Covid-19: funerarias desconocen protocolo del Gobierno para tratar cadáveres

La Guía para el Manejo de Fallecidos de Coronavirus fue publicada por el Ministerio de Salud el 27 de marzo. Dice que los cuerpos pueden ser inhumados o cremados con un manejo estricto de bioseguridad.
sábado, 4 de abril de 2020 · 00:32

Yolanda Mamani Cayo / La Paz

Las empresas funerarias desconocen los protocolos de bioseguridad dispuestas por el Ministerio de Salud, que tienen que cumplir al momento de manipular cadáveres infectados con coronavirus. La Asociación de Funerarias de La Paz y El Alto comunicó que no dará este servicio por temor al contagio.

“No ha habido ninguna autoridad que nos diga cómo tenemos que proceder. Nadie, ninguna funeraria quiere hacer este servicio”, informó a Página Siete Digital el presidente de la Asociación de Funerarias, Miguel Elías.

Hasta la fecha, en Bolivia 10 personas perdieron la vida por el Covid-19; cinco en Santa Cruz y una cantidad similar en La Paz. Sin embargo, estos decesos fueron tratados sin un protocolo oficial para su entierro, según el representante de las casas funerarias, quien antes de la declaratoria de emergencia sanitaria pidió al Ministerio de Salud que les capaciten para esta emergencia.

“Lamentablemente no hemos sido tomados en cuenta. Hemos ido y nos han dicho que dejemos nuestro número de teléfono, pero hasta la fecha no nos han llamado. Nosotros nos estamos informado por internet”, aseguró.

El 27 de marzo, el Ministerio de Salud emitió la Guía de Procedimientos para el Manejo y Disposición de cadáveres de casos de Covid-19. El objetivo de este manual es evitar el contagio y disminuir el riesgo de transmisión en los trabajadores de salud, familiares, personal policial, funerarias y autoridades involucradas.

Todo personal involucrado en el manejo apropiado y seguro, transporte y disposición final de cadáveres infectados con el Covid-19 debe cumplir con todas las normas de bioseguridad y utilizar el Equipo Personal de Prestadores de Salud necesarios para evitar el contagio, transmisión y desarrollo de la enfermedad y propagación, dice el documento.

Entre ese equipo está una bata u overol enterizo impermeable; mascarilla N95 o FFP2; lentes con protección lateral o protector facial completo; guantes de nitrilo, si es necesario, doble guante; gorro desechable y botas altas.

“Se debe limitar al máximo la manipulación del cadáver, no se recomienda el embalsamamiento. No se debe realizar la preparación del difunto (limpieza de cuerpo, ordenamiento del cabello, recorte de uñas, y afeitado)”, dice parte de la guía.

El cuerpo debe ser envuelto con la sábana que cubre la cama donde fue atendido para introducirlo en la bolsa sanitaria mortuoria de cierre hermético, esta bolsa debe ser impermeable, resistente a la presión de gases y de preferencia biodegradable.

En todo este procedimiento, se debe desinfectar todo el material con hipoclorito, lo mismo que los ambientes donde se realice el trabajo; esta operación se debe llevar a cabo en el menor tiempo posible después del deceso.

“El personal operativo autorizado por parte del cementerio para la cremación o inhumación deberá contar con los EPP y las medidas adicionales de seguridad y salud en el trabajo establecidas por el cementerio. Es importante que el ATAÚD ESTÉ SELLADO EN TODO MOMENTO”, detalla el maueal.

Para conocer la respuesta del Gobierno ante la demanda de las funerarias, Página Siete Digital trató de comunicarse con el responsable de la Unidad de Epidemiología del Sedes La Paz, que figura en la guía como responsable del departamento, pero el funcionario no respondió la solicitud.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

2
7