¿Cuarentena rígida en La Paz? Hay división entre sectores

La Alcaldía sugirió la medida. Gremiales se oponen e indican que necesitan trabajar. Choferes dicen que acatarán porque tienen varias bajas.
martes, 28 de julio de 2020 · 00:30

Luis Escobar / La Paz

“Hay que cuidar la salud, pero también la economía”, advirtió hace unas horas el presidente de la Cámara Departamental de la Construcción, Luis Bustillos. Esa afirmación surge ante la posibilidad de que las autoridades locales puedan declarar una nueva cuarentena rígida en las ciudades de La Paz y El Alto por la escalada de casos de personas contagiadas con la Covid-19.

“Primero está la salud, debemos cuidarla y asumir una responsabilidad porque el pico es muy grande, pero no debemos descuidar la economía. La anterior cuarentena hubo seis sectores estratégicos que siguieron trabajando con un horario reducido, debemos volver a esa situación. Nosotros transportaremos a nuestros obreros y tendremos los cuidados necesarios para evitar la propagación de la enfermedad”, dijo Bustillos.

A inicios de mayo, cuando la cuarentena rígida comenzó a flexibilizarse en La Paz y otras regiones, seis sectores fueron los primeros en reanudar sus tareas como la construcción, la agropecuaria, la industria y la manufactura, la minería, la venta de comida a domicilios y los profesionales por servicio. 

La posibilidad de ingresar a una nueva cuarentena rígida fue planteada el fin de semana por el alcalde de La Paz Luis Revilla. “Pediré al COE Departamental aprobar una cuarentena rígida y ser refrendada por el Ministerio de Trabajo. Todos, en comunicación con los diferentes sectores, debemos tomar previsiones para cerrar el próximo viernes 31 de julio durante dos semanas al menos”, escribió  en sus redes sociales.

La propuesta fue realizada el domingo luego de que el municipio  registrara 919 nuevos casos y sumó en total 9.038 infectados de acuerdo con el Observatorio Covid-19 de la comuna.

Pero tal propuesta fue rechazada de forma contundente por el sector gremial.  “Es muy lamentable lo que quieren hacer los alcaldes porque ambas urbes (La Paz y El Alto) viven del comercio y no hay fuentes de empleo. El Alto no aceptará, sabemos de los contagios, pero nosotros no gozamos de salario ni de un mínimo y sí o sí debemos salir a vender para sostener a la familia”, dijo Toño Siñani, dirigente gremial alteño y representante ante la confederación nacional.

El dirigente explicó que la única alternativa por la que podrían aceptar una nueva cuarentena rígida tendría que ser garantizar  nuevas medidas sociales, como el  diferimiento en el pago de créditos a los bancos y  la entrega de  un bono. “A este acuerdo llegamos junto con los representantes de la Max Paredes, Uyustus y otros sectores de La Paz”, afirmó.

En el otro extremo, Lucio Quispe, secretario ejecutivo del Sindicato de Transportes Eduardo Avaroa, dijo que aceptarán la medida. “Ahora sólo ganamos para la canasta familiar y la situación es preocupante porque nosotros vivimos al día y nos quedaríamos sin sustento. Por otro lado, nos preocupa el número de contagios en La Paz y si la medida se determina, no hay otra cosa que acatar por la salud de todos”, dijo. Explicó que se registraron varios contagios en su sector e incluso la pérdida de algunos sin precisar el número.

Respuesta estatal

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz  Ramiro Narváez  propuso una cuarentena rígida en consenso. “Tenemos una escalada en la curva que ya fue proyectada y es producto de una corresponsabilidad de la gente. En este momento lo que haría es involucrar a todos los actores, grupos de interés porque la gente no está implicada”, dijo. 

Según Narváez, las autoridades deben bajar a las organizaciones sociales y juntas de vecinos para que todos estén involucrados en mejorar la situación. “La vuelta a la cuarentena rígida debe ser coordinada con todos los sectores. No veo otra salida porque es una situación sacrificada”, explicó Narváez.

El director del Sedes dijo que ellos trabajarán en la vigilancia epidemiológica masiva, rastrillajes y entrega de kits de medicamentos que incluyen pruebas rápidas. “Hay que decir a la gente que nos sacrificaremos todos. Les pedimos que no nos cierren las puertas”, añadió.

Guido Chuquimia, responsable de la Unidad de Covid del Sedes, sostuvo que tal cuarentena debe ser intermitente. “Se debe seguir el ejemplo de otros países que hicieron cuarentenas rígidas intercaladas con periodos de flexibilización porque ya no controlaremos los contagios: apuntamos a facilitar la organización de los establecimientos de salud y los centros de aislamiento para que vuelvan a tener una mayor cobertura y la gente pueda internarse”, afirmó. 

El gobernador paceño  Félix Patzi dijo que es más efectivo planificar dos o tres días los rastrillajes en La Paz, El Alto y provincias. “La medida más adecuada es que se hagan más rastrillajes de forma planificada los fines de semana y para eso no necesitas confinar a toda la población”, aclaró. Consideró además que esta pandemia y los confinamientos  están provocando  efectos negativos en la psicología de las personas. Agregó que “la depresión baja  las defensas” y por eso no es una medida adecuada.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Más de
24
7