600 bolivianos quedan en Iquique y alcalde propone albergues en el país

Sugiere que los connacionales sean llevados directamente desde Chile hasta sus lugares de origen.
miércoles, 22 de abril de 2020 · 00:48

Cándido Tancara Castillo  / La Paz 

En Iquique aún hay dos albergues con 606 bolivianos: uno en un colegio (A-7), donde están alrededor de 370 personas, y otro en el Estadio Cavancha con 236 compatriotas. El primer grupo completará su aislamiento el domingo (26) y de allí pasará directo por Pisiga rumbo a sus ciudades de origen. El segundo grupo no se sabe si concluirá sus 14 días de aislamiento hasta el 2 de mayo en la población costera de Chile o serán traslados el fin de semana para que completen su encierro en Pisiga. 

El alcalde iquiqueño, Mauricio Soria, en entrevista con Página Siete, afirmó que en su ciudad hay más bolivianos interesados en volver a Bolivia y al parecer esperan que se abra la frontera para retornar. Mientras ocurre aquello propuso al gobierno boliviano crear albergues en las poblaciones de donde son originarios quienes pretenden regresar desde su país.

Explicó que Bolivia debería “recibir a sus compatriotas en lo mismo que estamos haciendo aquí en Iquique, fácilmente lo pueden hacer en un colegio; separan a las personas (en frontera) por donde residen, pueden ir en cuatro buses con 200 personas directo (hasta la ciudad de origen); harían Migración y Aduana en el inicio (Iquique); irían directo a Cochabamba si fuera el caso o a otra ciudad, llegarían a un colegio en cuarentena y con la alimentación puede colaborar los familiares”.

De darse esta situación, continuó, los bolivianos no habrían dormido una semana en la intemperie en Colchane ni tres noches (15, 16 y 17 de abril) en Iquique, en puertas del Consulado General de Bolivia. “Eso sería muy distinto a pasar frío en las calles, agrupados. Hay medida que pueden tomarse distintas a la que tiene Bolivia, tener cerradas sus fronteras, y tener a sus ciudadanos pasando hambre y frío; los organismos internacionales (Organización Internacional de Migraciones de la ONU) cubren con la alimentación (de los bolivianos en Iquique) y nosotros (la Alcaldía), los temas sanitarios y techo”, dijo. 

Soria recordó que lo ocurrido la semana anterior en su ciudad fue una “crisis humanitaria” y por ello “sería mucho más fácil que (Bolivia) lo pudiera hacer en su país, tienen todo el respaldo de su familia y los bolivianos quieren llegar cerca de su familia”. Más de 400 bolivianos ingresaron hasta el 26 de marzo por Pisiga, límite con Chile, después del cierre de fronteras con la vigencia Decreto Supremo 4200. El 17 de abril, 439 connacionales fueron trasladados a sus lugares de origen, después de   14 días de aislamiento en el campamento “Tata Santiago”. Tres días después (20), 480 ocuparon el campamento, procedentes de Iquique, que antes pernoctaron a la intemperie una semana en Colchane, a unos pasos donde ahora completan el aislamiento para descartar posible contagio de coronavirus y el sábado (25) se dirigirán a sus lugares de origen desde Pisiga.

Campamento en Avaroa

En la ciudad de Antofagasta hay 400 bolivianos varados desde la semana anterior y con la pretensión de volver a Bolivia, sostuvo el martes en Santiago el canciller chileno Teodoro Ribera. Al respecto el alcalde de Iquique dijo que pidió a Ribera una reunión con la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de su país y la canciller boliviana Karen Longaric para la implementación de un campamento o albergue parecido al del “Tata Santiago” en la población boliviana de Avaroa, ubicada enfrente de Ollagüe (Chile).

Soria dijo que tanto en su ciudad como en otras poblaciones de su país hay más bolivianos que deambulan en espera de que se abra la frontera, algunos incluso pernoctan en alojamientos y cree que pronto ya tendrán dificultades para cubrir sus gastos de alojamiento y alimentación, y será entonces cuando volverán a juntarse y querrán ingresar a los albergues para mantenerse seguros. Dijo que en su país los extranjeros no pueden transitar de una ciudad a otra 
 

Chile está “contento” con el plan de retorno de los bolivianos

El Gobierno de Chile expresó el lunes que está “contento” con el retorno de los 480 bolivianos que estaban varados en la ciudad de Iquique, en una unidad educativa, que ahora continúan con su aislamiento en el campamento de Pisiga, y que aún hay 606 más en la población chilena, además de 400 en la ciudad de Antofagasta.

“Hemos puesto en marcha nuestro plan de retorno de las personas que estaban varadas en Chile y que querían efectivamente llegar a sus hogares en Bolivia; y estamos contentos con ello porque una de las labores por delante es permitir que la gente que quiera regresar a sus países pueda hacerlo”, sostuvo el canciller de Chile, Teodoro Ribera.  Recordó que el retorno progresivo de los bolivianos varados en su país es fruto del diálogo con su par boliviana la canciller Karen Longarica incluso para que la permanencia en Chile sea contabilizada entre los 14 días de aislamiento para descartar el coronavirus. “Hemos hablado con autoridades bolivianas para que se reconozca la cuarentena en Chile”, dijo al mencionar que la alimentación de los bolivianos está subvencionada con recursos de la Organización Internacional de Migraciones de la ONU en Chile.

El lunes, en La paz, el Gobierno informó que ha puesto todos sus esfuerzos para garantizar el ingreso de los conciudadanos varados en el exterior al territorio nacional, precautelando la seguridad de los 11 millones de bolivianos que guardan cuarentena en el país para evitar el Covid-19.

“Durante las últimas tres semanas, la canciller de Bolivia, Karen Longaric, y el canciller de Chile, Teodoro Ribera, han trabajado sostenidamente para lograr un ingreso seguro, gradual y ordenado de los bolivianos que se encuentran en Chile,  garantizando las condiciones de una estadía digna para ellos”, señala un comunicado de la Cancillería de Bolivia, publicada el lunes.

Informa que los cancilleres  de ambos “países gestionaron albergues, asistencia médica y ayuda humanitaria para 1.600 bolivianos que se encuentran varados en los territorios de Iquique y Antofagasta”.

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, informó el viernes (17) que el Gobierno instalará otros cinco campamentos fronterizos para recibir a los bolivianos que retornan al país y que deben cumplir una cuarentena obligatoria de 14 días con el fin de evitar el avance del coronavirus.

Entonces afirmó que se ha asignado 30 millones de bolivianos para financiar las instalaciones de dichos campamentos, pero no se dijo en qué poblaciones fronterizas serían construidos esos centros para recibir a los bolivianos que pretenden regresar al país desde maro pasado.

 

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

Más de

Otras Noticias