DDHH de El Alto advierte discriminación de Migración contra ciudadanos en frontera

El representante de El Alto aseguró que se ejerce "racismo y discriminación" contra los compatriotas que buscan regresar al país desde Chile y que se los quiere estigmatizar con el argumento de que son “masistas”.
martes, 7 de abril de 2020 · 00:48

Página Siete Digital / La Paz

El representante de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos Regional El Alto (Apdhea), David Inca, advirtió este lunes que el director de Migración Marcel Rivas discriminó a los compatriotas en la frontera con Chile que buscan ingresar al país, al asegurar que se trata de “masistas”. Recordó que más allá de toda filiación política, ideológica o religiosa todo boliviano tiene derecho de regresar a su patria.

“La posición de la Asamblea de Derechos Humanos de El Alto es que ha habido actitudes de discriminación y racismo por parte de este director (Rivas) y el Gobierno tiene que cambiar de timón, basta de utilizar argumentos ´politiqueros´ para argumentar su falta de eficiencia”, indicó Inca a Página Siete.

Rivas aseguró que los cientos de bolivianos apostados en la frontera con Chile que intentan ingresar a territorio boliviano son personas pagadas por el Movimiento Al Socialismo con el objetivo de romper la cuarentena. En este sentido se indicó que ya hay ocho personas detenidas en Pisiga.

En Colchane (Chile) unos 300 bolivianos permanecen retenidos con la intención de ingresar al país desde Pisiga. Ellos indicaron que perdieron sus fuentes de trabajo debido a la crisis que se desató por el coronavirus y que no pueden permanecer en el país vecino.

Sin embargo, Rivas aseguró que estas personas mienten y que se movilizaron con fines políticos. “Hay gente pagada y sabemos muy bien quiénes mueven todo eso. Cuando tomemos acciones en contra de estos ciudadanos vamos a ejercer los procesos penales que corresponden”.

Al respecto Inca manifestó que el artículo 21 de la Constitución Política del Estado dice que todo boliviano tiene derecho a ingresar al territorio y que el Decreto Supremo para la cuarentena señala que quienes no pueden ingresar son extranjeros, "pero ellos son bolivianos que regresa a su país, no son extranjeros”, mencionó.

En ese sentido señaló que no se conoce una filiación política de los compatriotas que quieren regresar, se trata de gente que pretende regresar a falta de trabajo en el país vecino y pidió no estigmatizar al grupo de ciudadanos con un tinte político.

“Este Gobierno ha asumido la obligación de proteger y defender la vida de todos los bolivianos, independientemente de su afiliación política, religiosa o de clase social; si eso se cuestiona, es porque estamos en un campo que se llama racismo y discriminación”, declaró el representante y agregó que “el Gobierno no puede estigmatizar a una población”.

Inca también reclamó por las declaraciones del ministro de Defensa, Luis Fernando López, y enfatizó en que los compatriotas no fueron de vacaciones. “Dijo que todos los que estaban regresando se habían ido de vacaciones, mentira, la mayoría y todos los que han regresado de Chile son trabajadores eventuales, trabajaban como empacadores o recogedores de fruta, en otros casos trabajadoras del hogar, carpinteros o albañiles”.

Asimismo pidió que los compatriotas que lograron ingresar al territorio no sean objeto de “maltrato” y solicitó cumplir los derechos humanos elementales del grupo de personas que se encuentra en el campamento Tata Santiago en Pisiga, zona fronteriza, desde donde denunciaron que ante sus reclamos por la falta de alimentación y condiciones básicas, fueron amenazados con devolverlos a la frontera.  

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

4
134