La gente muere en puertas de hospitales, centros de 3 regiones están rebasados

En el hospital Solomón Klein de Cochabamba ya no hay espacio en terapia intensiva. En el centro de salud del municipio beniano de Guayaramerín una enfermera atiende a 30 pacientes con síntomas.
lunes, 8 de junio de 2020 · 00:04

Anahí Cazas   / La Paz

En las últimas horas y mientras rogaba por atención, un hombre  con síntomas de  Covid-19 murió en la puerta del centro médico 25 de Diciembre de Santa Cruz.  En Cochabamba, el establecimiento de salud  Solomón Klein  no pudo atender al alcalde de Entre Ríos, ya no tiene espacio para terapia intensiva.  En Beni, los centros de salud de San Ramón y Guayaramerín rebasaron su capacidad por la alta demanda de  pacientes positivos.

 Según las autoridades locales y médicos, los hospitales de   Santa Cruz, Beni y Cochabamba ya están rebasados y al tope  por la explosión de casos de Covid-19.

En Santa Cruz, donde el fin de semana se registraron más de 25 muertos por la enfermedad, los pacientes con coronavirus esperan hasta días por conseguir una cama en uno de los hospitales. Según personal de salud, hay enfermos que pierden la vida justo cuando se trasladan de emergencia a un centro de salud. “Duele ver que algunos llegan y son trasladados directo a la morgue”, contó un galeno.

Tal es el caso del hombre que murió en la puerta del centro médico 25 de Diciembre luego de ser rechazado en otro hospital. Según los vecinos, esta persona pidió oxígeno y no recibió atención del personal de salud. 

Según el personal del Hospital Japonés de Santa Cruz, este establecimiento está colapsado.  “La unidad de Emergencias no abastece para la cantidad de pacientes que llegan”, contó un médico quien prefirió guardar su nombre en reserva y dijo que al menos cinco galenos de esta área están en aislamiento por atender a un paciente positivo. Esta situación se repite en los hospitales San Juan de Dios -donde la Gobernación instala una unidad de terapia intensiva que comenzará a funcionar en cuatro días- y  Pampa de la Isla, donde hay una gran demanda de parte de los pacientes y poco espacio. 

“En esta nueva sala se dispondrá de manera inmediata de 15 nuevos respiradores que hemos recibido por parte del Gobierno nacional y que estarán totalmente instalados y habilitados para recibir pacientes este lunes”, dijo el secretario general de la Gobernación de Santa Cruz, Roly Aguilera. Respecto al  Japonés, la autoridad informó que se habilitará hasta el martes el primer domo con al menos 30 camas de terapia intensiva. 

En el hospital del municipio cruceño de Yapacaní todas las camas están llenas y dan prioridad a los enfermos más críticos. Según el responsable de la Unidad de Emergencias del nosocomio de segundo nivel  Iván Zapata, “el hospital ha colapsado con pacientes sospechosos de Covid-19”.

En Cochabamba, los hospitales Viedma, Solomón Klein y Sur -establecimientos centinela para la atención de infectados con Covid-19- están al tope por la alta cantidad  de pacientes. Según trabajadores del salud, el espacio para camas de internación y terapia intensiva es mínimo. Médicos contaron que en algunos de los establecimientos se vieron obligados a rechazar enfermos.

  En un reporte de Unitel, el director del Sedes de Cochabamba  Yercin Mamani dijo que en el Solomón Klein no tenían espacio en terapia intensiva, por ese motivo el alcalde de Entre Ríos  no se pudo internar y fue trasladado a una clínica privada. 

Una enfermera para 30 pacientes

“Ya no tenemos recursos humanos suficientes para atender a más pacientes. En el hospital  una enfermera no da abasto para atender a 30 o 40 pacientes. Ya estamos colapsados desde el pasado domingo”, contó   el secretario de Salud de la Alcaldía de Guayaramerín  Jesús Salazar a  Página Siete.

Hace más de una semana, el hospital de Guayaramerín fue rebasado  en su capacidad y está colapsado por el ingreso de pacientes con síntomas de Covid-19. Según los médicos, ya no hay camas para internar a los enfermos.

“Para determinar si tienen Covid-19, los médicos están trabajando con Rayos X y tomografías en lugar de sacar pruebas. Por ejemplo, a una persona que llega con tos y fiebre  le hacemos los análisis de sus pulmones y si vemos que está seriamente afectada automáticamente la atendemos como un caso de coronavirus”, explicó Salazar. “El 5% de los enfermos están más delicados y reciben oxígeno a través  de mascarillas”, agregó. 

Guayaramerín registró el deceso de siete personas por Covid-19, de acuerdo con el reporte oficial. Pero los médicos indicaron que hay 15 personas que perdieron la vida con síntomas de coronavirus  y sus familias esperan los resultados de las pruebas de laboratorio. “Fueron enterrados sólo como  casos sospechosos. Lo que pasa es que la entrega de resultados se demora entre cinco y siete días porque deben viajar a Trinidad o Santa Cruz”, declaró Salazar. Explicó que en esta población ya suman 22 decesos por insuficiencia respiratoria.

Un panorama similar se repite en el municipio beniano de San Ramón, donde se requieren “con urgencia” camas para aislar a las personas contagiadas. “Tenemos un colegio que lo usaremos para aislar a estas personas, pero sólo conseguimos 15 camas. Esperamos madera para hacer más  y aislar a más personas. Necesitamos  50 camas”, dijo Belza Rivera Leyes.

 “La situación en nuestro pueblo es muy triste y es desesperante. Tenemos 26 muertos (cuando el registro oficial sólo menciona a tres) y 66 casos confirmados de Covid-19”,  sostuvo Rivera.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

61
73