Atribuyen a cinco factores el alza de precios de fármacos

El cierre de fronteras, la falta de producción local, los intermediarios, la alta demanda y el abastecimiento de otros mercados encarecen las medicinas.
domingo, 19 de julio de 2020 · 00:04

Luis Escobar  / La Paz

El incremento en el precio de los fármacos y la escasez, en especial de los destinados a la atención de pacientes con Covid-19, se debe a que los países productores optaron por abastecer su mercado, el cierre de fronteras de Bolivia, la falta de materia prima, la creación de varios intermediarios y la elevada demanda, explicaron en dos cadenas de farmacias del país.

Los problemas se agudizaron porque Bolivia produce menos de un tercio de los medicamentos, afirmó la directora de la cadena de abastecimiento de Farmacorp, Ximena Parada. “Bolivia es un país importador y es muy dependiente. El 71% de los productos comercializados son importados y el 29% es de producción local. Además, debemos tomar en cuenta que la gran mayoría de la materia prima (para elaborar) ese 29% también es importada”, sostuvo.

La ejecutiva precisó que al menos cinco fueron las razones que causaron el desabastecimiento de estos fármacos y obviamente su incremento de precios. La primera es que “los países fabricantes cierran sus fronteras y obligan a (sus industrias a) proveer a su mercado local dejando de lado a un lado a países como Bolivia, que son dependientes de esa producción”.

Un segundo aspecto tiene que ver con el cierre de fronteras, que afectó la provisión de medicamentos al suspenderse los vuelos comerciales. Este hecho disminuyó la cantidad de vuelos de carga y subió los costos de transporte. “Hemos llegado a pagar hasta cinco veces más de lo que acostumbrábamos; además, ya no hay el transporte marítimo para abaratar los costos y tenemos una dependencia absoluta del transporte aéreo”, añadió. 

Un tercer problema es la falta de materia prima en Bolivia para elaborar los fármacos y una cuarta razón, la creación desmedida de intermediarios. “Aparecieron estos nuevos actores  y en vez de que la cadena de abastecimiento sea: fábrica, distribuidor, comercializador; de repente nos encontramos con tres a cuatro intermediarios”, explicó Parada. 

Por su parte, la gerente de marketing de la cadena de Farmacias Chávez, María Fernanda Gutiérrez, atribuyó al incremento de la demanda la otra razón de esta escalada de precios.

 “La incertidumbre que genera este virus y el ascenso de contagios, derivaron en que muchos ciudadanos adquirieran insumos de manera preventiva, es decir, sólo por si se enferman. Esto nos pone en una situación compleja, porque los pacientes que realmente requieren de estos insumos muchas veces no pueden adquirirlos”, explicó. 

Este hecho derivó en que la demanda de medicamentos se elevara considerablemente. “Se generó un quiebre de stock de medicamentos genéricos a nivel nacional, provocando la escasez de productos como Ibuprofeno, Indometacina, Paracetamol, Prednisona, entre otros, por lo que muchos clientes optan por las marcas comerciales, cuyos medicamentos cuestan hasta un 30% más”, afirmó Gutiérrez.

Nueve fármacos contra el virus

El Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz publicó el pasado 8 de julio una lista de nueve medicamentos para pacientes con Covid-19 que presenten sintomatología leve. Estos son: Antigripal compuesto, Ibuprofeno, Aspirina, Omeprazol, vitamina C, vitamina D, zinc, Omega 3. Y en caso de que se presenten problemas respiratorios recomendó la Azitromicina. Esos fueron los primeros medicamentos en desaparecer de las farmacias, como confirmó el presidente del colegio de Bioquímicos y Farmacias, Henry Herrera.

“Algunos medicamentos se producen por nuestra industria nacional y otros son importados, pero debido a la demanda de la seguridad social y de las clínicas privadas, las empresas importadoras no están pudiendo abastecer al mercado farmacéutico ni conseguir los insumos necesarios”, afirmó Herrera.

Ximena Parada, de Farmacorp, precisó los siete principales medicamentos que escasean en el país son los anestésicos, que se emplean con frecuencia en pacientes que se encuentran en Unidades de Terapia Intensiva (UTI).

También figuran la Azitromicina, un antibiótico; la Echinacea, que se emplea para reforzar el sistema inmunológico; las heparinas, utilizadas como anticoagulantes; la vitamina C, para disminuir los síntomas del resfrío, la vitamina D; y el zinc.

Precios de medicinas

El alza de los precios fue variable. Según datos de Farmacorp, por ejemplo, la cloroquina de 250 gramos, genérica, empezó con un costo de 47 bolivianos por cada caja; en marzo subió a 52 bolivianos y ahora se vende a 70 bolivianos. 

Otro de los productos cuyo precio se disparó son los barbijos descartables que tenían un costo de aproximados 20 centavos en diciembre del año pasado y para mayo llegó a cuatro bolivianos. Ahora, el costo se regularizó en 3 bolivianos. 

La Azitromicina genérica de 500 miligramos, que tenía un costo de un boliviano en enero, pasó a 9 bolivianos y ahora se estabilizó en 3. “Hay desabastecimiento de este producto por falta de materia prima en el mundo y esperemos que eso se revierta”, dijo Parada. 

El par de guantes de látex, que costaban 50 centavos en enero, pasaron a 2 en junio a 2 y ahora están a 1,50, on una tendencia a la baja.

Control  de precios

  • Mercados  El Sedes lleva adelante el control de los precios de medicamentos en laboratorios, farmacias y clínicas. En estas últimas se verifica su capacidad instalada, los protocolos que están siguiendo con la ayuda de la Policía. La pasada semana comenzaron con los operativos en la zona Sur, los que continuarán en otros barrios de La Paz.  En caso de encontrarse irregularidades, el Servicio Departamental de Salud paceño procederá con las sanciones respectivas.
  • Precaución  La Sociedad Boliviana de Medicina Crítica advirtió a la población no consumir ningún medicamento mientras no sea prescrito por un médico porque pueden traer reacciones adversas y fectos secundarios, como fallas hepáticas, mal funcionamiento  renal, problemas respiratorios y  gastrointestinales.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

2
15

Otras Noticias