Se avizora un futuro oscuro para empresas y obreros por la crisis

Los microempresarios se declararon en emergencia por el cierre de varios negocios. Aseguran que los créditos no son a bajos intereses.
domingo, 3 de mayo de 2020 · 00:30

Leny Chuquimia  /  La Paz

Tras la cuarentena,  un oscuro panorama se avizora  para las empresas y los trabajadores bolivianos  a mediano y largo plazo. Es decir, la crisis no acabará cuando termine la emergencia, sino que se extendará mucho más tiempo. Desde el sector productivo observan que las medidas económicas anunciadas por el Gobierno no son suficientes pues son parciales. Pequeños emprendedores se declaran en emergencia.  

“Las medidas tomadas  -como los bonos- ayudaron de alguna manera a que la gente pueda alimentarse y paliar su subsistencia pero no son una solución. Para las empresas, también hay alivios tributarios que de alguna manera calman la ansiedad pero igual que los bonos son solo parciales”, manifiesta el presidente de la Confederación de Empresario Privados de Bolivia (CEPB), Luis Fernando Barbery.

El analista económico Gonzalo Chávez advierte que la reactivación económica será de largo plazo por lo que es necesario políticas integrales y agresivas. “Hay tres momentos claves para atenuar la curva de contagio: la primera es la cuarentena rígida, que es la forma más cara de comprar tiempo. Ese tiempo es para prepararse en lo sanitario y en lo económico. Cuanto más tiempo pase el agujero económico y la presión social serán más fuertes”.

Economía en coma  

Con la emergencia sanitaria declarada en Bolivia, de la noche a la mañana, el aparato productivo  se detuvo. Miles de trabajadores fueron enviados a sus casas sin saber cuándo podrían regresar  a sus fuentes laborales. Se cerraron fábricas, restaurantes, universidades, colegios,  estadios, teatros y cines. Solo quedaron los servicios básicos para la sobrevivencia. 

“Es como inducir un coma a un paciente, solo quedan en funcionamiento las partes básicas de su cuerpo. No despertará de un momento a otro, puede perder el habla, no podrá mover las manos o  pies, necesitará tratamiento y fisioterapia. Lo mismo pasa con la economía, reaccionar le costará mucho tiempo y cuidados”, explica el analista.     

Barbery señala que para esto se requiere medidas con financiamientos a largo plazo y alivios en ciertos  pagos que las empresas deben cubrir. Los cambios que surjan en el merado y en los hábitos de los consumidores por la pandemia será otro factor a tomar muy en cuenta. 

“El crédito para pagar planillas de dos meses -dos salarios mínimos por cada empleado al mes- es totalmente limitado, alivia un poco  lo que ya se pagó pero no es una solución. De aquí a dos meses las empresas no van a tener liquidez”, afirma Barbery.

Chávez explica que las medidas parciales solo inyectan dinero parcialmente a sectores que están funcionando. Lo bonos y cualquier ingreso que haya en una familia será destinado con prioridad para compra de alimento y medicina.

“Como no va a los otro sectores estos no pueden  reaccionar. Por eso las medidas deben estar pensadas en todos, si no se piensa también en restaurantes, snacks, pequeños negocios y otros, no va a funcionar”, afirma. 

Consciente de esta situación, el ejecutivo de la Confederación Nacional de Micro y Pequeña Empresa (Conamype), Néstor Conde dice que su sector se declaró en emergencia. “El crédito anunciado para los microempresarios no nos beneficia, el interés alto y no es para todos. Ya han cerrado 100.000 emprendimientos y lo harán muchos más”, sostiene el dirigente.

Añade que se sorprendió con el reglamento de los créditos, que establece intereses acordes a la tasa regulada que va del 6% al 11,5%. En estos casos las empresas grandes pueden acceder a préstamos mayores con tasas bajas porque son solventes para pagar. En cambio las pequeñas, al tener un mayor riesgo de no cancelar, suelen obtener préstamos a intereses altos.

“Para nosotros  el interés llega al 11,5%, eso no es un apoyo, por eso rechazamos la reglamentación. Habíamos propuesto a la autoridad de las Mypes, fijar intereses de entre 4% y 6%,  pero al parecer  no se nos tomó en cuenta”, sostiene Conde.  

De acuerdo a Chávez esta situación crea una crisis muy fuerte que tiende a profundizarse. Asevera que  el dar solo créditos no ayuda totalmente porque son necesarias políticas y estrategias  agresivas tanto industriales como comerciales.  

“Siento que se ha hecho mucho énfasis en la cuarentena pero que se adolece de componentes para lo que le sigue”, afirma. 
 

Algunas  medidas

  •  14 de abril  La presidenta Jeanine Añez anunció  que las empresas privadas podrán acceder a créditos blandos y con bajos intereses para poder cumplir con el pago de sueldos y salarios a sus empleados por dos meses.
  • Sueldos El Decreto Supremo 4216, señala que las empresas podrán acceder a  préstamos para pagar salarios de hasta 8.488 bolivianos por cada trabajador para dos meses. Tendrán 18 meses plazo y en los primeros 6 meses no se pagará ni capital ni intereses.
  • Empleo Además de los préstamos para cumplir con las planillas, la Jefa de Estado presentó el denominado “Plan Empleo”, el cual consiste en la creación de un fondo de 1.500 millones de bolivianos que serán destinados a créditos de funcionamiento y operaciones a micro, pequeñas y medianas empresas en los sectores de servicios, producción y comercio. Estos créditos serán a 5 años de plazo y el primer año será de gracia, es decir, no se pagará ni capital, ni intereses.
  • 600 mil empleos El día del trabajo la presidenta Jeanine Añez anunció la creación de 600 mil empleos desde junio a través de la construcción de obras estatales, como hospitales, enlosetados y otros.  
  • Prevención Al inicio de la emergencia el  directorio del BCB aprobó un préstamo de emergencia de 7.000 millones de bolivianos al Ejecutivo para combatir la emergencia por el coronavirus. Por su parte, el Gobierno asumió medidas como reprogramación de créditos bancarios y deudas tributarias u otorgación de bonos.
  • Analistas En marzo los analistas señalaron que el sector informal recibirá el impacto directo. Varios coincidieron en que el paro por la necesaria cuarentena afectará también a otros rubros vulnerables como el de servicios o microempresa. 
  • Bonos Hasta la fecha se han autorizado tres bonos: la canasta familiar, el bono familia y el bono universal. Este último se pagará desde el 5 de mayo.

Microempresarios anuncian huelga de hambre

“Estamos en emergencia, no descartamos  entrar en huelga de hambre en nuestras viviendas, no nos queda de otra salida y no podemos seguir llevando la carga. Los pequeños empresarios generamos un gran porcentaje del empleo a nivel nacional”, señaló ejecutivo de la Conamype, Néstor Conde.

Al no verse beneficiados con las medidas económicas, el miércoles por la mañana los sastres de la calle Juan Granier  realizaron una pequeña protesta en frente de sus talleres. Explicaron que sus ingresos fuertes están en la confección de trajes para promociones, desfiles y sobre todo para las comparsas    que participan en  la festividad del Gran Poder. Todas estas actividades están suspendidas lo que deja al sector en la incertidumbre. 


Los cuentapropistas también están sin trabajo.
Foto:Los Tiempos

“Es que solo se está tratando con ciertos sectores. La realidad de un lugar a otro no es la misma. Se ha dado el apoyo para que algunos restaurantes -en su mayoría grandes cadenas o ya con un capital fuerte- puedan retomar sus funciones por medio del delivery. No se pensó  en los pequeños restaurantes y snack que continúan parados. Tenemos una propuesta para  cumplir con todas las normas de bioseguridad y poder retomar nuestros trabajos, pero no estamos siendo tomados en cuenta”, señaló Juan Carlos Callejas, ejecutivo de Fedepro, organización que aglutina a emprendimientos gastronómicos, snacks, peñas, bares, wiskerías y discotecas de La Paz y El Alto.

Señala que solo en el rubro de gastronomía tienen como 8.000 afiliados, cada uno con al menos cuatro dependientes. “Suman unos 24.000 empleos que penden de un hilo”, dijo Callejas.
 

“Mirar más allá de la emergencia”

Con el fin de buscar una buena reactivación de la empresa privada, la Cámara Nacional de Comercio (CNC)de Bolivia señaló que es necesario un plan de tres ejes que contemple: el escalonamiento y la gradualidad; la priorización sectorial y regional y el establecimiento de medidas de bioseguridad.

La propuesta que busca mirar más allá de la emergencia fue remitida al ministro de Desarrollo Productivo, Wilfredo Rojo. Se espera que sea considerada.

El presidente de la CNC, Rolando Kempff  explicó que para plantear el retorno gradual de las actividades económicas, los indicadores económicos y de prevención del coronavirus deben cruzarse con datos estadísticos de los casos registrados en todas  las zonas y regiones del país. Esto tomando en cuenta la necesidad de reactivar la dinámica empresarial sin poner en riesgo la salud de la población. 

“Consideramos esencial que el Gobierno pueda generar una estrategia de retorno escalonado de los sectores económicos que esté acompañada con las medidas de control y prevención (…), para así evitar la quiebra masiva de emprendimientos en el país”, sostuvo.

Asimismo, Gustavo Jáuregui, Gerente General de la CNC,  comentó que el modelo de la cuarentena dinámica es interesante, pero que también  debe considerar aspectos como el transporte, el intercambio laboral y la descentralización de facultades de gobernaciones y municipios.

Advirtió que la fuerza laboral entre municipios o ciudades aledañas -como es el caso de La Paz y El Alto- debe ser considerado de forma minuciosa. Esto debido a que si el rango de riesgos son distintos en municipios aledaños, las medidas de control harían inviable la reactivación de las empresas.
 

 

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

Más de
5
14