Bolivia trae Dexametasona de 7 países, la OMS pide cuidado

Se recomienda el uso de esta medicina económica en pacientes críticos y con supervisión médica. “No es un tratamiento en sí mismo”, advirtió la OMS.
jueves, 18 de junio de 2020 · 00:04

Página Siete  / Agencias

Bolivia importó Dexametasona por un valor de 67.987 dólares  en 2019 y la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que este esteroide sólo debe utilizarse en pacientes críticos, no como fármaco para prevenir el contagio del coronavirus.

 Datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), elaborados por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), revelan que Bolivia compra este fármaco de  China, India, Estados Unidos (EEUU), Brasil, Alemania, España y Perú.

Las compras han ido en ascenso desde 2015, salvo en 2018, cuando disminuyeron (ver gráfica), mientras que en los primeros cuatro meses del año se reporta un valor de 5.836 dólares y se importó desde India, China y Brasil.

“Es especialmente importante subrayar que la (Dexametasona) hay que usarla con supervisión médica, no es un fármaco para casos leves ni puede tener uso profiláctico, es un antiinflamatorio muy potente”, aclaró  el director ejecutivo de la OMS para Emergencias Sanitarias, Mike Ryan, según reportó EFE.

El experto explicó que la medicina facilita el acceso al oxígeno del paciente ventilado o intubado, “pero no es un tratamiento en sí mismo”, y advirtió de que “los esteroides pueden facilitar la reproducción de virus en el organismo humano”, por lo que podría estar contraindicado en casos leves de Covid-19.

Ryan subrayó que el descubrimiento es “un gran paso adelante, pero se necesitan más en esta lucha”, y destacó que deben recopilarse datos más completos antes de emitir guías a los distintos países miembros de la OMS a la hora de usar de forma generalizada este tratamiento. “No es el momento de correr y cambiar las prácticas clínicas de forma apresurada”, aseguró, y recalcó que tienen que continuar las investigaciones para determinar las dosis adecuadas y garantizar que los distintos países estén abastecidos de este fármaco en caso de generalizarse su uso.

La Universidad de Oxford publicó el martes estudios en los que se indica que la Dexametasona ha reducido en hasta un tercio la mortalidad de pacientes intubados con respiradores y en un quinto la de los que necesitaron oxígeno. 

La medicina se ha utilizado desde la década de 1960 para reducir la inflamación en diversas enfermedades, incluyendo en pacientes con cáncer, y desde 1977 se encuentra en la lista de medicinas esenciales de la OMS, por lo que no está sujeta a patente y por ello está disponible con facilidad en todo el mundo.

La Dexametasona “ya está siendo utilizada a gran escala” en hospitales en Francia, indicó la infectóloga Karine Lacombe. “La Dexametasona es un miembro de la familia de los corticoides. (...) En Francia, los corticoesteroides se administraron muy rápidamente en los pacientes que tenían Covid-19 porque reduce la inflamación en los pulmones”, dijo la jefa del departamento de enfermedades infecciosas del Hospital de Saint-Antoine a la radio France Inter.

Se trata de un esteroide recetado a menudo para tratar reacciones alérgicas, asma y artritis reumática debido a su potente efecto antiinflamatorio. “Sabemos que es un tratamiento que funciona, lo hemos usado a gran escala”, añadió, según AFP.

La medicina  es un viejo conocido del mundo del deporte, al tratarse de una sustancia prohibida por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

 La AMA, que divide las sustancias y métodos de dopaje entre los “prohibidos siempre”, los “prohibidos en competición” y otros, incluye la Dexametasona en el segundo de esos grupos. No se pueden consumir en periodo de competición ni estimulantes (anfetaminas, cocaína...), ni narcóticos (morfina, metadona...), ni canabinoides (hachís, marihuana...), ni glucocorticoides, entre los que la AMA menciona expresamente la Dexametasona, la Cortisona o la Hidrocortisona.

 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

Más de
4
3