¿Por qué en la frontera con Chile hay tantos bolivianos intentando volver al país?

Los connacionales son trabajadores temporeros. Un historiador dice que en el norte hacen negocios y en el sur, mano de obra.
jueves, 7 de mayo de 2020 · 10:04

Cándido Tancara Castillo  / La Paz 

La cuarentena contra el coronavirus provocó la salida de miles de bolivianos de Chile. En su mayoría considerados temporeros porque se trasladan al vecino país para trabajar en la siembra o cosecha de frutas y verduras. La mayoría permanece entre tres y seis meses en alguna población del norte, centro y sur de esa nación. Cuando volvían al país lo hacían en pequeños grupos y casi era solo de conocimiento de Migración y Aduana. 

Sin embargo, desde la vigencia de la cuarentena, última semana de marzo, los bolivianos no terminan de retornar al país y peor con el cierre de fronteras, lo que ocasionó que los connacionales durmieran en calles y plazas o sean trasladados en “buses sellados” a las ciudades de Antofagasta e Iquique antes de iniciar su aislamiento. Eso no ocurre con bolivianos que también retornan de Argentina, Brasil, Colombia y Perú, pero en pequeños grupos; se trasladaron a esos países por motivos de salud, de asistencia a competiciones deportivas y culturales. Igual sufrieron las restricciones y la falta de recursos para permanecer en esos países antes de retornar.

También puede leer: El éxodo de los bolivianos en Chile: “Queríamos volver a Bolivia, no nos dejan”

“Siempre vengo a trabajar a Chile, desde 2009; vengo y vuelvo, no tengo un lugar estable”, dijo Jhonny Salvatierra (36), padre de dos niñas y oriundo de Cochabamba. Llegó al albergue de Liceo Industrial Eulogio Gordo, en Antofagasta, procedente de Osorno, ubicado a casi 1.000 km de Santiago. “La última vez estuve en Serena (centro) donde trabajé en el montaje de torres”. Dijo que en Osorno cosechaba arándanos y ganaba un promedio de 120 bolivianos día, aunque su deseo era ganar 200 o más.

Candelaria Gutiérrez (56), también de la capital valluna y madre de cuatro hijos, relató que durmió cuatro noches en plaza Colón de Antofagasta, antes de ingresar (2 de mayo) al albergue donde está Salvatierra y los 196 compatriotas. Recordó que durante diez días, antes que se sumara al grupo, gran parte de los bolivianos ahora aislados, durmieron en la terminal de buses, calles y plazas. 

También puede leer: Abandonados y sin país, el drama de quienes migran para trabajar

Sostuvo que esos catorce días fueron “duros” y de “mucho sufrimiento”. Contó que varios días pasaron hambre pese a la solidaridad de los chilenos. Un día un venezolano llevó al lugar una olla de fideos con salchichas para diez personas. “Tuvimos que partirnos dos cucharadas con un pedazo de pan entre 43 bolivianos; era muy tiste que pase esto y nuestra Presidenta (Jeanine Añez) se olvidó de nosotros; los chilenos nos dieron comida. Otro día nos dejaron un termo con café y tomamos a un sorbo y un pedazo de pan”. Dijo que los jóvenes que ahora comparten el albergue valoran cada gramo de arroz y azúcar.

Miles de bolivianos en Chile

El 7 de abril 25 bolivianos retornaron al país vía área de Chile. Once días después, 108 deportistas volvieron en avión de Ica Perú. El día 24, otros 35 compatriotas retornaron de Brasil en vuelo chárter y se encerraron. Todos se declararon en cuarentena en sus ciudades. El embajador de Bolivia en Colombia, Alfonso Gumucio, reportó que en ese país hay al menos 10 bolivianos que pretenden volver al país. “Están prácticamente en la calle, no tienen familia en Bolivia o cuyas familias no tienen recursos para ayudarlos”.

También puede leer: Los bolivianos en Iquique causan pelea entre autoridades chilenas

Según la canciller Karen Longaric hasta el sábado (2) se tenía tres mil compatriotas en Chile en cuarentena y otros esperando su turno para ingresar en aislamiento. Pero, prosiguió, “hoy (ayer) creo que ese número ha crecido”.

En 2019, en Chile había 30.943 bolivianos habilitados para emitir su voto en los comicios fallidos del 20 de octubre. Las ciudades con más bolivianos eran Santiago, Calama, Antofagasta e Iquique. Cuatro años antes eran 15.034, según el Órgano Electoral de entonces.

Bolivianos “ilustrados”

El historiador antofagastino Héctor Ardiles, autor de la frase “no podemos desconocer que parte de lo que hoy conocemos como Antofagasta, en algún momento fue boliviano”, dijo a Página Siete que en los últimos años la presencia de bolivianos en su país se puede describir desde dos miradas. “Tienen otro perfil, clase media ilustrada, no son personas campesinas (como en el pasado), son personas con cierto oficio los que migraron a cada región y a Antofagasta, contadores y otras profesiones”, dijo.

Explicó que en el norte chileno los bolivianos se dedican a los negocios y al trabajo en el área de servicios. Candelaria Gutiérrez dijo que antes de ingresar al albergue trabajaba en un domicilio haciendo limpieza en Antofagasta.

Ardiles afirmó que “en Antofagasta los bolivianos son comerciantes de tiendas, del mercado de abasto; son gran parte de los dueños de locales de verduras, de carne, de una serie de productos que se vende en los mercados”.

Pero, continuó, “los bolivianos en el centro (de Chile) cambian esa relación, se transforman en braceros, gente que presta su servicio al trabajo más precario”. Recordó que en “el Consulado (de Bolivia) se presentaron, en Santiago (Providencia), y eran personas que estaban en una situación muy precaria” y allí no hubo “ningún de tipo de sociabilidad, de otro grupo que pueda cobijarlos como en Antofagasta y en el norte (Iquique)”.

Ardiles afirmó que en su región “hay redes de bolivianos que se ayudan culturalmente”. Este aspecto fue destacado por el concejal de Antofagasta y sociólogo de profesión Camilo Kong. 

“En un ejemplo concreto, los bailes como tinkus, tobas, morenadas y diabladas se asocian y le dan sentido a muchas personas que habitan esta zona del país”.  Explicó que las “distintas expresiones culturales que forman parte del acervo del pueblo boliviano son compartidas por la población del norte de Chile”. A su juicio, “probablemente por historia en común, cercanía geográfica y redes sociales ya asentadas en este lugar, se han dado condiciones atractivas para la migración boliviana hacia Antofagasta”.

Bolivianos en Liceo A-7 piden insumos de limpieza y barbijos

Los 655 bolivianos que el jueves 30 de abril llegaron a Iquique, procedentes de Santiago, exigieron el miércoles a las autoridades bolivianas la dotación de insumos para la desinfección de los ambientes, además de barbijos y guantes para evitar el coronavirus que hasta el martes infectó a 38 de los miembros del grupo.

Página Siete se comunicó el miércoles con Verónica y Tatiana. Ambas dijeron que el grupo en general está preocupado porque los 38 infectados con el coronavirus fueron aislados en un aula, en el mismo centro educativo, pero comparten los únicos dos baños que hay en ese inmueble. El martes el rector de la Universidad Arturo Prat, Alberto Martínez, informó que acondicionaron uno de los ambientes de ese centro de educación superior para instalar a los infectados con el Covid-19.

El miércoles, la canciller Karen Longaric informó que suman 138 los bolivianos que dieron positivo en Iquique. “Hace pocos minutos he tenido una información bastante triste de un grupo de bolivianos, que para hacer cuarentena pasaron de Santiago hasta Iquique (...) y se han detectado 138 casos de coronavirus en ese grupo”, dijo, según reporte de ABI.

Ambas dijeron que los bolivianos están separados en grupos de 18 personas en 34 aulas. Reciben desayuno, almuerzo y cena en el día. El dato de los 38 infectados es hasta la noche del martes y el miércoles no fueron informados y es posible que ese número haya subido.

Las dos bolivianas dijeron que es urgente que las personas con el coronavirus sean llevadas a otro recinto por el riesgo de contagio que supone compartir los baños y por eso piden insumos de desinfección, además de material de bioseguridad.

Los 655 bolivianos que arribaron en 14 “buses sellados” en su mayoría son jóvenes y que realizaban trabajos de temporada en la cosecha de frutas y verduras en municipios después de la capital chilena.
 

 

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

Más de
21
14