Médicos inician protestas y trabajan con insumos donados por caridad

Trabajadores del Hospital del Norte, en El Alto, contaron que reciben alimentación gracias a la donación de vecinos. En Cochabamba, los salubristas fabrican sus trajes con bolsas y cinta de embalaje.
miércoles, 17 de junio de 2020 · 00:04

Verónica Zapana S.  / La Paz

Médicos y trabajadores del sistema de salud público del eje del país denuncian que durante la presencia de la pandemia de Covid-19  recibieron escasos Equipos de Protección Personal (EPP) e indicaron que luchan contra esta enfermedad con equipos donados “por caridad” o con insumos elaborados con bolsas de basura por ellos mismos. Ante esta situación, los profesionales de salud comenzaron protestas y amenazan con bloqueos.

“Así es mi bioseguridad,  nada”, dijo el secretario ejecutivo del Sindicato de Ramas Médicas de Salud (Sirmes)  Fernando Romero, mientras protestaba ayer semidesnudo en la puerta de BOL-110, donde se realizaba la reunión del Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED). “Estoy indefenso. Estoy desnudo frente al coronavirus”, agregó. A unos pasos, sus colegas gritaban: “¡No queremos morir, no queremos morir!”.

La protesta fue realizada por los médicos y trabajadores de salud para exigir a las  autoridades nacionales y departamentales la entrega de implementos de protección. “No es posible que el Gobierno no nos haya dado insumos de bioseguridad. Muchos no tenemos esos vestuarios y tenemos que improvisar trajes con bolsas, telas y otros. Las autoridades deberían garantizarnos esos implementos de trabajo”, dijo Romero.

El dirigente del Sirmes explicó que la carencia de insumos provocó que los hospitales denominados verdes -que no están destinados para atender a los pacientes con Covid-19-  registren en sus filas a médicos y enfermeras que dieron positivo al virus. Tal es el caso de cuatro de los nosocomios del Complejo Hospitalario de Miraflores.

El martes, Página Siete informó que cuatro de los ocho nosocomios del complejo de Miraflores registraron casos de Covid-19.  Se trata del Hospital de Clínicas, el Instituto Gastroenterológico, el de la Mujer y el Tórax. Este último se cerró desde el lunes porque reportó un brote del virus en el personal de salud. Siete médicos y una enfermera dieron positivo a la enfermedad.

El jefe de Epidemiología del Hospital del Tórax  José Zambrana aseguró que el nosocomio no recibió equipos de bioseguridad de ninguna autoridad y reveló que recibieron donaciones de insumos de sus colegas de México y Estados Unidos.

Zambrana recordó que la  semana pasada se cerró la sala de Terapia Intensiva del Hospital Holandés porque un paciente  con Covid-19 se internó sin conocer su patología  y contagió el virus al menos a seis trabajadores de salud,  entre médicos y funcionarios ediles.

“Es nuestra realidad”, indicó Romero, quien además denunció que hasta el momento 120 trabajadores de salud se contagiaron el virus. “La culpable es la Ministra de Salud y la Presidenta que irresponsablemente han hecho campaña electoral y se olvidaron de la salud de La Paz”, sostuvo.

En La Paz también protestaron ayer los trabajadores del sistema de salud público.  Según el ejecutivo del sector  Édgar Cabrera, estos funcionarios son los más olvidados. “Somos los más abandonados. Cuando llegan las donaciones, primero se entregan a los doctores, pero qué pasa con nosotros, también nos exponemos al virus”, dijo.

En la ciudad de El Alto, los trabajadores del Hospital del Norte -establecimiento de  referencia para Covid-19- también protestaron ayer en reclamo de insumos de bioseguridad y por la muerte de uno de sus compañeros. “Las autoridades se comprometieron a dotarnos de equipos de bioseguridad y sólo recibimos donaciones de diferentes instituciones y hasta familias particulares. Gracias a ellos estamos sobreviviendo”, dijo Carla Poma, secretaria general de los trabajadores del nosocomio.

La funcionaria explicó que se sospecha que uno de sus colegas, un camillero, murió por el virus. “Estamos esperando los resultados para conocer si falleció por Covid-19”, agregó. 

Poma sostuvo que desde el jueves ya se suspendió la entrega de alimentación. “Ahora hasta la comida nos vienen a donar. Ya es el colmo”, dijo molesta. Indicó que no se sabe hasta cuándo recibirán “esa caridad”. “Quién se encargará de nuestra alimentación después”, se preguntó.

Huelga de hambre 

En Santa Cruz, la situación es similar. El presidente del Colegio Médico de la capital cruceña  Wilfredo Anzoátegui contó que los médicos también carecen de insumos de bioseguridad. “Hemos solicitado en reiteradas oportunidades, pero lastimosamente no hay, son escasos en el mercado”, sostuvo. Indicó que también requieren material para tomar muestras. “Necesitamos también hisopos y reactivos para pruebas”, explicó. 

Ante la desesperación de contar con esos insumos, los trabajadores de salud del Hospital San Juan de Dios de la capital cruceña ingresaron en huelga de hambre desde el pasado lunes. El ejecutivo Roberth Hurtado  aseguró que su sector está en un abandono total. “Ya fallecieron nueve enfermeras”, dijo.

La crisis por la falta de insumos de bioseguridad  también se registra en Cochabamba. Los médicos y las enfermeras del Hospital Solomón Klein indicaron que se sienten olvidados. En este establecimiento   los galenos improvisaron sus trajes con bolsas de basura y cintas de embalaje para atender a los pacientes.

“No contamos con barbijos ni mamelucos y necesitamos protegernos, Por eso vemos la forma de cuidarnos entre nosotros”, dijo uno de los médicos, según la red ATB.  Ante esa situación,  diferentes instituciones y la Cámara de Comercio realizan la campaña “Televida” para proteger a médicos y salubristas de hospitales que atienden casos de Covid-19 de Cochabamba: el Viedma, del Sur y el Solomón Klein.
 

 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causando la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

Más de
3
5