Revilla: No podemos cerrar la Alcaldía, trabajamos un plan

domingo, 26 de julio de 2020 · 00:28

Ivone Juárez  / La Paz 

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, respondió a los trabajadores municipales que el viernes, a través de su sindicato, le enviaron una carta pidiendo una cuarentena rígida sanitaria con el cierre de las oficinas del municipio, esto ante una “ola de fallecimientos y contagios” por la Covid-19 que se habría desatado entre los funcionarios ediles.

“No, no es posible cerrar la Alcaldía y ponerle llave, eso podría ocasionar muchos problemas a la ciudadanía. Estamos trabajando en un plan de acción que nos permita establecer un mecanismo de trabajo que equilibre el cuidado de nuestro  personal y nos permita garantizar la buena marcha de la ciudad, porque aún   en estos tiempos difíciles  el gobierno municipal tiene la obligación de garantizar el buen funcionamiento de La Paz”, sostuvo Revilla.

El Alcalde de La Paz conversó con Página Siete sobre la situación actual de los hombres y mujeres del gobierno municipal que están en la primera línea de la lucha contra la pandemia. Indicó que lamentablemente murieron 11  y que alrededor de 470 son positivos a la Covid-19. Expresó que la preocupación de éstos es comprensible, pero que no se puede dejar a la ciudad sin los servicios esenciales que ellos brindan cada día.

Al referirse al incremento descontrolado de los casos de coronavirus en La Paz y el colapso de los hospitales,  Revilla indicó que la comuna implementó centros de contención en cada uno de los cinco macrodistritos de la urbe para atender a los pacientes leves y moderados, con el fin de valorarlos y darles ,de ser necesario, oxígeno para procurar que no tengan que necesitar una unidad de terapia intensiva, servicio inexistente a estas alturas en La Paz. Estos centros de contención entrarán en funcionamiento la siguiente semana,

De acuerdo a los datos que maneja la Municipalidad, el Alcalde señala que en el peor de la escenarios, La Paz podría llegar a finales de agosto con unos 30 mil casos de la Covid-19. "Ojalá podamos aplicar las medidas que realizamos en el marco del COED para no llegar a esos 30 mil casos hasta el próximo mes", sostuvo.

Esta es la conversación con el burgomaestre.

Los trabajadores municipales le piden cerrar la Alcaldía ante una ola de contagios que habría en la Municipalidad, ¿cuál es la situación de los funcionarios?
Es completamente comprensible la preocupación del sindicato. Lamentablemente, tenemos 11 personas fallecidas, compañeros de la Alcaldía que perdieron la vida en las últimas semanas  y tenemos, hasta el momento, cerca de 470 funcionarios que dieron positivos a la Covid-19. La mitad de ese personal es médico, de nuestros distintos hospitales, y el resto es personal operativo.  En ese contexto, estamos trabajando con las autoridades del gobierno municipal un plan de acción que nos permita establecer un mecanismo de trabajo que equilibre el cuidado de nuestro  personal, pero que nos permita también garantizar la buena marcha de la ciudad  porque aún   en estos tiempos difíciles  el gobierno municipal tiene la obligación de garantizar el buen funcionamiento de La Paz.

El 70% de los trabajadores municipales son operativos, lo que implica que sólo el 30% está en condiciones de realizar un teletrabajo; de hecho, mucho personal administrativo está trabajando en esa modalidad, en las tareas que se puede realizar, pero el resto está encargado del mantenimiento  de la ciudad, haciendo controles en mercados, en el transporte; es personal de salud que prestan servicios a la ciudad, que no pueden detenerse aún en estas circunstancias difíciles. No, no es posible cerrar la Alcaldía y ponerle llave, eso podría ocasionar muchos problemas a la ciudadanía.

¿En las oficinas de la Alcaldía se cumplen con las medidas de bioseguridad? 

Sí, por supuesto, cada unidad organizacional, desde hace tiempo, dispuso distintas medidas de bioseguridad. Sin embargo, no se puede afirmar que todos los contagios se dieron dentro de la Alcaldía. Identificamos casos, por ejemplo, el de un compañero, que lamentablemente falleció, pero que estuvo fuera de la Alcaldía desde marzo. Existen compañeros que pudieron contagiarse pero no precisamente realizando tareas de la Alcaldía y dentro de las oficinas. Tenemos otro caso de un compañero que viajó con la familia a otro municipio y regresó contagiado.

Asumimos todas las medidas de bioseguridad, pero no es posible pensar que todos los contagios se dan dentro de nuestras oficinas; aunque, por supuesto, no descartamos esa posibilidad.

¿Se cumple con protocolos para identificar a las personas con algún tipo de síntomas?

Sí, pero eso es  muy relativo. Tenemos a tres secretarios municipales aislados en sus viviendas hace varios días, e incluso uno de ellos está hospitalizado  porque presentaron síntomas y se hicieron la prueba del PCR el 3 y 6 de julio, pero recién nos llegaron sus resultados el viernes. Esa es la lamentable situación de la Caja Nacional de Salud, donde nuestros funcionarios están afiliados. Más bien que en estos casos y otros que identificamos por síntomas enviamos a los trabajadores a sus casas para iniciar tratamientos. Si no hacíamos eso, ¿imagínese qué hubiese pasado, si hubiéramos esperado las pruebas que llegan tres o cuatro semanas después? 

Tenemos medidas de bioseguridad, pero no se trata sólo de eso, sino de un plan de acción que nos permita garantizar la marcha de la ciudad y cuidar a nuestros funcionarios. Seguramente el lunes (mañana) tendremos ya un plan en ejecución.

Se habló de un nuevo centro de aislamiento, ¿cuándo se dará está posibilidad? 

De momento aún tenemos espacio en el centro de aislamiento instalado en el  hotel ex-Radisson, que es un espacio para pacientes con síntomas leves. Hoy  la mayor dificultad se presenta con los pacientes graves que requieren de terapia intensiva, porque lamentablemente en La Paz no contamos con una cantidad suficiente de ese servicio y tampoco tenemos una cantidad adecuada de intensivistas.

En ese contexto, estamos habilitando centros de contención en los macrodistritos; son cinco centros de salud, uno en cada macrodistrito, donde no sólo se atenderá a pacientes leves, sino también a pacientes moderados, valorándolos, de tal manera que puedan recibir, por ejemplo, oxígeno y puedan estabilizarse y, eventualmente, ir al centro de aislamiento o retornar a sus casas.

Lo mismo haremos en el centro de aislamiento del hotel ex-Radisson, una parte se mantendrá reservada para los pacientes leves y otra será habilitada para los pacientes moderados. El objetivo es que los pacientes leves no se conviertan en pacientes moderados y éstos en pacientes graves, para evitar que tengan la necesidad de terapia intensiva, donde tenemos limitaciones enormes como país y sistema de salud.

Si logramos contener la enfermedad con los pacientes leves y con los moderados a partir de estas medidas, podremos manejar de mejor forma la situación.

¿Cuándo entran en funcionamiento estos centros?

A partir de la siguiente semana. Tuvimos dificultades con cierto personal de esos centros que se negó a cumplir esas tareas y tuvimos que contratar nuevo personal para suplirlos; pero finalmente está resuelto y estamos previendo que funcionen desde la siguiente semana, no sólo en el caso de La Paz, sino también de El Alto.

¿Qué proyecciones de la pandemia en La Paz maneja la Alcaldía?

El trabajo que nos presentan las secretarías de Salud y de Planificación nos da cuenta de que evidentemente estamos en una curva de ascenso y se prevé que a finales  de agosto estemos llegando al pico más alto y de allí, en septiembre, comenzar a bajar. Eso significa que, en el caso del municipio de La Paz, se puede llegar hasta los 30.000 casos en el curso del siguiente mes, pero ese es el peor escenario.

Obviamente, si implementamos todas las medidas que estamos trabajando en el marco del COED, con el rastrillaje masivo, la adquisición de los laboratorios adicionales para las pruebas PCR, con los centros de contención, etcétera,  esperamos tener un resultado que nos ayuden a no  llegar a esos 30.000 casos hasta fines de agosto, sino a la mitad o algo más. Ojalá así sea, porque nos permitiría evitar un colapso de dimensiones mayores al que tenemos ahora.

No olvidemos que el número de casos que tenemos hoy en su gran mayoría son leves y moderados, pero dentro de éstos hay un porcentaje significativo de casos graves, que son los que colapsan el sistema de salud. Ojalá podamos aplicar estas medidas para no llegar a esos 30.000 casos hasta el próximo mes.
 

 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

44
5