Estudio señala que capitales son más vulnerables a Covid-19

Riberalta es el municipio más frágil frente al coronavirus por servicios básicos deficientes, por la desnutrición, obesidad, dengue, malaria y VIH.
lunes, 29 de junio de 2020 · 00:04

Yolanda Mamani Cayo / La Paz

Un estudio del Centro Latinoamericano de Políticas Sociales de la Universidad Católica de Chile (Clapes-UC) identifica a las nueve ciudades capitales de Bolivia, además de El Alto, como las que presentan los más elevados índices de vulnerabilidad por el coronavirus. Junto a éstas están por lo menos 10 municipios intermedios con alto riesgo en los departamentos de Santa Cruz, Beni y La Paz.

También dice que en los municipios rurales con población reducida y con baja incidencia, el retorno será paulatino a la normalidad pero bajo estrictas medidas de bioseguridad.

Los expertos del Clapes-UC que realizaron el estudio son José Acuña, Lykke E. Andersen y el economista boliviano Luis Gonzales, quienes basaron su estudio en una “evidencia empírica internacional” sobre casos de Covid observados en otros países en especial en Estados Unidos y Corea del Sur.

Los resultados del estudio identifican a ocho ciudades capitales con un índice de rango de vulnerabilidad de 0 a 100, donde 100 representa el puntaje máximo de vulnerabilidad. Además, se toma en cuenta la ubicación geográfica y el impacto que la Covid-19 puede tener por las características de cada región. 

“Si el virus llega a una región escasamente poblada con personas jóvenes, sanas y bien informadas que practican una buena higiene, el virus se propagará lentamente. Sin embargo, si el virus llegase a un área densamente poblada con personas desnutridas y frágiles, que ya padecen de otras enfermedades y que no tienen acceso adecuado a agua potable, y un sistema de saneamiento, los impactos podrían ser devastadores”, dice el estudio.

El boliviano Luis Gonzales, uno de los que hizo el estudio.

En ese escenario, Trinidad (Beni), está en primer lugar de vulnerabilidad con un 60,2%, seguido de Santa Cruz de la Sierra con un riesgo del 56%. La ciudad de Cobija (Pando) ocupa el tercer lugar de vulnerabilidad con 51,8%. En un punto más abajo está la ciudad de Cochabamba con 50,4% de riesgo.

Varias décimas después, se sitúa la ciudad de La Paz con 49,9% de índice de vulnerabilidad. Oruro ocupa el sexto lugar con 47% seguido de la ciudad de El Alto con 46,4% de riesgo. En octavo lugar está la ciudad de Sucre (Chuquisaca) con 45,1%. Estas ocho ciudades se encuentran en el decil más alto de puntales que son mayores a 43,57%

En tanto que las ciudades de Tarija que registra el 42,5% y Potosí con 42,1% son también consideradas los más vulnerables.

“Un 60% de los municipios que están en el decil más alto de vulnerabilidad son centros urbanos grandes. Sin embargo, se debe prestar atención al restante 40% de este grupo de municipios, que si bien no necesariamente son completamente rurales, tienen la característica de presentar menor capacidad de respuesta sobre todo con respecto a infraestructura en salud”.

Entre los 10  municipios con un índice de vulnerabilidad alto están cuatro municipios de Beni: Riberalta 60,2%, Guayaramerín 51,2%, Rurrenabaque 49,4% y San Borja 48,6%. Cinco municipios de Santa Cruz: Montero 56,4%, San Carlos 50%, Ascensión de Guarayos 49,8%, Yapacaní 49,4% y Warnes con 48,8%. El municipio de Caranavi en La Paz también está entre los diez con 48% de índice de vulnerabilidad.

En el caso de Riberalta, el estudio recomienda que “deben prepararse para un impacto de Covid-19 en el caso de fallar su aislamiento”. 

Uno de los factores que hacen a Riberalta el más vulnerable es que “tiene una  cobertura muy baja de agua y saneamiento, y altos niveles de obesidad, desnutrición, dengue, malaria, tuberculosis y VIH”.

Se recomienda tomar atención a los municipios con bajos índices de vulnerabilidad donde “las autoridades subnacionales  podrían viabilizar un levantamiento de la cuarentena de forma gradual, priorizando las medidas sanitarias adecuadas”. 

El estudio de la Clapes-UC dice que un confinamiento total y uniforme resulta ineficiente debido a las grandes variaciones geográficas, demográficas y sectoriales del riesgo de Covid-19. También es muy perjudicial para la salud mental, física y económica de las personas y claramente insostenible.
 

Sugieren dejar el virus “atraviese” a la población hasta 2022

El estudio de la Clapes-UC  afirma que la única forma de superar la pandemia, después de casi 100 días de cuarentena entre rígida y dinámica, es dejar que el virus “atraviese” a la mayoría de la población de “forma controlada” los próximos 12 a 24 meses, es decir, hasta junio de 2022.

“Dado que es muy poco probable que una vacuna esté disponible a escala mundial antes de finales del próximo año en el mejor de los casos y dado que hemos fallado en erradicar el virus incluso después de más de 50 días del confinamiento más estricto que podría aplicarse en Bolivia, la única opción restante para superar esta pandemia es dejar que el virus atraviese a la mayoría de la población de forma controlada durante los próximos 12 a 24 meses”, dice parte de las conclusiones de los expertos.

Un paciente sale del hospital tras vencer el coronavirus.
Foto:AMN

En ese marco, afirman que no es aconsejable un confinamiento total y que   resulta deficiente, no sólo por las diferencias geográficas, demográficas y sectoriales sino también porque es muy perjudicial para la salud mental, física y económica de las personas y claramente insostenible.

Un punto es el que no se debe tener ningún tipo de concesión es en las medidas de bioseguridad. “Si levantamos todas las medidas de precaución, las tasas de infección se dispararán y terminaremos con muchas más muertes diarias de las que podemos manejar física y psicológicamente”, dicen los expertos.

También sugieren realizar una reapertura de las actividades cotidianas de forma gradual comenzando por las regiones con el riesgo más bajo. “Se debe considerar como opción el levantamiento de la cuarentena general y cambiar la medida por políticas de confinamiento territorialmente focalizadas”.

Según los resultados del estudio, el 60% de los municipios pertenecientes a los niveles más altos de vulnerabilidad son los más grandes entre ciudades capitales y municipios altamente poblados. El 22 de marzo, Bolivia ingresó en cuarentena por Covid-19,  el 10 de marzo llegaron los dos primeros dos casos. 
 

 

 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causando la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

Más de