Muere un esse ejja con Covid e indígenas reclaman atención del Gobierno

Las comunidades indígenas dicen que ya no cuentan con recursos económicos para la compra de medicamentos ni de alimentos.
viernes, 26 de junio de 2020 · 18:46

Página Siete Digital

El capitán grande del pueblo Tacana, Orlando Queteguari, confirmó este viernes el fallecimiento de Antenor Monje, de 75 años, integrante del pueblo indígena Esse Ejja ubicado en el departamento de Pando. El líder indígena denunció desatención y demandó acciones por parte del Gobierno.

“Como capitán grande de la Nación Tacana, informar que estamos sufriendo y lamento el deceso por Covid-19 de un indígena del departamento de Pando, que es de la nación Esse Ejja. Si el Gobierno nacional no pone sus buenos oficios, nos veremos obligados a convocar a nuestra gente para determinar acciones”, informó Queteguari, a través de redes sociales.

El esse ejja falleció la noche del jueves, en Riberalta. Era natural de la comunidad Las Amalias, del municipio de Ingavi en la provincia Manuripi del departamento de Pando. Según Queteguari, el hombre se había contagiado de coronavirus.

El líder indígena indicó que los integrantes del Territorio Multiétnico II Esse Ejja-Tacana-Cavineño tienen una “preocupación grande”, debido a que ya hay casos positivos en sus zonas y no cuentan con la atención de las autoridades.

“Como indígenas, hemos cumplido la cuarentena, hemos cumplido el encapsulamiento, disciplinadamente, pero si ahora el Gobierno nacional no ve que la enfermedad está llegando a nuestros pueblos indígenas y no pone sus buenos oficios, determinaremos medidas y lo responsabilizaremos de cada deceso que haya”, insistió.

Queteguari, dijo que los pueblos indígenas “no son inmunes” frente a la enfermedad, por lo que piden atención sanitaria y alimentaria, principalmente, “somos personas que también tenemos derecho a la salud, a la educación y a la soberanía alimentaria”.

Los pueblos indígenas contagiados

El Ministerio de Salud no ofrece los datos de contagio y personas sospechosas de estar contagiadas con el coronavirus en tierras bajas. Por eso es que el Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (Cejis) hizo un conteo con base en los reportes de las mismas comunidades y de la Red Indígena de Salud, además de datos de los servicios departamentales de salud de siete departamentos donde habitan. 

La más reciente actualización indica que en Lomerío se registraron 27 casos, en el pueblo yuqui, 20; en el guarayo, 14; yuracaré, siete; cayubaba, cinco, y cuatro en el pueblo charagua iyambae.

De estos seis pueblos, sólo los yuquis accedieron a más pruebas de laboratorio para conocer el verdadero número de casos confirmados. Sus autoridades lograron que el sábado se tomen 30 muestras, cuyos resultados aún no se conocen. Los yuquis tienen 344 integrantes y 149 familias.

También puede leer: Indígenas temen desaparecer si el coronavirus los alcanza

Pronunciamientos

El Cejis envió este jueves al relator especial de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, un informe en el que da cuenta del estado de abandono y vulnerabilidad en el que se encuentran los pueblos indígenas de las tierras bajas de Bolivia, ante la presencia de la pandemia del coronavirus.

En el informe, el Cejis describe que las acciones que se asumieron desde el Estado para afrontar la pandemia dejaron al margen el catálogo de derechos que tienen garantizados los pueblos indígenas en la Constitución Política del Estado y la normativa internacional, lo cual los pone ante la amenaza de un etnocidio, en especial aquellos pueblos que están en situación de alta vulnerabilidad.

Sobre esa situación, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió la semana pasada al Gobierno atender las necesidades de los pueblos indígenas, en particular del pueblo Yuqui ubicado en el trópico de Cochabamba, donde se reportan 20 casos entre las 300 personas que lo conforman.

Asimismo, la Intergovernmental Commission on Human Rights (Aichr) observó una falta de asistencia médica y alimentaria por parte del Gobierno para que el pueblo indígena pueda enfrentar la pandemia.

La Defensoría del Pueblo también dio a conocer al relator especial de las Naciones Unidas, la omisión del Estado para establecer medidas diferenciadas para la protección de esta población frente a la enfermedad.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

Valorar noticia