El fuego amenaza otra vez a la Chiquitania, el parque Otuquis ya perdió 25 mil hectáreas

En lo que va del año hay más focos de calor que en 2019. Activistas y dirigentes cívicos denuncian que el Gobierno no tomó ninguna medida para contrarrestar esta situación.
martes, 28 de julio de 2020 · 12:54

Brújula Digital 

El fuego arrasa otra vez a la Chiquitania y otras zonas del oriente boliviano y, a estas alturas del año hay más focos de calor que en 2019, que registró casi seis millones de hectáreas quemadas entre bosques y pastizales.

La situación más grave se vive en el parque nacional Otuquis, ubicado en la Chiquitania, en una zona fronteriza con Brasil y Paraguay. Allí ya se han perdido 25.000 hectáreas en las últimas semanas.

La situación es muy grave y tanto activistas medioambientalistas y dirigentes cívicos denuncian que el gobierno nacional no ha tomado ninguna medida para contrarrestar esta situación.

Entre el 1 de enero y el 22 de julio del 2020 se registraron 48.668 focos de calor en todo el país, según el Sistema de Información y Monitoreo de Bosques (SIMB) del Ministerio de Medio Ambiente. Durante el mismo período, en 2019 se registraron 44.902 focos de calor, lo que significa un incremento de 8,3%, hizo notar la Fundación Solón.

Si se consideran solamente las áreas boscosas el incremento de focos de calor es más serio, de 11,3% (17.285 el 2019 vs. 19.243 el 2020). Sin embargo, la peor situación la sufren las áreas protegidas del país, donde los focos de calor han aumentado en 42% (de 1.236 incendios en 2019 a 1.759 en 2020).

Científicos de la NASA han advertido que los incendios podrían ser peores en 2020 que los del año pasado, debido a una suma de olas de calor, sequedad y fuertes vientos, además de escasa preocupación de las autoridades.

“La situación es extremadamente preocupante. El gobierno en su conjunto, el Ministerio de Medio Ambiente y la Autoridad de Fiscalización y Control Social del Bosque y Tierra (ABT) siguen sin hacer nada para evitar un ecocidio como el que se vivió el 2019”, dijo un comunicado de la Fundación Solón.

Por su parte, Carolina López Mavrich, del grupo Todos somos Bosques, denunció que “los incendios siguen avanzando y las autoridades parecen no verlo, estamos en un punto alarmante y no podemos dejar que esto siga avanzando”.

El año pasado se produjo un enorme daño ambiental cuando las autoridades no lograron controlar un incendio en la Chiquitania y otras regiones de los llanos, causando una emergencia de grandes proporciones.

Uno de los parques más afectados es hasta ahora el Otuquis, situado en la zona denominada Pantanal. Las autoridades cívicas de Puerto Suárez realizaron una evaluación y pidieron a las autoridades actuar de manera inmediata.

“Es una pena ver cómo nuevamente han brotado en el parque Otuquis, aquí estamos muy preocupados porque vemos que no hay ningún manejo de mitigación de fuego, no vemos ningún guarda-parque que esté controlando este fuego y vemos que gran superficie ya se ha quemado”, indicó Humberto Miglino, presidente cívico de Puerto Suárez, según el diario La Estrella del Oriente.

 

La semana pasada se realizó un sobrevuelo de la zona afectada, con el cual calculan una extensión de más de 125 kilómetros de terreno que ya son cenizas.

En los cuatro días de incendio en el sur del parque, se registraron en total 685 focos de calor, pero éstos se han ido reduciendo.

De acuerdo con el monitoreo satelital del Centro de Planificación Territorial Autonómica (CPTA) dependiente del Cejis, el fuego ingresó desde Brasil por la franja fronteriza con el municipio de Puerto Suárez, posiblemente el 22 de julio.

“Hemos podido constatar que gran parte del territorio del parque está siendo afectado por el incendio forestal y lamentablemente nuestras autoridades llamadas a ver este tema, como el servicio nacional de áreas protegidas no tienen una acción o un plan de acción en contra de estos incendios forestales”, añadió según el mencionado diario.

Este mismo parque ya vio en marzo la destrucción de 5.000 de sus hectáreas. El incendio persistió durante tres días y el fuego solo fue aplacado por las lluvias que cayeron en la región.

El cívico indicó que realizó un recorrido por la zona damnificada y dijo que a su parecer aún existe la posibilidad de frenar el avance del fuego, siempre y cuando las autoridades actúen de manera rápida.

“Llamamos al servicio Nacional de áreas protegidas, a la dirección del parque pedirles que vengan a ver este desastre ecológico que está siendo causado por el fuego, vemos animales que están sobre el camino, es un desastre ecológico lo que está ocurriendo acá”, agregó Miglino.

Las autoridades negaron que “no estén haciendo nada”. La ministra de Medio Ambiente, María Elva Pinckert, indicó que personal del servicio de Áreas Protegidas, de la Autoridad de Bosques y bomberos voluntarios se trasladaron a la zona del incendio para extinguir el fuego y no descartó recurrir al apoyo de las Fuerzas Armadas.  

El parque nacional Otuquis se ubica en las provincias Cordillera y Germán Busch de Santa Cruz y tiene una superficie de 1,05 millones de hectáreas. Es fuente y reservorio de agua dulce y hábitat de un gran número de especies de fauna como jaguar, puma, lobo de río, londra, melero, perro de monte, ciervo de los pantanos, además de cientos de variedad de peces, aves migratorias y de flora.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

3
5