Alistan planes para volver a trabajar y para retomar vuelos

Sabsa prevé llegada al aeropuerto con más anticipación, además de uso de guantes, barbijo. Industriales proponen compras separadas de hombres y mujeres.
martes, 28 de abril de 2020 · 00:40

La CNI señala que el 60% de las industrias en el país están paralizadas
Industriales preparan retorno al trabajo con varias medidas crisis  

Los empresarios sugieren que para levantar la demanda los centros de abasto estén más horas abiertas en el día y que los varones y mujeres compren por separado.

La CNI  considera de importancia el distanciamiento social para evitar el Covid-19.
Foto:Carlos Sánchez / Página Siete

Cándido Tancara Castillo  / La Paz

Una vez que la presidenta Jeanine Añez anticipó el lunes que se va a “liberar la economía”  de manera “progresiva”, los industriales dieron inicio a la operación retorno al trabajo con el diseño de varias medidas de seguridad para proteger a los trabajadores y clientes ante el Convid-19. El sector aeronáutico, de la mano de SABSA, también se puso manos a la obra para el inicio de operaciones de manera paulatina.

“Hay que convenir más allá de volver a trabajar, tenemos crisis de demanda y eso hace que muchos artículos hayan caído por efecto del coronavirus”, dijo a Página Siete el presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Ivo Blazicevic, y propuso que los supermercados y tiendas permanezcan abiertas más horas durante el día, pues cuando hay poco tiempo para las ventas se producen las aglomeraciones.

Sostuvo que una de las forma para levantar la demanda de los productos de los industriales es que los varones compren en horas de la mañana y las mujeres lo hagan en la tarde para evitar la aglomeración y el posible contagio del coronavirus.

El empresario dijo que es importante “mantener el distanciamiento social” pese que se flexibilizará la cuarentena, en los lugares de venta y sobre todo en las industrias, donde “no necesitamos trabajar con toda la gente ni en los tres turnos; cada industria verá cómo se acomoda”.

También puede leer: Distanciamiento y uso obligatorio de barbijo: la propuesta de los empresarios para levantar la cuarentena

Añez anunció que la flexibilidad de la cuarentena “probablemente sea por departamentos o quizá por ciudades intermedias, que vamos a liberar la economía, pero lo tenemos que hacer de manera responsable”, durante la inauguración de la Unidad de Hemodiálisis de la Caja de Salud de Caminos de Trinidad.

Blazicevic sostuvo que como sector “necesitamos mayor tiempo para distribuir (nuestra producción) y también que los mercados, tiendas y supermercados un mayor espacio para la venta”, pues, prosiguió, solo así se evitará la aglomeración o que las mismas personas acudan a las comprar. Sugirió que los centros de abasto podrían estar abiertos hasta las 16:00, lo que “daría posibilidades de abastecimiento más abierto y menos aglomeración”.

También puede leer: CNI: estudio advierte que luego de 27 días de cuarentena, 50% de las empresas entrarán en iliquidez

Para el empresario no solo los hombres podrían hacer las compras en horas de la mañana y las mujeres en horas de tarde sino también hay la otra alternativa, que los números impares lo hagan en la mañana y los pares, en la tarde.

El titular de la CNI recordó que cuando entró en vigencia la cuarentena total, el 80% de las industrias quedó paralizada pero ahora este porcentaje disminuyó al 60%, pues sectores como los cárnicos, molineras, lácteos, azúcares y bebidas no alcohólicas ya trabajan, pero rubros como la metalurgia, minas, cueros, hoteles, fábricas de insumos para la construcción, que demandan muchos trabajadores, entre otras, continúan paralizadas.

Determinar responsabilidades

Blazicevic dijo que toda actividad productiva debe reanudar sus labores con algunas “condiciones severas de seguridad”, para evitar el contagio del Covid-19, entre ellas medidas de bioseguridad, mascarillas, barbijos, alcohol en gel. En las industrias, explicó, cuanto más grandes sean estas deben habilitarse cabinas de desinfección, fumigación permanente de lugares concurridos, además de lavamanos. Afirmó que estos aspectos deben ser establecidos en una norma por el Ministerio de Trabajo para determinar responsabilidades, pues según algunos reportes preliminares, continuó, algunas empresas tienen “en su planilla (gente) que se están contagiando”. Aseveró que este “es el mayor problema que hay que resolver, los empresarios tienen miedo porque a través de los sindicatos” se puede exigir pago de indemnizaciones. Por ello sostuvo que los trabajadores tendrían que contar con todo los elementos de bioseguridad.

También puede leer: La Paz y Cochabamba piden flexibilizar la cuarentena, Sosa critica este pedido

Otro elemento central, según el presidente de la CNI, es que las empresas que reanuden sus labores deberían facilitar transporte propio a sus trabajadores para evitar contagio del virus. “Si una empresas puede transportar a su personal en esta fase, bienvenida” pues “el transporte juega un rol clave para calificar y trabajar”.

Dijo que las empresas que no pueden ofrecer transporte a sus dependientes tienen que retornar de manera paulatina, “con mucho cuidado”, porque el transporte masivo es un riesgo pese a que aborden menos personas que la capacidad del motorizado.

 

Jubileo propone que la flexibilización se aplique  con “cuidado”

El director ejecutivo de la Fundación Jubileo, Juan Carlos Núñez, afirmó el lunes que la flexibilización de la cuarentena a partir de mayo, como anticipó el Gobierno, se debe realizar con “cuidado” porque es un “riesgo” para la población, en momentos en que los casos de coronavirus van en aumento y en lugares “insospechados” del país.

“Creo que abrir sin cuidados a un tema de flexibilizar la cuarentena produce mucho riesgo en la población”, dijo Núñez al advertir que el país pasa por una disyuntiva que dificulta responder a la epidemia. Explicó que por un lado está que el Estado no identificó los lugares dónde están las personas que necesitan los bonos, para garantizar su alimentación y de esta manera brindar tranquilidad para que se queden en casa. Por otro lado, continuó, está el “riesgo de la emergencia sanitaria” porque el problema de la salud pública “no está resuelto ni mejorado”, pues hay regiones en el país donde el riesgo de contagio del coronavirus “es alto en lugares no sospechados y donde la situación se puede complicar”.

El ejecutivo de la Fundación Jubileo también sostuvo que es “fundamental que nosotros busquemos garantizar la producción” de alimentos e insumos médicos, pero consideró de importancia que todos los trabajadores reanuden sus operaciones con medidas de bioseguridad para que no sean contagiados por el virus. 

“El primer paso para la flexibilización de la cuarentena es garantizar las medidas de seguridad que se deben tomar en cuenta”, insistió y dijo que la pequeña y mediana empresa en el país “están en emergencia” y necesitan reanudar sus operaciones pero para el efecto deben cumplir con las medidas de bioseguridad para su personal.

Núñez recordó que antes del coronavirus ya se anticipaba que este año la economía del país sufriría una desaceleración como efecto del déficit que se arrastra desde 2014 (-3,4%) y también porque desde ese año el gobierno anterior comenzó a utilizar los recursos de las reservas internacionales (que se redujo de 15.123 millones de dólares a 6.468 millones de dólares a diciembre de 2019). Y lo que hace el coronavirus, continuó, “es debilitar al sector productivo” en el país y en el mundo “desestabiliza” las economías más grandes y, además, sus “efectos son bastantes fuertes” y por ahora “no lo estamos midiendo, recién lo vamos a apreciar en el segundo semestre” cuando se vean los ingresos por la venta de gas a Brasil y Argentina.

Tanto el personal como los pasajeros deben usar equipos de bioseguridad
Barbijos, estar en el aeropuerto 2 horas antes: las medidas para volver a volar

Terminales  El documento recoge un conjunto de medidas básicas de seguridad y funcionamiento  que serán aplicadas en los aeropuertos una vez se levanten las restricciones al transporte aéreo en el país.

Interior  del Aeropuerto Internacional de El Alto en el departamento de La Paz.
Foto:Archivo / Página Siete

Manuel Filomeno  / La Paz

Aunque aún no hay una fecha marcada para el retorno del transporte aéreo de pasajeros, Servicios de Aeropuertos de Bolivia (SABSA) ya tiene listo un plan de contingencia para el retorno de los vuelos, el cual fortalece las medidas de bioseguridad y contiene disposiciones que se adaptan al nuevo escenario que vivirá el mercado aeronáutico en la etapa pospandemia.

“Uno de los sectores más golpeados por la crisis ocasionada por la pandemia del Covid-19 ha sido el transporte aéreo de pasajeros, el plan que hemos elaborado toma en cuenta muchas medidas para reforzar la bioseguridad en los aeropuertos y adaptarnos a este nuevo escenario”, señaló el gerente de SABSA, Roberto Cortez.

Cortez aclaró que no se tiene una fecha tentativa para aplicar el plan, sino que éste está listo en preparación para el levantamiento de las restricciones.

El gerente de SABSA indicó que el plan hace mucho énfasis en la bioseguridad en el interior y en las áreas aledañas de las tres terminales (El Alto en La Paz, Jorge Wilstermann en Cochabamba y Viru Viru en Santa Cruz), así como en evitar las aglomeraciones y la instalación de señalética en el piso de las áreas importantes para incentivar el distanciamiento social.

“El plan establece que todas las personas que ingresen a los aeropuertos deben usar equipo de protección personal (EPP) como son barbijos y guantes, esto incluye a los pasajeros, a los funcionarios de SABSA, de la aduana, a las fuerzas del orden, a los concesionarios y a los trabajadores de los restaurantes, tiendas y aerolíneas”, agregó Cortez.

Por otra parte, el plan establece que en las entradas de las terminales aéreas se instalarán cámaras de desinfección y se tomará la temperatura de las personas que ingresen. Asimismo, se controlará la cantidad de personas que ingresan a los aeropuertos.

Otro de los puntos del plan establece la instalación de pantallas de información, además de mensajes sonoros para explicar a los pasajeros de las nuevas disposiciones.

Otra de las medidas que se están tomando es extender el tiempo previo al abordaje de los vuelos, de una hora en los vuelos nacionales a 90 o 120 minutos y en los vuelos internacionales, de dos a tres horas, además de incentivar el uso de nuevas tecnologías para hacer check-in.

“Tomando en cuenta que habrá más controles y que se está incentivando la distancia social, lo que estamos viendo es que la gente tiene que llegar antes para tomar los vuelos, y de la misma manera, estamos coordinando con las aerolíneas para que se incentive el uso de la tecnología para hacer check-in de manera online y así se descongestionen las terminales.

Descongestionamiento

Otro de los lineamientos principales del plan de contingencia es el distanciamiento social y el descongestionamiento de las áreas de pre-embarque y embarque de las terminales, para lo cual reducirá el aforo de las salas, además de ajustar los itinerarios de vuelo para que estos no se sobrepongan en un solo horario.

“La idea es que las salas de embarque permitan una distancia prudente entre los pasajeros y que se evite en lo posible el contacto físico, esto en todas las áreas del aeropuerto, para esto estamos reduciendo el aforo de las salas, quitando asientos para que no haya tanta gente y esta pueda guardar distancia y ajustando los itinerarios para que no haya demasiados vuelos saliendo a la misma hora”.

Respecto al último punto, Cortez indica que se trabajando junto con las aerolíneas para poder establecer ajustes en los itinerarios, sin embargo, indicó que de todas maneras habrá una reducción de vuelos en los meses posteriores al levantamiento de las restricciones de viaje.

“Los itinerarios se van a reducir, vamos a ver una caída en el volumen del transporte aéreo, pero nuestra tarea ahora es la de dar seguridad a los viajeros y reducir los riesgos en el interior de los aeropuertos para que la recuperación sea más rápida”, acotó.

 La recuperación del transporte tomará al menos 8 meses

De acuerdo con el gerente de de Servicios de Aeropuertos de Bolivia (SABSA), Roberto Cortez, se espera que el transporte aéreo se recupere en un 70% en por lo menos ocho meses una vez se levanten las restricciones impuestas por la emergencia sanitaria.

“El transporte aéreo es uno de los sectores que tendrán una recuperación más lenta, se espera que tome al menos 8 meses para que este se recuere en un 70%”, señaló.

Según Cortez, los vuelos internacionales van atener un castigo en sus capacidades, es decir, que los aviones no se podrán llenar.

 “Los vuelos internacionales van a tener un castigo en sus capacidades, este será de aproximadamente de un tercio, es decir que solo podrán llenarse al 66%”, explicó.

Sumado a esto se prevé una reducción en la demanda de vuelos, por lo cual las aerolíneas están reajustando sus itinerarios con menos frecuencias de vuelos.

“El sector aéreo ha sido duramente golpeado y va a continuar de esa manera, menos vuelos, menos capacidades, nuestro trabajo ahora es que los pasajeros y los turistas puedan recuperar la confianza con medidas de seguridad que se adapten al nuevo escenario en el que nos encontramos”, agregó.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

33
37