Flexibilización: Curva de casos se acerca al pico que se prevé en julio

En el punto álgido, el Gobierno prevé 100 mil contagiados y otros estudios, 42 mil. Según expertos, la información disponible es insuficiente lo que impide hacer un análisis real.
domingo, 7 de junio de 2020 · 00:04

Leny Chuquimia /  La Paz

Bolivia cumple una semana de la flexibilización de la cuarentena,  medida que se determinó cuando la curva epidemiológica del país iba en  marcado ascenso. Sin embargo, el país aún no llega al pico de casos, que -se prevé- llegará en el mes de  julio   para poner a prueba lo hecho durante el confinamiento para equipar el sistema de salud.

“La razón  fundamental para la flexibilización es que una cuarentena  indefinida es inviable e insostenible. En cuanto al asenso de la curva, en la fase inicial es más probable que la cantidad de contagios hubiera estado subestimada; es más, puede que siga así por la debilidad en el  testeo. Cuando las pruebas se  masifican, la apreciación de casos positivos es mayor. No necesariamente porque se estén infectando más”, señaló el director de Postgrado de la Universidad Católica Boliviana (UCB) de Santa Cruz, Alejandro Banegas. 

Esta casa superior de estudios hizo un modelo predictivo que estima la llegada del pico para la primera semana de julio con un valor extremo de entre 33.000 y 42.000 casos positivos. Sin embargo, esta cifra puede variar por el comportamiento de la población durante la cuarentena dinámica.

“Recién veremos los efectos en la curva en unas dos semanas, evidentemente los casos van a subir. Justamente la cuarentena  era para ganar tiempo e implementar  laboratorios, hospitales, camas de terapia intensiva, ventiladores, recursos humanos, etc. Alargándola no vamos a detener el virus ni  los infectados. Pero no hemos llegado al pico y ya tenemos sistemas colapsados en Beni, Santa Cruz y Cochabamba”, dijo el médico internista Juan Pablo Jaldín,  de las brigadas de telemedicina que socorren al Beni y Santa Cruz.

Para René Soria, docente de posgrado y miembro del Comité Operativo de Emergencias (COE) de la UMSA, el número de infectados no debe ser el que nos preocupe sino la capacidad hospitalaria para la atención. 

“Si uno revisa el índice de riesgo del Gobierno, no hay datos de la capacidad hospitalaria ni de cuantas camas, UTI y ventiladores se dispone. Ese parámetro debería ser el que mande para determinar si una cuarentena se flexibiliza o es más estricta”, sostuvo.

Gobierno prevé 100 mil casos

La ministra de salud, Eidy Roca, informó ayer sábado que se prevé que el punto más alto de la pandemia llegará  a fines del mes de julio con 100.000 casos en el país. El número puede variar -dijo-dependiendo del comportamiento de la población. 

El director de Epidemiología, Virgilio Prieto, sin precisar una cifra, añadió que según sus proyecciones el pico llegaría en la tercera semana de julio o “siendo más conservadores” en agosto.

¿Cuándo llegará el pico?

“Saber cuando llega el peor momento es la pregunta de oro,  porque así se sabe cuándo va a pasar la emergencia. En gran parte del mundo se pensó que  llegaría antes de lo que en realidad llegó. En Bolivia aún no lo hizo y no es necesariamente malo”, explicó Diego Peñaranda, egresado de Economía y asistente de investigación del  Instituto de Investigaciones Socioeconómicas (IISEC) de la UCB.

Sostuvo que el aplazamiento del pico en el país   es resultado de la cuarentena. Probablemente sin esa medida  ese punto alto ya hubiera llegado. Con la flexibilización es probable que en un par de meses la curva ascienda vertiginosamente. “Una cosa es clara y es que aún no hemos pasado lo peor de la pandemia”, dijo.

“Cuando estábamos en plena cuarentena (con datos de inicios de mayo) se veía un comportamiento exponencial de los casos de coronavirus. Lo que significa que cada cierta cantidad de días los casos se duplicaban o triplicaban. Ahora el escenario es más crítico y seguimos en esa fase de expansión”, añadió.

En esa etapa  solo podemos esperar que la situación empeore, explicó Peñaranda. “Obviamente con la flexibilización de la cuarentena los casos aumentarán más pero la otra salida sería quedarnos en cuarentena para siempre y eso no es posible”.

Siete de nueve regiones verán rebasados sus hospitales

El tercer informe del Comité  Operativo de Emergencias (COE) y el subcomité de Epidemiología de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) señala que  siete de los nueve departamentos del país verán rebasada su capacidad hospitalaria para la atención del Covid-19. Potosí y Tarija serán los únicos que podrán sobrellevar la crisis. Su proyección se extiende hasta inicios de 2021 cuando aún se mantendrán los casos activos en el país.  

“En siete de los nueve departamentos se requerirá un mayor número de camas, en el primer semestre del 2021, para lidiar con el número estimado de personas que requerirán internación por Covid-19.  Las estimaciones sugieren que sólo  Potosí y Tarija tendrán un suficiente número de camas para responder al número de internaciones, más aún en el pico del número de casos”, señala el documento.

Advierte que en general, el porcentaje de recuperados, con inmunidad adquirida, no alcanzará ni el 15% en el mejor de los escenarios. Por lo tanto recomienda que “resulta vital” empezar a planificar la compra y distribución de la vacuna contra el SARS-COV-2. Claro, ésto  si es que se cumplen las estimaciones de que esté lista en el segundo semestre de 2021.

“Se requiere desarrollar una estrategia de referencias intermunicipales, para lidiar con posibles brotes de casos locales. Estos resultados son estimaciones, y su precisión mejoraría si el ministerio de salud compartiera su información respecto al índice de ocupación de camas, tiempos de instalación de nuevas camas, unidades UTI, respiradores, y levantara un censo de qué equipamiento que esta  no solamente instalado, sino que funciona correctamente, y cuenta con un plan de mantenimiento adecuado”, advierte el informe.

Los nuevos casos positivos también fueron subiendo en la ultima semana.
Foto: Captura Bolivia Segura

“No debe preocupar el número sino la capacidad hospitalaria”

Para evaluar la tendencia de la curva, los reportes  diarios de Covid-19 no dicen mucho más  que en  cuántos días  los casos se duplican, dijo  el médico René Soria, miembro del COE de la UMSA. Durante la cuarentena estricta el numero de contagios se doblaba entre cada nueve y  11 días.

“Es un borde permitido. No me alarmaría el número  porque  es el comportamiento normal. El número de casos no debería ser lo que nos espante, sino que a esta velocidad de multiplicación haya suficientes camas para atender a  los enfermos”, sostuvo Soria.

Es necesario conocer que en el país se trabaja con datos confirmados -en general- de los pacientes más severos y no así de los  asintomáticos o leves. “Una forma de averiguar si se está testeando a suficientes personas es ver la tasa de casos confirmados”. 

Según explicó,  en Bolivia, esa tasa  ronda el 55%, lo que  significa que más de la mitad de las personas que reciben la prueba salen positivos. La OMS recomienda que para tener una idea más clara de la  penetración del virus en una población, se debe tener una tasa menor al 10%. 

“Planteando desde ese punto de vista, siguiendo  la metodología del centro de modelaje de Gran Bretaña y analizando información sobre el número de muertes, se estimó que en realidad hay cerca de  55 mil contagios en  el país,  incluyendo asintomáticos, moderados y leves. Eso nos da una mejor perspectiva de donde estamos en la epidemia”, dijo Soria.

Indicó que bajo la cuarentena estricta el Número de Reproducción Efectivo (NR) -con el que se mide la velocidad de transmisión- rondaba entre  1,2 y 1,3. Eso significa que por cada 10 positivos se contagiaron  otros 13. Lo que se necesita para que el virus deje  de transmitirse es que este número sea menor a uno. 

“Es difícil definir a cuanto sube  el NR  con la flexibilización, eso dependerá del comportamiento de la gente. Al inicio, en marzo,  estaba en 1,8 en un momento en el que las estrategias de bioseguridad, distanciamiento y otras  no estaban implementadas. Nuestras proyecciones estiman que ahora el NR esté entre 1,5 y 1,6”, expuso.

 

En Beni los casos fueron detectados de golpe y tarde.
Foto: ABI

Advierten subregistro de casos positivos

Una cantidad insuficiente de pruebas y un manejo incompleto de la información oficial son dos aspectos que generan un subregistro en los datos sobre coronavirus en el país, advirtió el presidente del Comité Científico de la Sociedad de Medicina Critica y Cuidados Intensivos, Patricio Gutiérrez. 

“Somos el país que menos pruebas de coronavirus hace por cada millar de habitantes, por lo tanto nuestros números no reflejan la realidad. Ese es un primer problema”, manifestó el especialista. 

Dijo que en realidad hay más casos de los confirmados, pero que  no son visibilizados. Por la falta de laboratorios, reactivos y otros, no se hacen pruebas a toda la población que lo necesita. 

“Son varios los motivos. Por ejemplo, los departamentos o ciudades  que no tienen laboratorios deben mandar sus muestras a La Paz o Santa Cruz. En esa logística las pruebas pueden perderse, confundirse o echarse a perder y salen negativas cuando en realidad son positivas. Hay laboratorios que  tienen que esperar hasta cuatro días para tener reactivos que les permitan procesar los resultados, y de repente  salen un montón de positivos. Eso también influye”, sostuvo. 

El segundo factor -a su parecer- tiene que ver con el manejo de la información. Los reportes diarios que se hacen en base a los datos de los Sedes, no incluyen los positivos de la seguridad social o de las clínicas privadas.  

“Toman en cuenta todos los casos del sistema público. La Asuss (Autoridad de Supervisión de la Seguridad Social de Corto Plazo) saca todos los datos de coronavirus por departamentos y por cada una de las cajas y no coinciden con los números del Ministerio de Salud. Hay muchos casos  que no están registrados”, argumentó. 

Añadió que esto genera un subregistro que impide ver la realidad de la expansión  de los contagios. “Con esos dos grandes sesgos es muy difícil sacar conclusiones”.

Suman las medidas

  • Cochabamba La Universidad Mayor de San Simón inauguró el miércoles el laboratorio de diagnóstico molecular, que permitirá test precisos y a bajo costo para Covid-19, aseguró el director del Centro de Biotecnología, Jorge Rojas.
  • Tarija El gobernador de Tarija, Adrián Oliva, indicó que en reunión con los alcaldes de Gran Chaco se decidió reforzar  el puesto de control de ingreso de vehículos desde Santa Cruz. Anunció que se instalará  un hospital móvil y se realizará las pruebas rápidas de  coronavirus a todos los conductores que ingresen al departamento.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

68
13