Mallkus toman el mando y Caquiaviri y cierran los accesos

Afirman que fueron abandondos por el alcalde del municipio quien no llega al lugar y gobierna desde otra población. Los médicos de los 10 centros usan pedazos de jabón en barra para lavarse las manos.
lunes, 20 de abril de 2020 · 20:21

Verónica Zapana S. / La Paz

Ante la falta de la presencia del Alcalde de Caquiaviri, Bruno Álvarez, y la falta de conciencia de los pobladores que siguen realizando ferias hasta de venta de toros, los mallkus de las 16 marcas y 76 ayllus del municipio decidieron cerrar las vías troncales hacia esa población para evitar el ingreso del coronavirus.

“Ayer hemos tenido una reunión todos los miembros del Consejo de Autoridades Marka Mallkus, la Junta de Vecinos, Consejo  Social Municipal de Salud y la  Policía Fronteriza y hemos determinado que desde las cero horas de hoy vamos a cerrar el ingreso a nuestro municipio, bajo control policial y de los vecinos”, aseguró el jiliri (autoridad originaria), Emilio Coaquira.

Aseguró que esa medida se asume para prevenir el Covid-19, pero también para evitar que se sigan realizando ferias en el municipio como si en el país no existiera una cuarentena dictada por el Gobierno.

“Ayer domingo, se ha llevado una feria de venta de toros y han acudido gente de Charazani (municipio frontera con Chile) y de Patacamaya, donde ya se han reportado casos de coronavirus. Nosotros tenemos miedo a que el virus ingrese al pueblo porque lamentablemente el personal de salud no tiene equipos de bioseguridad”, declaró Coaquira.

Con él coincidieron representantes de tres de los 10 centros de salud del municipio, quienes indicaron que no tienen ningún implemento de bioseguridad en sus centros y que para protegerse de la enfermedad, hasta elaboraron los barbijos con tela.

Mostraron un balde con agua y un pedazo de jabón en barra el cual usan como medida de prevención. “No es lo correcto, pero estamos haciendo uso de esos insumos porque no tenemos más”, manifestó una de las doctoras, y agregó que desde julio del año pasado las autoridades municipales no les proveyeron de ningún insumo, porque el alcalde no llegó a la población.

En 2015, el burgomaestre fue vestido con manta y pollera por malos manejos económicos y en 2017 fue enviado a la cárcel. Sin embargo, en julio del año pasado salió con libertad pura y simple y volvió a sus funciones, pero según denuncian no retornó al pueblo . Desde entonces, las autoridades de la población se dividieron en dos bandos, unos que defendían al burgomaestre, quien gobierna desde otra población y otros que lo rechazan, razón por la que las cuentas del municipio fueron congeladas, pero las de educación y salud no, por lo que los vecinos esperaban inversión en esas áreas pero no ocurrió aquello.

“Nosotros no podemos seguir esperando que el alcalde retorne al municipio y trabaje. Debemos actuar, por eso nos estamos organizando como podemos para hacer cumplir el cierre de las vias, pero también para que ya no se lleven adelante las ferias”, acotó Coaquira.

También solicitó al ministro de Obras Públicas, Iván Arias, apersonarse al lugar. “Queremos que vea en qué condiciones estamos abandonados”, dijo.

Resaltó que el gobernador Félix Patzi visitó la población el pasado fin de semana y corroboró que el “municipio está totalmente abandonado”, por eso aseguro que solicitará un informe para atender y equipar al centro de salud.

Patzi valoró el compromiso de los médicos que alistaron una sala de aislamiento y que incluso algunos se compraron insumos. “Es una lágrima”, dijo.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente.