NNUU ayudará en el fortalecimiento y la habilitación de centros de recuperación

Llevará a cabo el plan con sus organismos: la OPS/OMS, el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) y Unicef.
lunes, 29 de junio de 2020 · 20:59

Página Siete Digital

El Sistema de las Naciones Unidas en Bolivia, a través de la Oficina de la Coordinación Residente y tres de sus organismos: la Organización Panamericana de la Salud y Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ejecutará fondos otorgados por el Banco Mundial para acompañar al Ministerio de Salud en el fortalecimiento y la habilitación de nuevos centros de recuperación para la atención de pacientes positivos leves.

“Estos centros son parte de la estrategia de respuesta nacional a la pandemia y complementan la estrategia de vigilancia comunitaria con brigadas médicas que recorren las comunidades con el objetivo de detectar casos positivos”, se lee en un comunicado del organismo internacional.

Los tres organismos que llevan a cabo el plan tienen un rol específico para colaborar en Bolivia, la OPS/OMS será la agencia especializada de apoyo técnico integral al Gobierno para determinar los protocolos de actuación en los centros de recuperación, capacitar al personal y apoyar en acciones de comunicación de riesgo.

El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) proveerá alimentos basados en raciones nutricionales estándar, menaje e insumos de cocina velando por la inocuidad y asegurando la alimentación y nutrición adecuada de las personas afectadas.

Y Unicef velará para que niños, niñas y adolescentes enfermos por Covid-19 reciban protección y atención de salud oportuna y proveerá suministros para asegurar las medidas de higiene, saneamiento y lavado de manos para la prevención de la pandemia.

Esta ayuda llegó a Bolivia gracias al apoyo de  1,5 millones de dólares del Pandemic Emergency Financing Facility (PEF) del Banco Mundial, que fue diseñado como una fuente adicional de financiamiento global para ayudar a los países a enfrentar brotes epidémicos de gran escala.

“En el caso de Bolivia, los fondos del PEF —administrados por el Sistema de Naciones Unidas— apoyarán el funcionamiento de centros de recuperación para aislar y cortar la cadena de transmisión del virus, capacitar a los trabajadores de salud y mantener la prestación de servicios esenciales de salud a personas afectadas por Covid-19, prestando especial atención a las áreas con las poblaciones más vulnerables, particularmente mujeres, personas de la tercera edad, niñas, niños y adolescentes (NNA), entre otros”, según el informe de NNUU.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

Valorar noticia