Pacientes con diabetes en emergencia, piden importación de medicamentos

Son niños y jóvenes que tienen “diabetes mellitus tipo 1” y requieren importar remedios para su tratamiento.
sábado, 18 de abril de 2020 · 18:21

Verónica Zapana S. / La Paz

Los pacientes con diabetes se declararon en la víspera en estado de emergencia porque los medicamentos que necesitan no hay en el país, desde enero de 2019, y ahora con la cuarentena por el coronavirus sus familiares se ven imposibilitados de comprarlos en países vecinos y por ello pidieron a la presidenta Jeanine Añez, a través de una carta presentada, facilidades para importarlos sin impuestos.

“Hace cuatro años me puse mal. Bajé de peso, comencé a tener mucha sed y veía borroso, creímos que era porque necesitaba lentes, pero investigué en internet y mis síntomas eran similares a los de la diabetes, fuimos a un endocrinólogo con mis papás y él me confirmó. Tenía diabetes tipo uno”, contó Fiorela Rivera, una joven de 27 años.

La joven relató que “fue chocante” enterarse de su mal, ya que “el médico te dice que es una enfermedad que no tiene cura y que debes vivir con medicamento toda tu vida”.

La diabetes es una enfermedad que afecta a cómo el cuerpo usa la glucosa, el principal tipo de azúcar que contiene la sangre. Existen dos, el “diabetes mellitus tipo 1” y el tipo 2. Aunque en el país el 90% de los enfermos padecen del tipo 2, el resto, en su mayoría son jóvenes y niños y superan los 500, tiene el tipo 1, razón por la que dependen de inyecciones de insulina diarias o de una bomba de insulina para controlar las concentraciones de  glucosa en su sangre.

“Lamentablemente, ahora estos jóvenes y niños ingresaron en emergencia porque en unos días se les acaba la insulina para controlar su salud”, aseguró una de las representantes de la agrupación de padres de familia de niños y jóvenes con diabetes tipo 1, “Cuidando Dulces Vidas”, Wanda Terán, quien aseguró que la cuarentena y el cierre de fronteras afectó a este sector.

“Para nosotros es una gran preocupación porque nuestros hijos no podrán acceder al tratamiento y su vida entraría en riesgo”, lamentó y detalló que aunque no se tiene una certeza de cuántas personas tienen esta enfermedad, “porque nunca se levantó un registro oficial”, se conoce que  hay unos “500 pacientes” con la enfermedad, aunque debe existir mucho más, pero no se muestran por miedo o discriminación.

Grupos de insulina dependientes

Terán detalló que dentro de estos pacientes hay tres grupos de insulina dependientes: el primero es el que usa la insulina de primera generación, la que muchos dejaron de usar en el país por la baja calidad que otorga al enfermo, pero son las más económicas; el segundo es el que usa las inyecciones rápidas, con las cuales se tiene una mejor calidad de vida para prevenir complicaciones; y, el tercero es el que usa la bomba de insulina, a la que no todos tienen acceso por su alto costo y por el difícil acceso de sus insumos.

Acotó que ninguno de los tres grupos accede a la insulina gratis  por lo tanto el presupuesto para este fármaco es elevado, el cual “es adquirido antes incluso que una canasta familiar, porque un padre quiere preservar la vida de su hijo”.

De acuerdo con Rivera, la bomba de insulina es más usada en los niños, porque se coloca cada cuatro días y no requiere de muchos pinchazos, en cambio las inyecciones necesita pinchar uno por la mañana y otro 15 minutos antes de cada comida. “Los jóvenes por lo menos podemos soportar y hacer el seguimiento minucioso de nuestros esquema de medicación, pero los niños no y sus papás hasta tienen miedo inyectar a sus niños, por eso es necesario que ellos usen la bomba de insulina”, añadió.

Terán resaltó que lastimosamente en Bolivia no hay una empresa que venda los insumos de la bomba. Recordó que hasta el año pasado una empresa vendía, pero lo suspendió y aunque otra compañía se comprometió en importar el fármaco hasta septiembre y “nosotros no podemos esperar tanto”.

Debido a ello, los progenitores se dieron modos para adquirir los insumos de otros países como Argentina, Paraguay y Chile. “Pero lastimosamente con el cierre de fronteras esos insumos se quedaron afuera del país”, preciso.

Carta a la presidenta Añez

Ahora la organización, dijo Terán, envió una carta a la presidenta Jeanine Añez y al ministro de Salud, Marcelo Navajas, para que les facilite el trasporte de esos insumos y con arancel cero. “Y que nos garantice el acceso de todas las personas que tienen a las insulina”, acotó.

Aseguró que si no acceden a ese medicamento, los que realizan el tratamiento con la bomba deberán retroceder a las inyecciones y eso puede generar descompensaciones en la salud y peor aún si no cuentan con ese insumo, las “vidas de los pacientes estarían en riesgo”.

Según la carta que envió la organización a la presidenta Añez, el pasado 13 de abril, a la cual tuvo acceso este medio, indica que “no se olvide, que frente a la coyuntura actual, estos pacientes son personas que se encuentran entre las más vulnerables de adquirir el Covid-19”.

Otra miembro de la organización, Verónica Troche, aseguró que no sólo quieren llegar a las autoridades nacionales, sino también a las departamentales y municipales. “Para nosotros es vital que nos escuchen”, dijo.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

4
1