Logran acuerdo para dar albergue a migrantes bolivianos en Chile

El convenio incluye que la cuarentena, que será supervisada por personal médico chileno, tendrá validez en Bolivia, donde ya no necesitarán ser retenidos en el campamento Tata Santiago.
viernes, 8 de mayo de 2020 · 18:05

Brújula Digital / La Paz

El cónsul general de Bolivia en Santiago logró un nuevo acuerdo para que alrededor de 250 bolivianos que acamparon la noche del jueves frente al consulado sean trasladados a la localidad de Melipilla, donde tendrán albergue y podrán realizar una cuarentena.

“Hemos conseguido que sean acogidos en un albergue en Melipilla y que hagan su cuarentena allí”, dijo a Brújula Digital el cónsul boliviano en Chile, Gonzalo Montenegro, vía telefónica.

Melipilla es una pequeña localidad cerca de Santiago que suele recibir a muchos migrantes bolivianos que van a trabajar como “temporeros” (temporales) en labores agrícolas.

La Cancillería boliviana dio las instrucciones para lograr el acuerdo con las autoridades chilenas.

Según Montenegro, el acuerdo incluye que esa cuarentena, que será supervisada por personal médico chileno, tendrá validez en Bolivia, donde ya no necesitarán ser detenidos en el campamento Tata Santiago, en el puesto fronterizo de Pisiga.

El cónsul coordinó acciones con entidades sin fines de lucro para lograr que estas personas fueran alimentadas y también transportadas a Melipilla. Si en 14 días no muestran síntomas de ser portadores de coronavirus, se dirigirán a la frontera con Bolivia.

“Los que ya pasan la cuarentena supervisada, pueden volver directamente a Bolivia”, dijo el cónsul. Contó que, en ese sentido, un grupo de 64 bolivianos pasó la frontera, acompañados de voluntarios jesuitas, en la localidad de Avaroa, en el departamento de Potosí.

La noche del jueves se produjo una crisis ocasionada por bolivianos que residen en Chile y que desean volver al país: cientos de ellos acamparon por la noche frente al consulado, algunos a la intemperie y otros en carpas.

Se trata de trabajadores “temporeros” de la zona central y sur chilena, es decir trabajadores agrícolas que llegan durante los meses de verano, entre diciembre y abril y que una vez que concluyen sus labores, retornan a Bolivia. El cierre de fronteras los ha dejado sin poder volver.

La semana pasada se produjo un primer conflicto por ese mismo motivo en Santiago, pero Montenegro llegó a un acuerdo con las autoridades chilenas para poder evacuar a estas personas y llevarlas a Iquique, donde podrían realizar una cuarentena antes de poder retornar a Bolivia.

En esa ciudad han recibido albergue y unos 90 de ellos fueron confirmados como portadores del virus y luego aislados.

Los residentes bolivianos no pueden hacer la cuarentena en el campamento Tata Santiago debido a que está repleto y no acepta más personas.

Como una manera para evitar la expansión del coronavirus, Bolivia ha cerrado sus fronteras, lo que ha impedido que los residentes en otros países puedan retornar. Cientos de ellos tuvieron serios problemas en Colchane, Chile, y otras localidades cercanas al territorio boliviano, ya que no tenían alimento ni acceso a agua.

Igual que la vez anterior, los vecinos del barrio de Providencia, donde se encuentra el Consulado, se organizaron para darles alimentos a los bolivianos, además de haber instalado dos baños químicos.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

17