Denuncian que diagnóstico errado de Cenetrop le costó la vida a una mujer

El laboratorio entregó un resultado negativo a coronavirus, pero la salud de la señora empeoró, por lo que un segundo test confirmó la enfermedad.
miércoles, 6 de mayo de 2020 · 19:48

Yolanda Mamani Cayo / Página Siete Digital

Mauricio Requena, esposo de la abogada Erika Salvatierra Castedo, funcionaria de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm), quien falleció la madrugada del martes por coronavirus, denunció que el deceso de su esposa se debió a un manejo deficiente de las pruebas que le hicieron en los laboratorios del Centro Nacional de Enfermedades Tropicales (Cenetrop).

“Yo no debería estar aquí hablando, las cosas no deberían ser así…no puede ser que unos irresponsables te den unas pruebas negativas y después unas positivas”, afirmó Requena entre sollozos, ya que vive un viacrucis desde que su esposa fue a consulta por una fiebre y terminó por perder la vida enferma con coronavirus.

El esposo de Salvatierra relató que el 29 de abril llevó a su compañera hasta el Hospital del Seguro Universitario con fiebre y dolor de cabeza, que son algunos síntomas de Covid-19. Con todos los protocolos, la paciente fue aislada y al día siguiente de la consulta, sometida a la primera prueba de coronavirus por Cenetrop.

Después de insistir dos días para que le den los resultados de las pruebas, la noche del sábado 2 de mayo, el Servicio Departamental de Salud (Sedes) informó a la paciente que los resultados dieron negativos. Mientras tanto, Erika estaba internada en la Clínica Niño Jesús 2.

“Erika seguía aislada y los resultados dieron negativos, entonces, la sacaron (de la sala de aislamiento de Covid-19) y la subieron a sala. Tuvo una leve mejoría, pero al segundo día empeoró, tenía dolores muy fuertes, ya no podía pararse, le costaba respirar y como los resultados decían que no tenía Covid, tenían que hacer otro tipo de tratamiento”, detalló Requena.

Entonces, los médicos la llevaron a una sala de terapia intensiva donde había pacientes con otros males y fue atendida por personal que, confiado en la prueba negativa del Cenetrop, no tomó los recaudos necesarios para su tratamiento. 

“Aquí el problema es la irresponsabilidad del Cenetrop, irresponsabilidad de las autoridades que dieron una prueba negativa”, afirmó Requena y declaró que ante la gravedad de su esposa, los médicos le pidieron que se someta a una segunda prueba de coronavirus, otra vez enviada al Cenetrop. La situación de la paciente empeoró hasta fallecer la madrugada del martes.

“¿Sabe cómo informaron de ese examen? Lo informó el señor (Óscar) Urenda por la tele y hasta el día de hoy no me informaron personalmente y dicen que no es responsabilidad de ellos, porque la prueba se hizo de manera privada. La prueba no se  hizo privada, las pruebas las hizo Cenetrop, y el primer resultado dio negativo y después dieron positivo”, afirmó.

El esposo de Erika reclama que hasta la fecha el Sedes no se comunicó con él para que su familia sea sometida a exámenes de Covid-19 y contó que en su domicilio tiene dos hijos menores de edad, una persona enferma con cáncer y una trabajadora del hogar con un niño pequeño.

“Estoy en una cuarentena estricta pero no tengo respuesta del Sedes, no tengo una respuesta del Cenetrop que me diga: ‘Señor, falleció su esposa, nos equivocamos'. Tengo un hijo que está resfriado, tengo una persona con cáncer, una empleada con un niño de un año. No les interesa y saben cuál es mi situación, no han movido ni un dedo”, manifestó.

 

 


   

60
54