Precios de entierros se disparan en El Alto por falta de crematorio

Por falta de un horno crematorio, familias dolientes pagan hasta 2.000 dólares por un entierro. El proyecto para instalar la máquina está paralizado por 5 meses.
sábado, 25 de julio de 2020 · 00:04

Luis Escobar  / La Paz

En cinco meses, la Alcaldía de El Alto no consigue instalar un horno crematorio ni habilitar un cementerio para enterrar a las personas que fallecen por Covid-19. La única causa es el rechazo de los  vecinos de los diferentes distritos de la urbe. Ante este problema, las familias dolientes se ven obligadas a pagar hasta 2.000 dólares (14.000 bolivianos aproximadamente) para contratar los servicios de las funerarias y los  cementerios privados. 

“Hay oposición social en El Alto para la instalación del horno crematorio porque el proyecto lo tenemos desde marzo. Vecinos del Distrito 1 de la zona Santiago Segundo nos rechazaron el proyecto. Lo mismo sucedió en el Distrito 8, en el Distrito 3 y en el Distrito 4”, dijo la Secretaria de Desarrollo Económico de El Alto, Ana Saavedra. 

Foto: Víctor Gutiérrez / Página Siete

La funcionaria explicó que “lamentablemente” todos los vecinos no permiten la instalación del horno crematorio porque creen que contaminará el ambiente. Sostuvo que los pobladores no aceptan que con este equipo –que es de última generación y cuenta con los filtros en sus  chimeneas- no habrá ningún grado de contaminación. 

El pasado 25 de mayo, uno de los vecinos manifestó su molestia ante el proyecto.  “Santiago I no está de acuerdo con la construcción de este crematorio, porque en primer lugar este plan no fue socializado con la zona y los vecinos. Queremos que el pueblo alteño sepa que nosotros no estamos de acuerdo y no permitiremos  que se construya ese horno crematorio”, explicó el dirigente en esa oportunidad. Los pobladores salieron a bloquear el ingreso al barrio para impedir que el proyecto se cumpla. 

A partir de este momento, la Alcaldía llevó adelante una serie de negociaciones con vecinos de otros tres distritos, pero todos los pobladores se opusieron al proyecto, también se negaron a la posibilidad de habilitar un cementerio Covid-19.

La comuna alteña buscaba instalar un camposanto ante la negativa de los vecinos que viven cerca de los cementerios Mercedario y Villa Ingenio de aceptar los cuerpos de las personas que fallecieron por coronavirus. 

Foto: Víctor Gutiérrez / Página Siete

 “En una reunión (…) se pidió a la Gobernación generar los contactos necesarios para encontrar un terreno alejado en otro municipio para un cementerio Covid. Pedimos al Gobernador que nos pueda ayudar, pero lamentablemente tampoco tenemos respuesta”, declaró la funcionaria.

Es tan grande el rechazo de los vecinos de aceptar cuerpos Covid en los dos cementerios alteños que salieron a protestar sólo por el rumor de supuestos entierros en horas de la noche en el camposanto de Mercedario. “Es totalmente falsa esa información que fue hecha sin respaldo o carente de credibilidad. Esto alertó a la población, me reuní con los comunarios y los vecinos para aclarar este tema”, sostuvo. Agregó que tuvo que mostrar las cámaras de vigilancia del cementerio donde se comprueba que no hay ningún movimiento inusual, menos en la noche “salvo de algunas personas que consumen bebidas alcohólicas en estos sitios”.

Altos costos de las funerarias 

Dos funerarias de El Alto advirtieron que ya no tienen ataúdes para atender a los dolientes. Una tercera dijo que el costo por el servicio es de 10.000 bolivianos. “(El precio) es por un muerto como sospechoso, porque si es confirmado, el Sedes se tiene que hacerse cargo porque abajo (en La Paz) no nos dejan cremar. Si es sospecho, podemos llevarlo a un cementerio”, dijo una de las dueñas de unos de los negocios y no precisó el lugar donde se encuentra el camposanto.  

Algunos familiares denunciaron costos más elevados que llegan hasta los 14.000 bolivianos por el servicio funerario y contaron que es todo un padecimiento conseguir autorización para el entierro. 

Ana Saavedra, funcionaria de la Alcaldía de El Alto, reconoció que los precios de las funerarias son muy elevados. “Ya enviamos notas a Defensa del Consumidor -porque es trabajo del Estado (regular los costos)- y al Ministerio de Justicia para generar una ley para que ellos puedan fijar un costo y que no puedan lucrar con la necesidad de la gente”, explicó. “Lamentablemente no hay una denuncia formal, las quejas las hacen por medio verbal o por un medio escrito, pero no hay una denuncia con papeles que demuestren que les cobraron 10.000 o 15.000 para tomar una acción directa”, añadió

Saavedra contó que hallaron un camposanto privado para enterrar a las personas. “Para quienes fallecieron por covid, sus familiares optan por tomar servicios privados. Recién se firmó un acuerdo con un cementerio privado de La Paz, donde se están enterrando estos cuerpos, pero no se puede dar el nombre por el tema de estrategia y para evitar la represión social”, dijo. 

Saavedra agregó que la siguiente semana tienen una “posible” firma con otro cementerio privado para enterrar los cuerpos de pacientes con Covid-19 en El Alto y ampliar el servicio.

El técnico del Ministerio de Salud, René Sahonero, dijo que existe mucha preocupación por este problema en El Alto. “Hemos visto que varias funerarias están rechazando la atención a personas que fallecieron con Covid-19 porque sus empleados están entrando en pánico. Además, estamos viendo que no sólo son las funerarias, sino que todo el mundo se está aprovechando de la crisis sanitaria y la verdad es que se pierde el control porque aparecen de todo lado. Aumentan el precio, no atienden. La situación es desesperante”, sostuvo.

 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

Más de
22
7

Otras Noticias