Jóvenes profesionales recogen y sepultan cadáveres de fallecidos por el Covid

Crearon la Brigada Avei para ayudar a familias que carecen de recursos y encargarse de las exequias.
domingo, 14 de junio de 2020 · 15:18

Página Siete Digital / La Paz

Un grupo de jóvenes profesionales creó la Brigada Avei (Hasta Siempre) en la ciudad de Santa Cruz para recoger y enterrar los cuerpos de personas que fallecieron por coronavirus. Esta labor solidaria lo hace, en las ciudades de Santa Cruz, Trinidad y El Alto, para ayudar a familias que carecen de recursos y para encargarse de las exequias de los cadáveres de las personas sin familia. Cada semana sepultan entre 12 y 13 cuerpos.

Luis Fernando Ortiz (38), que dirige Avei - Santa Cruz, se levanta temprano y se pone su traje de bioseguridad. Suena su teléfono, es una llamada de la morgue del hospital, ha muerto una persona con Covid-19 y hay que recoger el cuerpo para enterrarlo. La familia no tiene recursos.

Ortiz, formado en la Universidad de Harvad (EEUU), y actual candidato a senador de Comunidad Ciudadana (CC) por Santa Cruz, llama a sus compañeros –otros jóvenes becarios– y montados en una camioneta van a la morgue a recoger el cuerpo para darle una sepultura.

El colapso de las funerarias, en algunos casos, o la falta de recursos, en otros, despiertan la creatividad de los voluntarios. Su habilidad ha convertido a unos cartones blancos en ataúdes que en la parte superior llevan pegados una cruz. Las familias pobres de los municipios cruceños y otras dos ciudades los reciben como donación, según un boletín de Comunidad Ciudadana.

Los jóvenes han buscado sitios para enterrar a los muertos. Las excavadoras trabajan horas extras para satisfacer la demanda de nuevas tumbas. “Por la normativa, nosotros no atendemos directamente a las familias, sino a través de las instituciones como la morgue que nos llama cuando hay casos en los que podemos actuar”, explicó Ortiz, quien dijo que tiene familiares y amigos que se han contagiado.

Por semana recogen entre 10 a 13 muertos, pero temen que en los próximos días la cantidad aumente debido a las proyecciones de las autoridades de salud dan cuenta que habrá más casos. Hasta el sábado se reportaron 585 fallecidos en Bolivia, el 50% ocurrió en los últimos 15 días.  Santa Cruz tiene 270 decesos, el 48% de todo el país, sigue el Beni con 148 y La Paz con 75.

La información oficial no reporta la situación de los fallecidos, aunque algunos vecinos de algunos cementerios se oponen a que ingresen cadáveres de personas muertas por Covid-19. “Si esto no ocurre, mejor; pero hay que estar preparados”, aseguró Ortiz, mientras los empleados de la morgue ponen el cuerpo de un difunto en la camioneta habilitada para esta tarea.

Todos los días Ortiz, como otros responsables en las ciudades de Trinidad y El Alto, donde están distribuidos los más de 50 voluntarios, está atento al llamado del Sedes, de la Policía y de los responsables de la morgue para prestar su apoyo logístico cuando ocurre una muerte en un hospital o alguna parte de la ciudad, añade el boletín.

Ortiz, economista de profesión, con maestría en Administración de Empresas en la Universidad de Boston y Políticas Públicas en la de Harvard, dijo que está orgulloso de prestar el servicio a la gente de pocos recursos, porque es una forma de aportar al país en momentos difíciles.

“El fin es traer algo de paz y tranquilidad a las familias en una situación como la que estamos viviendo, donde algunas no tienen recursos ni para llenar el estómago, peor para darle una sepultura digna a un familiar fallecido”, dice al comentar que el trabajo no siempre es fácil, porque los voluntarios tienen que atravesar por una serie de dificultades para dar descanso eterno a una víctima de la pandemia.

Ortiz cuenta como anécdota que, un día “hicieron pasear dos cuerpos” por toda la ciudad de Santa Cruz porque cuando estaban por llegar a un camposanto municipal fueron bloqueados por un grupo de vecinos que temían ser contagiados por lo que tuvieron que volver a la morgue, de donde horas antes habían recogido al difunto.

“Tuvimos que retornar inmediatamente a la morgue con los cuerpos, la gente encargada de la manipulación –siguiendo los protocolos– los depositó en las cámaras de frío, hasta que nos dieron autorización para su entierro en otro cementerio”, relató.

El grupo está integrado por becarios de Tu Beca Bolivia –una organización que brinda a jóvenes bolivianos la posibilidad de obtener becas en prestigiosas universidades del exterior– quienes ayudan en algunos casos con la compra de un féretro en otros con su construcción, en la coordinación con los cementerios o las funerarias y con el traslado de los cuerpos.

“Tenemos que seguir trabajando en esto porque estamos en un momento crítico, sin duda, será más problemático en las próximas semanas”, estimó Ortiz al comentar que ayudan a las familias que no pueden hacerse cargo del traslado del cuerpo o las víctimas que no tienen quién se hará cargo de ellas.

“Creemos que esta intervención dará paz a las familias dolientes y vecinos afectados, y subirá la moral de la población ante un eventual escenario crítico”, dijo Ortiz al explicar que la Brigadas Avei es una palabra en guaraní que en español significa “Brigadas Hasta Siempre”.

El joven dijo que las brigadas en las tres ciudades –Santa Cruz, Trinidad y El Alto– trabajan en tres áreas; la primera, ayudando en la coordinación institucional, porque en una situación de crisis lo que prima es el caos, la duda y el miedo, pues la gente no sabe dónde llamar y las autoridades desconocen hasta dónde son sus competencias; segunda, apoyando con la dotación de equipos y materiales de bioseguridad a quienes intervienen en las operaciones de rescate de cadáveres; y, la tercera, dando apoyo logístico para el traslado de los cuerpos hacia los cementerios, añade el boletín.

“Hemos tomado contacto con los responsables de las instituciones que tienen que ver en el control del Covid-19 para ayudar a organizar un sistema que sea capaz de responder a un escenario de crisis”, dijo al recordar que lograron conseguir apoyo internacional para dotar de equipos de bioseguridad a los policías, forenses y a los voluntarios de la brigada que se encuentran en la primera línea de riesgo de contagio.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

49