El MAS reacciona ante las amenazas manifestadas por las FFAA

Luego de que los militares dieran un plazo de una semana para proceder con los ascensos, líderes del Movimiento Al Socialismo calificaron la pretensión de inconstitucional.
jueves, 21 de mayo de 2020 · 23:39

Página Siete Digital / La Paz 

La cúpula de las Fuerzas Armadas este jueves se dirigió a la Asamblea Legislativa Plurinacional para exigir los ascensos, el hecho fue duramente criticado por miembros de la bancada del Movimiento Al Socialismo y también por el expresidente Evo Morales, todos coincidieron en señalar que es un acto ilegal e inconstitucional.

El miércoles se filtró una invitación para el acto de ascenso de categoría por decreto presidencial, el mismo que debía desarrollarse hoy en horas de la mañana. Si bien el acto no fue desarrollado, ingresó al edificio de la Asamblea una comitiva de las Fuerzas Armadas encabezada por el Comandante en Jefe, Sergio Orellana, desde donde dieron una semana de plazo para que se ratifiquen los ascensos en esta institución.

“Pasó en demasía el tiempo con relación a la respuesta que debería recibir las Fuerzas Armadas. Vamos a esperar la siguiente semana para que la Asamblea se pronuncie y ratifique los ascensos. Si es que recibimos una respuesta negativa, vamos a proceder como establece nuestra normativa, en nuestra reglamentación apoyados en la ley orgánica de las Fuerzas Armadas del Estado", dijo el jefe militar este jueves en la Plaza Murillo.

Al respecto, la presidenta de la Cámara de Senadores Eva Copa, a través de sus redes sociales, indicó que la amenaza muestra tintes dictatoriales. “De consumarse el hecho de efectuar ascensos a generales de las Fuerzas Armadas utilizando alguna maniobra jurídica (Decreto sin ratificación del Senado) se pondrá en evidencia que este Gobierno es de facto, hostil al sistema democrático en Bolivia y con acciones propias de una dictadura”.

En días pasados senadores del MAS indicaron que se siguen los procedimientos y protocolos para dicho trámite, pero apuntaron que les parecía extraña la insistencia de parte de la presidenta Jeanine Añez, quien mediante una carta y un amparo, conminó a que se proceda con los ascensos.

Copa, entonces señaló que en medio de la emergencia sanitaria el ascenso de los militares no era una prioridad, ya que en la ALP se encuentran trabajando normas relacionadas a la salud y a la economía de la población.  

Mientras que su compañera de bancada, Adriana Salvatierra rechazó la actitud de los militares, la misma que vulnera de independencia de poderes del Estado. “Nuestro rechazo al ingreso de las instalaciones de la Asamblea Legislativa Plurinacional en traje de campaña y militar por el general Orellana, esto es una acción sin precedentes que ha cruzado la línea de la separación e independencia de órganos del Estado”, se lee en un mensaje.

La senadora por el MAS, también dijo, “la Asamblea Legislativa Plurinacional y particularmente la Cámara de Senadores no actúa bajo amenazas ni presiones y esto constituye una amenaza, el Senado es un espacio de representación política y como ratificamos, no comentaremos ilegalidades en base a presiones”.

Salvatierra además aclaró Orellana dijo que remitieron la documentación subsanando las observaciones, sin embargo quien debe remitir dicha documentación, de acuerdo al artículo 172 de la Constitución Política del Estado, es la primera autoridad del país, por lo que indicó, "cuando se cumpla por supuesto que la Cámara de Senadores tratará el tema de los ascensos militares, pero creemos que es importante que se cumplan los procesos", manifestó.

Desde Argentina el expresidente, sostuvo, “El comandante en jefe Orellana, camuflado y acompañado por algunos comandantes, fue a la Asamblea Legislativa Plurinacional dando un ultimátum (...) eso no puede hacer el comandante en jefe. El comandante tiene que pasarla al ministro de Defensa, el ministro a la Presidenta y la Presidenta deriva al Senado para que pueda aprobar el ascenso”, y calificó el acto como “totalmente inconstitucional e ilegal”.

Morales además indicó que la amenaza podría ser antesala de un intento de golpe de Estado, “este hecho del general Orellana es como un golpe al Gobierno de (Jeanine) Añez (presidenta interina de Bolivia) y (..) dar un ultimátum al Senado, es un golpe a la Asamblea Legislativa”.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

21
10