Sin UTIS, médicos ni pruebas, 7 municipios de Beni piden auxilio

Trinidad está colapsada y el resto de los municipios no tienen dónde derivar a los enfermos graves. La región sumó 1.015 casos en un mes.
sábado, 23 de mayo de 2020 · 00:04

Luis Escóbar  / La Paz

 El departamento de Beni  suplica  ayuda.  Desde Trinidad, la Covid -19 llegó a siete municipios que no tienen Unidades de Terapia Intensiva (UTI), les falta médicos, especialistas, no pueden hacer pruebas para confirmar más casos y hasta carecen de medicamentos. Esa región sumó 1.015 casos en sólo un mes y la gente teme que el número de contagios se multiplique los próximos días.

 El coordinador de la red 08 de Guayaramerín, Robín Ojopi Miranda, informó que allí  hay 29 casos confirmados  y un centenar de sospechosos cuyas pruebas aún no llegaron porque las enviaron  a Trinidad, después se irán  hasta Santa Cruz y después de todas esa travesía regresarán  al su municipio.  “Nosotros comenzamos con el tratamiento para los sospechosos porque no podemos esperar los resultados”, declaró el especialista.

 El Hospital General fue habilitado como centinela y tiene una capacidad para 24 camas por lo que está a un paciente de estar completo. Por ello  se habilitaron  otras 12 camas de un hotel, pero     no se  tiene  personal para atender ese nuevo espacio y tampoco una sala de terapia intensiva.

  “No tenemos personal, algunos doblamos turnos, (a las autoridades) nunca les dio la gana de enviar personal a Guayaramerín. Siempre nos dejaron últimos y olvidados”, reclamó Ojopi y  advirtió que   ya no  quedan medicamentos en el municipio. La situación es similar en casi todo el territorio beniano. 

El último   reporte da cuenta de 1.015 casos en Beni.

San Borja

 El coordinador de la red 09 de San Borja, Mijamín Arroyo Ávila, denunció que el sistema de salud es precario. “Pasaron dos meses y en ese tiempo no nos prepararon, la capacidad médica y resolutiva no abastece. Llegó un respirador que compró el Gobierno, la alcaldía está gestionando la compra de otro, pero ni bien lleguen tres casos estamos sobrepasados”, alertó.

En este municipio se registró, hasta el momento, un caso positivo y temen que la enfermedad se propague aún más. “No hay terapia intensiva, no tenemos especialistas para esa rama, el hospital de San Borja es de primer nivel, pero tiene especialidades básicas como ginecología, pediatría, cirugía, medicina interna. Su equipamiento ayuda en algo a pacientes quirúrgicos, pero no tenemos anestesista y no se hacen cirugías”, resaltó.

 En caso de tener un paciente grave, Arroyo advirtió  que la única alternativa es enfrentar el viaje de nueve horas (en vehículo) hasta la ciudad de La Paz. “No podemos llevarlo a Trinidad porque fueron colapsados y si nos rechazan (en la sede de Gobierno) no tendríamos más opciones”. Destacó   que las pruebas tardan ocho días o más.

Santa Ana de Yacuma

 El alcalde de Santa Ana de Yacuma, Gustavo Humberto Antelo, informó que esa región comenzó ayer con un encapsulamiento después de detectar un caso. Buscarán sospechosos, los aislarán porque temen que la enfermedad se propague. “Tenemos atención de segundo nivel, pero no hay la especialidad para atender a pacientes Covid-19. Por tanto, vemos la preocupación que los centros centinelas de Guayaramerín y Trinidad están colapsados y eso nos preocupa a quienes estamos en provincias”, advirtió.

Riberalta

 Riberalta enfrenta los mismos problemas del resto de los municipios como equipos, insumos y personal, pero en este lugar se suma otro conflicto. 

Los médicos que se encuentran en el Hospital Centinela se declararon en emergencia porque después de 52 días de trabajo les pagaron 1.700 bolivianos.

“Esa es una burla para lo que venimos desarrollando hasta ahora en la lucha contra la pandemia. A nombre de todos los colegas del centro Covid-19, declaramos que nos preocupa la vida de toda la población, pero si no tenemos insumos para trabajar no podemos hacer nada al respecto”, protestó  uno de los médicos del nosocomio.

La mitad de los médicos en Beni  fueron infectados

La mitad de los médicos del departamento del Beni fueron infectados con Covid-19, mientras que una de cada cuatro enfermeras tiene este mal, según el reporte del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de esa región.

“Hoy estamos terminando el análisis de la cantidad de los profesionales enfermos y se estamos trabajando con el 50% de los médicos. Del sector púbico tenemos (como contagiados)  exactamente el 55% de doctores enfermos en este momento. La seguridad social tiene un porcentaje menor que es la que nos está dando el apoyo”, declaró el director del Sedes, Jorge Gómez.

Marcha  blanca en Trinidad.
 Foto:APG

La autoridad añadió que el 24% de las “licenciadas en enfermería” dieron positivo al Covid-19. “Por estos problemas nuestra labor fue complicada, pesada y en algún momento los ciudadanos han notado ese agotamiento; pero (el personal) ha dado todo de si para darles salud. Les pido comprensión al igual que nosotros comprendemos su dolor”, afirmó.

En estos 21 días de trabajo, añadió, se realizaron más de 1.500 pruebas “sólo en Trinidad”. De las cuales 450 ya fueron procesadas en el laboratorio del Sedes y se esperan los resultados de medio millar de casos.

A la falta de doctores se suma la ausencia de ambulancias porque los conductores, según el director del Sedes, se contagiaron, entraron  en etapa de estrés o cansancio. El funcionario relató que el sistema público cuenta con cuatro choferes para manejar las cinco ambulancias del servicio de salud. Ante las ausencias forzosas del personal, tres de los motorizados  son  manejados por bomberos voluntarios, afirmó.

 

 

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

Más de
16
21