Por casos de Covid-19, el hospital de la Mujer suspende la atención externa

Este espacio tiene cuatro positivos y 16 sospechosos. Por la cuarentena dos establecimientos de segundo nivel suspendieron la atención a sus pacientes y todas son derivadas a este nosocomio de tercer nivel.
sábado, 27 de junio de 2020 · 00:06

Verónica Zapana S.  / La Paz

El Hospital de la Mujer es el quinto establecimiento de salud del Complejo Hospitalario de Miraflores en reportar casos confirmados de Covid-19. Ante esta situación, la consulta externa se cerrará desde el siguiente lunes.  Pero no es el único problema por el que atraviesa el nosocomio ya que desde hace tres días las 45 incubadoras para bebés prematuros están llenas y sólo tienen ocho camas para pacientes que requieren internación.

“Tuvimos una reunión con el Comité Técnico Administrativo y resulta que desde el 1 de junio hasta la fecha, fuimos sobrepasados por la gente y por eso hemos tenido a cuatro compañeros positivos y 16 de contacto entre médicos, administrativos y enfermeras. Ahora todos ellos están aislados”, contó el director del Hospital de la Mujer, Yuri Pérez.

El médico indicó que además existe otro grupo de profesionales de salud que por ser de la tercera edad, estar en proceso de gestación o por tener una enfermedad de base se acogieron a la ley, entonces no están acudiendo al trabajo. “Por eso es que el personal del hospital es mermado”, sostuvo. 

“Con esa reducción del personal ya no podemos atender a la población como antes. Por eso nos vemos obligados a cerrar consulta externa a partir del lunes  hasta nuevo aviso”, indicó Pérez. Explicó que la unidad de emergencias seguirá atendiendo con normalidad y se reforzará al personal.

El hospital de la Mujer es el sexto establecimiento de los ocho establecimientos del Complejo miraflorino que decide suspender las atenciones externas.  El primero que cerró sus puertas fue el Instituto Nacional del Tórax porque 12 trabajadores de salud dieron positivo y aún hay otro grupo que está en cuarentena.

Hasta el  jueves, en el hospital aún permanecían seis pacientes internados: tres de ellos con Covid-19 y otros tres que eran negativos. Los tres primeros, según el director del nosocomio, Édgar Pozo, ya fueron transferido a otros hospitales.

El jefe de Epidemiología de este nosocomio, José Zambrana, relató que se requiere que los tres pacientes sean transferidos para realizar una desinfección de alta gama y de punta a punta en este establecimiento.

El segundo nosocomio que suspendió consulta externa fue el Instituto Gastroenterológico, donde se reportaron casos positivos. El tercero fue el Hospital de Clínicas, donde cuentan con cuatro casos positivos y más de 40 sospechosos.

“En las últimas horas de ayer nos indicaron que cuatro trabajadores fueron positivo. Esperemos que no sean más”, dijo el director del Hospital de Clínicas, Oscar Romero. Explicó que ahora se realiza una reingeniería entre el personal para reabrir las puertas de consulta externa.

El cuarto establecimiento que suspendió la atención externa fue el Hospital del Niño porque hace dos semanas una niña y mamá llegaron con un certificado médico que indicaba negativo para coronavirus. Pero luego de una prueba, ambos pacientes dieron positivo.

Los únicos establecimientos que atienden consultas externas son el Instituto Nacional de Oftalmología y el Instituto Nacional de Medicina Nuclear.

De acuerdo con el director del hospital de la Mujer, la reducción de personal y el ingreso del virus al nosocomio no son las únicas razones para adoptar la decisión de cerrar la consulta externa, sino también “el colapso” por el que atraviesa la sala de neonatología y las pocas camas que quedan para internar a las pacientes.

“Desde hace tres  días nuestras 45 incubadoras están llenas. No tenemos más espacio. Lastimosamente si es que llegaría alguna paciente la tendríamos que derivar a otro nosocomio”, sostuvo Pérez.

El galeno preocupado aseguró que por  ahora no saben qué hacer porque cada semana por lo menos tres niños requieren de este tipo de camas. “A las incubadoras ingresan bebés prematuros, de bajo peso y extremo bajo peso que hay en el hospital”, sostuvo.

Pérez aseguró que por esa razón están conversando con la Red de Servicios para ver cómo derivar a esos pacientes. “Lastimosamente los bebés que ingresan a incubadora deben estar entre tres a cuatro semanas internados, se quedan hasta ganar peso, incluso más tiempo”, sostuvo. 

El médico añadió que las camas 56 camas de obstetricia y 36 de ginecología están a punto de ser rebasadas. “Del total sólo tenemos ocho camas libres”, dijo. Explicó que el colapso del nosocomio se registró porque  antes de la cuarentena y pandemia los hospitales de La Portada  y de Cotahuma  atendían partos y cesáreas, pero ahora ya no reciben a esas pacientes y todas son derivadas al Hospital de la Mujer, como centro de referencia. “Ahora nos estamos quedando sin espacio”, dijo e indicó que ahora deben optar por trasladar a las pacientes a los nosocomios privados que tengan convenios con las autoridades de salud.
 

 

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

Más de