China aplica vacunas a militares en la última fase de ensayos

La biofarmacéutica CanSino Biologics vacunará con su producto al personal del Ejército, mientras que Sinopharm realiza pruebas en Emiratos Árabes.
martes, 30 de junio de 2020 · 00:05

EFE/ Pekín

 China aprobó  el uso interno en el Ejército de la nueva vacuna de coronavirus desarrollada por el Instituto Científico Militar y la compañía biofarmacéutica china CanSino Biologics. Otra vacuna de la farmacéutica estatal china Sinopharm está en la fase III, la última antes de su venta.

La compañía, con sede en la ciudad nororiental de Tianjin, indicó que su nueva vacuna recombinante de coronavirus (vector de adenovirus Ad5-nCoV) fue aprobada por el Ejército el pasado 25 de junio para “uso por los militares” en el marco de las “medicinas para necesidades especiales”, según los medios locales.

La empresa informó de que los ensayos clínicos de Fase I y Fase de II de la vacuna se llevaron a cabo en China y que la fase II se completó el pasado 11 de junio. Además, señaló que las pruebas confirmaron la “buena seguridad de la vacuna” así como su “alta inmunidad” y un adecuado nivel de respuesta inmune celular. ”Los resultados continuos de las pruebas muestran que la vacuna Ad5-nCoV tiene el potencial de prevenir enfermedades causadas por el SARS-CoV-2”, aseguró CanSino Biologics, citada por el portal de noticias Finance Sina.

El uso de la vacuna ha sido aprobado únicamente para su “uso interno en el Ejército” y su alcance “no puede ampliarse” sin la aprobación del departamento de Apoyo Logístico de la Comisión Militar Central.

Hace cinco días la Academia de Ciencias Militares dijo que los científicos chinos habían “logrado un gran avance en el estudio de los nuevos anticuerpos contra el coronavirus”. 

Un equipo dirigido por Chen Wei, investigador de la Academia, descubrió el primer anticuerpo monoclonal neutralizante altamente eficiente y los resultados de ese estudio fueron publicados por la revista “Science” el pasado 22 de junio.

La vacuna recombinante de vector de adenovirus desarrollada por el equipo de Chen había sido la primera del mundo en entrar en la fase II de ensayos clínicos, según el portal de noticias privado Caixin. Sin embargo, todavía no se han publicado los resultados completos de los ensayos de la fase II.

CanSino Biologics desarrolló junto a la Academia Militar de Ciencias china una vacuna contra el virus del Ébola que obtuvo una licencia provisional en 2017. Sin embargo, al prácticamente concluir la epidemia del ébola, la vacuna no alcanzó la fase III de ensayos clínicos y permaneció como reserva de emergencia.

El 24 de junio la farmacéutica estatal china Sinopharm anunció que comenzaba la fase III de las pruebas clínicas en Emiratos Árabes Unidos de una posible vacuna, desarrollada conjuntamente con el Instituto de Productos Biológicos y Virología de Wuhan y la Academia China de Ciencias.

Habitualmente, el período para que una vacuna pueda estar disponible para su uso a nivel masivo es de al menos entre 12 y 18 meses, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque China ha acelerado los procesos debido a la emergencia sanitaria mundial y ha permitido que se lleven a cabo al mismo tiempo algunos estudios en la primera y segunda fase.

 Pruebas en varios países

Las vacunas que se desarrollan en laboratorios  en el mundo se prueban ya en varios países. 

  La vacuna desarrollada en la Universidad de  Oxford se aplica en Sudáfrica y Brasil, cuyo Gobierno  anunció este sábado un acuerdo que le permitirá adquirir 100 millones de dosis.

La biotecnológica Moderna de Estados Unidos (EEUU) anunció  que en julio comenzaría la tercera fase, y final, de su vacuna contra la Covid-19 en la que participarán unas 30.000 personas.

Sanofi de Francia y CureVaca están en fase de pruebas al igual que Rusia.

Una misión de la OMS investigará el origen del virus en China

La Organización Mundial de la Salud (OMS) enviará un equipo a China la semana próxima en el marco de la investigación sobre el origen del coronavirus en ese país.

La agencia especializada de la ONU llevaba presionando a China desde principios de mayo para que invitara a sus expertos a investigar el origen animal del nuevo coronavirus. “Conocer el origen del virus es muy muy importante”, dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus en conferencia virtual.

  “Podemos combatir mejor el virus si conocemos todo acerca de él, incluido su origen”, agregó la autoridad, antes de anunciar que “enviaremos un equipo la próxima semana a China para preparar lo que esperamos que nos lleve a entender cómo empezó el virus”.

 Los científicos creen que el coronavirus, que se ha cobrado la vida de más de medio millón de personas en el mundo y ha infectado a más de 10 millones, pasó de un animal al hombre, y surgió en China a finales del pasado año en Wuhan. (AFP)

 

Advierten del riesgo de resistencia a  antibióticos

La resistencia antimicrobiana es un riesgo que crece y puede agudizarse durante la pandemia por coronavirus, pues los síntomas de esta enfermedad pueden llevar a tratamientos erróneos e innecesarios con antibióticos, alertó este lunes un especialista.

“Es claro que se sobreutilizan los antibióticos. Podemos pensar que más del 90 % de los pacientes están recibiendo uno o más antimicrobianos de manera innecesaria”, señaló en conferencia virtual el doctor Samuel Ponce de León, coordinador del Programa Universitario de Investigaciones en Salud de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Explicó que en este momento, aproximadamente nueve de cada 10 infectados van a tener un cuadro poco sintomático, pero todos buscarán atención y ante el desconocimiento de si realmente se padece el virus, muchos doctores recetarán antibióticos.

El experto aseguró que, en algunos casos de la Covid-19 se prescribe azitromicina, un antibiótico que aún no se sabe si tiene beneficio para tratar la enfermedad “pero aún así es utilizad”.  No se puede saber cómo se incrementará esta resistencia tras la pandemia “pero sí afectará en una gran medida y sus consecuencias se verán casi inmediatamente”. 

La resistencia antimicrobiana, explicó, es la capacidad que tienen las bacterias, virus, parásitos y hongos de mantener su crecimiento o viabilidad en presencia de un antibiótico que anteriormente sí servía para contrarrestarlos e incluso eliminarlos.

Para 2050 puede ser principal causa de muerte. (EFE)

 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causando la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas