La acción humana, el origen de 4 virus desde los años 60

Exploradores de la National Geographic Society mencionan la Fiebre hemorrágica boliviana, el virus de Marburgo, del Ebola y del VIH.
jueves, 14 de mayo de 2020 · 00:04

EFE /  Washington

Cuatro virus desde los años 60  tuvieron como origen la interaccción humana con animales salvajes y la destrucción de  los ecosistemas, entre los que figura  la fiebre hemorrágica  boliviana que apareció en 1959.

La aparición de nuevos virus es un fenómeno que se ha dado desde hace siglos, pero ha sido mucho más intensa en la últimas décadas debido al crecimiento de la población mundial y a un incremento del consumo.

Ni el pangolín ni un laboratorio chino, la creciente destrucción de los ecosistemas es la principal culpable de la Covid-19, al haber aumentado la interacción humana con animales salvajes portadores del nuevo virus, y la principal vacuna es proteger la naturaleza, alertaron  exploradores de la National Geographic Society. “Perturbamos los ecosistemas y, mientras lo hacemos, zarandeamos los virus para que caigan del árbol”, explicó  el divulgador científico David Quammen, que participó junto al biólogo marino español Enric Sala en una conferencia virtual de Campaign for Nature.

La aparición de nuevos virus es un fenómeno que se ha dado desde hace siglos, pero ha sido mucho más intensa en la últimas décadas debido al crecimiento de la población mundial y a un incremento del consumo.

Según Quammen, la fiebre hemorrágica boliviana -identificada en 1959;  el virus de Marburgo, que fue transmitido a humanos en 1967 a través de unos monos que habían sido llevados a un laboratorio alemán desde Uganda; la aparición del ébola en 1976; o   la epidemia de VIH que se inició en la década de 1980 muestran cómo el impacto ambiental de las actividad humana acelera la aparición de nuevas enfermedades víricas.  Y es que los patrones de consumo de los habitantes del planeta afectan la incidencia del ser humano en el medioambiente y el consiguiente contacto con especies salvajes portadoras de patógenos. “Esta situación viene de decisiones que todos hacemos, esto no va de gente en China que quiere comer pangolín”, expuso Quammen. 

Por ejemplo, una decisión tan cotidiana como sustituir un móvil u ordenador portátil pasado de moda puede propiciar la aparición de nuevos virus. 

 Explicó que esos aparatos tecnológicos requieren de cobalto, un mineral muy escaso que se obtiene en minas que están proliferando en países como República Democrática del Congo para poder responder a la creciente demanda, lo que lleva a los mineros a estar en contacto con animales otrora ajenos al hombre y a alimentarse de ellos.

En ese sentido, Quammen destacó que todas las nuevas enfermedades víricas provienen de especies salvajes, con las que los humanos interactúan cuando van a bosques tropicales y otros lugares donde hay incontables tipos de animales, cada uno de ellos portando virus únicos.

Salas opinó que los eventos climáticos extremos, los desastres naturales y otras catástrofes generadas por la destrucción de la biodiversidad y los ecosistemas, como las pandemias 

“Son el mayor riesgo sistemático para la economía mundial”.  “Invertir en la naturaleza es la mejor vacuna que tenemos”, consideró este biólogo marino y explorador de National Geographic.

Tifus negro provocado por roeedores

La Fiebre Hemorrágica Boliviana (FHB) es una enfermedad zoonótica, viral, también conocida como tifus negro, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS).  

Es producida por el virus Machupo (Miembro de la Familia Arenaviridae, Género Arenavirus del Nuevo Mundo, Complejo Tacaribe), el cual fue aislado en 1959. Link al virus DIAPO 11.  Debido a su alta patogenicidad, el virus Machupo requiere Bioseguridad Nivel cuatro, el máximo posible. Es transmitida por el contacto directo con roedores o inhalación de excretas de roedores infectados. El virus también es transmisible de persona a persona.

 Esta limitada al departamento del Beni, municipios de las provincias Iténez (Magdalena, Baures y Huacaraje) y Mamoré (Puerto Siles, San Joaquín y San Ramón).

 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

Más de
66
1