomas el 31 de marzo y se internó el 4 de abril. Después de cumplir otro turno de 12 horas, los familiares de la profesional le pidieron que se internara porque se sentía mal y aún en ese estado cumplió con su trabajo.

Padre y madre de tres niñas, la profesional en Salud, de 43 años, empeoró hasta presentar un cuadro de neumonía séptica, estado que alcanzó, según los familiares, por negligencia de los médicos. 

Ahora, la familia entera se encuentra en cuarentena y manifiestan sentirse preocupados por no contar con la atención médica necesaria.

El alcalde de Roboré, Iván Quezada y otras autoridades municipales, proporcionaron víveres a la familia, con el objetivo de que puedan cumplir la cuarentena.

"Ella era funcionaria municipal y trabajaba en nuestro hospital desde hace muchos años; estamos muy tristes y consternados", declaró la autoridad municipal de Roboré.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

150
140