Entierros en periferias obligan a vigilias y creación de cementerio

miércoles, 12 de agosto de 2020 · 01:14

Pamela Pomacahua  / La Paz

“Se prohíbe entierros. Vecinos alerta”, indica el letrero que se encuentra visible a los ojos de las personas que llegan a la zona alta Valle de las Flores ubicada al lado este de la ciudad de La Paz. 

Los vecinos denunciaron que se realizan sepelios de personas con sospecha de la Covid-19. Como consecuencia de estos entierros clandestinos y la sobredemanda  en el Cementerio General, la Alcaldía de La Paz decidió crear un segundo camposanto municipal en la zona de Pura Pura, con capacidad para 18.000 cuerpos .

El  Valle de las Flores  se ubica en la zona este de La Paz. En 2011 se produjo un gigantesco deslizamiento que provocó la huida de vecinos y el cierre “definitivo” del cementerio que estaba ubicado sobre una loma. Nueve años después, las cruces volvieron a aparecer en este lugar.

“Entre seis cuerpos están enterrados de manera oculta”, dijo el presidente de esta zona  Juan Aspi López, mostrando el montón de tierra. Alrededor se encuentra una hilera de piedras pintadas de color blanco. En otro lugar un promontorio de piedras indica otro cuerpo sepultado. “El cuerpo está encima, no está bajo tres metros de tierra como indica la norma cuando la persona muere por sospecha de coronavirus”, dijo Gladys, vecina del lugar.

En este cementerio están enterradas otras cuatro personas. Se nota porque tienen una cruz de madera encima del montón de tierra, contó Jorge, vecino de la zona. “Las bolsas con que fueron enterrados se notan”, agregó.

Cerca de este cementerio el sindicato Simón Bolívar tiene una línea de minibuses que prestan servicio y fueron los conductores de esta federación los que relataron que hace dos meses volvieron a verse  cruces. Pero no es el único caso; en el lado oeste de la ciudad de La Paz también se realizan entierros clandestinos en la zona Calvario, colindante al cementerio la Llamita de la avenida Periférica.

“A las 22:00 vi un grupo de personas bajar con linternas de la parte de arriba;  al día siguiente fui a ver y vi un montón de tierra y encima había una cruz”, señaló Hugo. Desde entonces se instruyó la vigilia día y noche en este lugar y alertar a los vecinos con silbidos.

El cementerio

Paralelamente a estos hechos, la siguiente semana estará en funcionamiento el nuevo camposanto para personas fallecidas por la Covid-19 en la zona de Pura Pura del macrodistrito Max Paredes, así lo confirmó el concejal Fabián Siñani. “Ha sido una medida que se ha tomado considerando que se van a llevar adelante todas las medidas”, indicó. El área tiene una extensión de 5.000 metros cuadrados y está cerca del carril de bajada de la Autopista La Paz-El Alto.

La  solución técnica que planteó el gobierno municipal es el entierro diario de fallecidos a través de la excavación mecanizada de trincheras donde puedan alinearse los ataúdes y luego taparlos con ayuda de maquinaria y llevando el registro respectivo para cualquier evento posterior de emergencia. 

La Alcaldía analizó otras cinco posibilidades como el patio de los PumaKatari de Mallasa,  el exrelleno sanitario de Mallasa,  el sector del deslizamiento de Cotahuma, inmediaciones al cementerio la Llamita o en Bolognia.  Pero ante el colapso en el Cementerio General, algunas familias decidieron acudir a un camposanto donde no exigen papeleos y el gasto económico es sólo conseguir voluntarios.

 

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

Más de