“Gracias al donante de plasma que venció al virus y me salvó”

La transfusión de plasma de un paciente recuperado a otro con la enfermedad ayudaría a disminuir su hospitalización y el riesgo de sufrir complicaciones.
viernes, 29 de mayo de 2020 · 00:22

María O. García  / La Paz

Aunque el tiempo que pasó en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) no existe en su memoria, Teófilo guarda en su mente algo que nada podrá borrar: el momento en que despertó y comprobó que ya no estaba anclado a un respirador. Lo hizo días después de recibir el plasma sanguíneo de una persona que había logrado vencer la enfermedad contra la que lucha él. “Le debo la vida”, agradece.

“Estuve en terapia intensiva, donde permanecí intubado no sé cuántos días. Estaba muy mal, no podía ni respirar, estaba ya en las últimas (…) Pero luego desperté”, manifiesta con unas palabras que aún parecen costarle mucho esfuerzo pronunciar. “Actualmente estoy bien, recuperándome”, continúa.

Teófilo fue el primer paciente con coronavirus (Covid-19) en someterse al tratamiento de plasma sanguíneo “hiperinmune” en el Hospital La Portada de La Paz. Se trata de un tratamiento experimental que transfunde plasma con anticuerpos de un paciente recuperado de Covid-19 a otro que presenta la enfermedad. 

El plasma es el suero o porción líquida que queda después de que se remueven los glóbulos rojos, las plaquetas y otros componentes celulares de la sangre.

“Hace dos semanas que empezamos con este tipo de tratamiento y está resultando muy beneficioso para las personas que han tenido la oportunidad de recibir la primera y la segunda dosis”, asevera la directora del Hospital La Portada, Liliana Gonzales.

“A las 48 horas del tratamiento, este paciente pudo respirar por sí mismo y le extubamos el respirador. Después de una semana en terapia intensiva salió a piso, donde está con diagnóstico moderado y con una evolución bastante favorable”, cuenta Gonzales.

Mientras tanto, otros tres pacientes que también recibieron plasma en dicho nosocomio se encuentran todavía en la UTI, aunque, según Gonzales, “en mejores condiciones que las que ingresaron”.

Después de haber conseguido superar lo más grave de la enfermedad, Teófilo expresa su gratitud con una voz que evidencia aún cierta debilidad.

“Estoy muy agradecido con los doctores que me atendieron y me hicieron el tratamiento de plasma. A la persona que me ayudó a salvar mi vida quiero decirle  muchísimas gracias”.

Y aunque sigue batallando contra el virus, ya tiene claro cuál será su cometido una vez que haya conseguido vencerlo del todo. “Estoy para servirle a la humanidad. Habiendo visto lo grave que es esta enfermedad y sabiendo que hay personas que están pasando por lo mismo que yo, estoy dispuesto a convertirme en un donante de plasma para ayudarlos a sanar”, afirma Teófilo con cierta rotundidad.

 A cada donante  se le extrae una unidad de plasma de 600 

 

De pacientes a “salvadores”

Luego de luchar contra la Covid-19 durante 22 días en el Hospital La Portada, Marco resultó vencedor y se convirtió en el primer donante de plasma “hiperinmune” del país. Asegura que el tiempo que pasó en el nosocomio en terapia intermedia fue “duro” y “muy dramático”, llegando incluso a pensar en algún momento que no podría resistir a la enfermedad. 

En un trabajo de seguimiento, sensibilización y captación de pacientes recuperados de Covid-19, el nosocomio edil se contactó con él para informarle sobre la implementación de este tratamiento, así como del procedimiento empleado para la obtención del plasma. Sin dudarlo, Marco aceptó.

“Después vencer sentía que tenía una obligación moral y una obligación con la comunidad”, asevera. Luego de cumplir con todos los requisitos exigidos para poder ser donante, Marco se sometió a la extracción de plasma en el Banco de Sangre de Referencia Departamental de La Paz (Hemocentro), donde disponen de aféresis, es decir, el equipo que se emplea para separar el plasma de los otros componentes de la sangre.

“El procedimiento de extracción del plasma duró alrededor de una hora (…) Después de la donación me sentí bien y fue una experiencia muy buena saber que con parte de tus defensas puedes ayudar a salir adelante a otras personas que están padeciendo lo mismo”, explica.

“Me siento muy satisfecho de haber podido ayudar y aportar un pequeño granito para que otras personas sean salvadas de la pandemia”, agrega.

Pablo (nombre convencional) estuvo luchando contra la Covid-19 durante 36 interminables días en el mismo hospital en que lo hizo Marco. Al volver al centro para someterse a un control médico, el personal le informó que existía la posibilidad de donar plasma.

“Acepté porque me dieron la confianza necesaria para convertirme en donante. Me hicieron varias pruebas clínicas y ya en el Hemocentro me mostraron las máquinas y me explicaron el proceso. No sentí mayor dolor, mayor incomodidad. Es relativamente rápido y muy profesional”, detalla Pablo.

Él no sólo tuvo que luchar para curarse del virus, sino que además atravesó una pérdida muy cercana mientras estaba hospitalizado. Además de él, su cuñada y su suegra estaban también contagiadas. Esta última terminó falleciendo, según señala, por una negligencia del Servicio Departamental de Salud (Sedes).

“Saber que he podido salvar varias vidas es algo indescriptible. Me encantaría conocer  a quienes han recibido mi sangre solo por el hecho de saber que esas personas se han podido volver a reunir con sus familias y se ha evitado una tragedia como la que a mí me tocó vivir”, sostiene.

Máquina  de aféresis  separa el plasma de  otros componentes.
Foto:AMN

Un donante salva dos vidas

El Ministerio de Salud validó el uso de plasma hiperinmune a través de una guía y un protocolo de obtención y uso del plasma. Después de la resolución ministerial, 25 personas en todo el país han donado su sangre para ayudar a otros infectados a superar la enfermedad. 

Según explica el responsable nacional del Programa de Sangre, Ignacio Alurralde, a cada paciente recuperado se le extrae una unidad de plasma de 600 mililitros (ml) que se divide en tres dosis de a 200 ml. En este sentido, una unidad de plasma convaleciente, o como se llama popularmente plasma hiperinmune, puede ayudar a dos o tres pacientes.

“Un donante puede salvar la vida de dos pacientes críticos de Covid-19 o de tres si los enfermos son moderados”, apunta Alurralde.

Este plasma se está usando con prioridad para aquellas personas en estado crítico, intubadas y/o en terapia intensiva. No obstante, indicó Alurralde, también puede ser aplicado al comienzo de la enfermedad para bloquear al virus. Pero para ello se precisan más donantes.

Hasta el jueves, en el país había 677 recuperados de la enfermedad y gran parte de ellos son candidatos a donar su plasma para ayudar a casos positivos. Es por eso que las autoridades hacen un llamado para que se puedan sumar a esta solidaria -y vital- causa.

“Hemos lanzado una convocatoria a nivel nacional para que los pacientes que ya se han recuperado pasen por los bancos de sangre y en nuestra ciudad por el Hemocentro para que puedan donar su plasma y, de esa manera, beneficiar a los pacientes que aún están cursando”, explica la directora del Hospital La Portada, Liliana Gonzales.

“Esto ayudaría a que puedan disminuir su estadía en los hospitales o a disminuir el riesgo del  paciente de  tener complicaciones en el transcurso de la enfermedad”, apunta.

Hace pocos  días se conoció que 86 efectivos policiales que superaron la Covid-19 ahora forman parte de la lista de donadores para ayudar a salvar la vida de pacientes críticos.

Entre los requisitos que debe cumplir un donante se encuentra tener entre 18 y 60 años, pesar más de 50 kilogramos, certificar que fue caso positivo y que se recuperó de la Covid-19. Debe además certificar que dio negativo en dos pruebas consecutivas al coronavirus, cumplir 14 días de su alta médica y no tener patologías de base.

             Cada donante  puede ayudar a salvar la vida de dos o tres pacientes.
Foto:AMN

Las  donaciones

  •  Requisitos  Entre los requisitos más importantes para los donantes de plasma sanguíneo están el tener entre 18 y 60 años, pesar más de 50 kilogramos, certificar que fue un caso positivo y se recuperó de la Covid-19, certificar que dio negativo en dos pruebas consecutivas, haber cumplido 14 días de su alta médica y no tener patologías de base. 
  •  Donaciones  Los interesados en donar deben acercarse a los Bancos de Sangre de los distintos departamentos del país portando las dos pruebas negativas. 
  • La Paz  El Hospital Municipal La Portada puso a disposición el teléfono  69882307 para las personas que requieran mayor información.

 

Tratamiento con plasma sanguíneo “hiperinmune”

Este tratamiento, empleado en algunos países y en estudio en otros, consiste en hacer transfusiones del plasma de personas recuperadas de Covid-19 a pacientes que estén batallando contra la enfermedad.

Cuando una persona tiene una infección, su organismo crea anticuerpos para defenderse y una vez que se recupera, dichos anticuerpos quedan almacenados en el plasma . Es por ello que en vez de esperar a que los enfermos críticos desarrollen sus propios anticuerpos contra la Covid-19, se busca que reciban un plasma que ya los tiene.

El plasma hiperinmune se obtiene a través de un procedimiento llamado aféresis, que es un proceso muy similar al de la donación de sangre normal. Solo que en este caso  la sangre obtenida del paciente es dirigida hacia una máquina que extrae el plasma, mientras que los glóbulos rojos y blancos se devuelven al donador.

“Esto se está realizando en todo el país. Hay departamentos que no tienen equipos de aféresis, pero están aplicando un proceso convencional que consiste en el centrifugado de la sangre para obtener este líquido con el que se trata a los pacientes”, explicó el responsable nacional del Programa de Sangre, Ignacio Alurralde.

La desventaja de este método de centrifugado, señaló, es que sólo se puede obtener una unidad de plasma de 600 mililitros (ml), mientras que con la aféresis se consiguen tres, lo cual permite ayudar a un mayor número de pacientes (hasta tres).
 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causando la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

Más de
80
3