Bolivia pasa de ser país de tránsito a destino para los migrantes venezolanos

La OEA destaca la “flexibilización” y el enfoque “más humano” del Gobierno de Añez para la regulación de este colectivo.
lunes, 11 de mayo de 2020 · 13:44

Página Siete Digital / La Paz

En poco más de una década Bolivia ha dejado de ser solo un país de tránsito para los migrantes venezolanos y se ha convertido en un destino. A falta de un registro oficial, la Organización de los Estados Americanos (OEA) calculó que en la actualidad hay cerca de 10.000 personas de dicha nacionalidad en el país, quienes actualmente se ven beneficiadas por una política más “humana” y “flexible” adoptada por el Gobierno de Jeanine Añez. 

Estas son las principales conclusiones del informe Situación de los migrantes y refugiados venezolanos en Bolivia, publicado el pasado viernes por la OEA. Este escrito fue elaborado en base a la visita realizada por el equipo de la Oficina de la Secretaría General para la Crisis de Migrantes y Refugiados Venezolanos, entre el 11 y 12 de marzo del presente año, quienes mantuvieron encuentros con venezolanos desplazados en La Paz.  

“Si bien Bolivia no es hoy uno de los principales países receptores de migrantes y refugiados venezolanos, son cada vez más los desplazados que llegan a este país y que además lo hacen en condiciones de vulnerabilidad”, indicó en el informe David Smolansky, Comisionado del Secretario General de la OEA para la Crisis de Migrantes y Refugiados Venezolanos. “Las restricciones migratorias impuestas por algunas naciones de la región han incrementado la llegada de venezolanos a Bolivia y, de mantenerse estos controles, combinado con la profundización de la crisis que ha causado el régimen de Nicolás Maduro, se estima que aumente el flujo migratorio hacia este país en el transcurso del presente año”, agregó. 

La investigación detalló que la mayor parte de los migrantes venezolanos que ingresan a Bolivia provienen de Colombia, Ecuador y Perú y que deciden cambiar el destino por las dificultades que encuentran en esos países. Las principales ciudades donde este colectivo busca residencia es en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, lugares donde se enfrentan a dos principales desafíos: dificultades para cubrir los costos financieros de los trámites migratorios y obstáculos para insertarse en el mercado laboral formal. 

“Por muchos años, bajo el gobierno de Evo Morales, los migrantes y refugiados venezolanos habían estado totalmente invisibilizados, a tal punto que no se procesan solicitudes de refugio”, apuntó el reporte, antes de destacar los esfuerzos del actual Gobierno para proteger a la población venezolana y facilitar su regularización en el territorio boliviano. En concreto se celebró la reactivación de los procesos de solicitud de refugio y la flexibilización respecto a la documentación solicitada para acceder a la residencia.  

“El establecimiento del gobierno de transición en Bolivia, liderado por Jeanine Añez, ha generado un cambio en la política migratoria de este país y un nuevo enfoque hacia la inmigración venezolana, centrado en la flexibilización y una perspectiva más humana”, subrayó Smolansky.  

Entre 2018 y 2019 se registraron 742 solicitudes de refugio en Bolivia por parte de venezolanos, una cifra que supone un fuerte incremento respecto a años anteriores. En total, la Oficina de la Secretaría General de la OEA calcula que ya son cerca de 5.1 millones los venezolanos que abandonaron su país para buscar futuro en otros lugares, es decir, el 17% de la población de Venezuela.

 

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

65
7