Muerte de Eugenio Rojas obliga a Achacachi a tomar medidas

Las autoridades crearon el control social para que no se permita el ingreso de gente desconocida a sus comunidades, con el fin de evitar más contagios.
sábado, 1 de agosto de 2020 · 00:04

Pamela Pomacahua  / La Paz

La muerte de Eugenio Rojas por la Covid-19, uno de sus máximos dirigentes, obligó a que las autoridades de Achacachi a crear el “control social” para que gente extraña no ingrese a sus comunidades y propague la enfermedad. Se conoce que unos 10 cuerpos son enterrados cada día en el cementerio del municipio, no hay espacio para más cadáveres. 

Una vecina de la zona del cementerio de Achacachi  relató que este camposanto está colapsado y ya no hay espacio. “El cementerio está saturado, están enterrando cadáveres encima de otros cadáveres y el municipio lo autoriza”, denunció la mujer que no quiso dar su nombre.

Como en varias poblaciones del área rural, los dolientes construyen sus propios nichos, ahora decidieron crear “mausoleos” familiares pero, al parecer, no tienen ninguna autorización.

 Página Siete llamó al alcalde de Achacachi, Mariano Huallpa, para conocer su versión sobre el tema, pero no contestó su celular.

Los centros de salud de ese municipio, como los de otras regiones, también se encuentran colapsados.

Carlos Quispe del cantón Jacha Japuraya contó que en la comunidad colindante a la suya una familia que vive en la ciudad de El Alto decidió enterrar a su ser querido en su mismo terreno.  “En silencio nomás mueren, porque sino la gente ya no se acercaría a ellos ni para saludarlos”. 

La muerte del exministro

Lindaura Quispe, dirigente de las mujeres campesinas de Achacachi,  indicó que algunos comunarios de los 13 cantones de Achacachi no creían en la Covid-19, pero a medida que fueron enterándose de las muertes de sus diferentes líderes, como la del exministro Eugenio Rojas,  cambiaron de opinión radicalmente. 

“Los comunarios estaban en la psicología de negación, decían no existe el virus y al enterarse lo que pasó el jueves, el fallecimiento del hermano (Eugenio) Rojas por la Covid-19 (...) han tomando en cuenta las medidas de bioseguridad y se han organizado, los dirigentes han decidido realizar un control sindical para que extraños no ingresen a sus comunidades”, contó.

El exejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb), Felipe Quispe, afirmó que a su cantón, Ajllata Grande, no llegó el virus, pero que ya están tomando medidas preventivas. “A esta comunidad  todavía no ha llegado (el virus) nadie está enfermo, nosotros tampoco recibimos a los extraños, tenemos autocontrol, hay control social en las comunidades”, señaló.

Achacachi es la primera sección y capital de la provincia Omasuyos de La Paz. Tiene 13 cantones y se encuentra al noreste del departamento. De este municipio era Eugenio Rojas, el expresidente del Senado en el gobierno de Evo Morales, que también fue ministro de Desarrrollo Rural y Tierras y alcalde de Achacachi, 

Rojas perdió la vida el jueves en la mañana a los 57 años a consecuencia de la diabetes y agravada por el coronavirus.

También fue dirigente de los Ponchos Rojos, importante miembro del Movimiento Al Socialismo (MAS).

En su última publicación, del 25 de julio, en su cuenta de Twitter señaló que no hay medicamentos para salvar la vida frente a la Covid-19 y que no había atención en cajas y hospitales. “Por amor de Dios, Añez atienda”, fue su último texto. Murió pocos días después. 

La ejecutiva provincial de Omasuyos, Esther Yujra, contó que  fue al hospital de segundo nivel de su municipio, pero los médicos no le hicieron la prueba para descartar o afirmar si tiene Covid-19. “Cuando (una persona) ya está muerta recién quieren hacer la prueba del coronavirus y nuestras autoridades no están haciendo nada”, manifestó.

Por ese temor, las autoridades y otros dirigentes de Achacachi decidieron hacer controles sociales para evitar contagios.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

142
136