Entierros se elevaron 5 veces más en comparación al 2019

En julio se inhumaron a 1.871 cuerpos. Ante esta situación, la comuna habilitará un camposanto Covid en Pura Pura, pero un informe identifica al menos ocho riesgos.
jueves, 13 de agosto de 2020 · 01:36

Luis Escóbar  / La Paz

En promedio, cada día de julio se inhumaron 80 cuerpos en el Cementerio General de La Paz, una cifra que es cinco veces más en comparación al registro del año pasado. Esta cantidad de decesos se reporta cuando La Paz es uno de los departamentos con el mayor número de personas contagiadas y fallecidas por la Covid-19 desde que se inició  la pandemia.

 Entre marzo y julio de este año, el Cementerio General recibió 3.887 muertos, 3.453 para inhumación y 434 para cremaciones.  La cifra de entierros es demasiado alta en comparación con el reporte oficial del Servicio Departamental de Salud (Salud): La Paz registró 405 muertos por coronavirus en los últimos cinco meses (desde marzo y hasta ayer).

“Debido al incremento exponencial de los fallecimientos producto de la pandemia, el Cementerio General estaría llegado al límite de su capacidad y se verá rebasado enfrentando un posible colapso. El requerimiento de los servicios de entierros de cuerpos mayores se ha incrementado en un promedio de 13 a 80 y adicionalmente se tienen 10 cremaciones diarias, valores nunca antes vistos”, se lee en  el informe de la presidencia del Concejo edil para habilitar un nuevo camposanto para Covid-19 en Pura Pura.

Personal del Cementerio General elaboró un plan de contingencia para atender la creciente demanda, entre las principales acciones están el uso de los nichos libres del Megapabellón La Paz que tiene 400 plazas, además de los  cuarteles 201 y San Gabriel, cada uno con 200 espacios. Incluye además la construcción de nuevos cuarteles y la habilitación de entierros en suelo en jardines existentes. 

Estos nichos ya fueron ocupados porque la demanda sólo de julio alcanzó a 1.871 fallecidos. “El aumento de la demanda del servicio (en el pasado mes) es un 518% en comparación al mismo periodo del año pasado”, agrega el documento.

En marzo, cuando se registraron los primeros casos de Covid-19 en el país,  el Cementerio General paceño sólo atendió dos cremaciones y 428 inhumaciones. En los siguientes meses, estos números se incrementaron de forma significativa (ver infografía) y “la capacidad actual del camposanto se encuentra a su límite”. Por ejemplo, sólo julio, el camposanto recibió 2.100 cuerpos, 1.871 para inhumaciones y 265 para cremaciones. El año pasado, en el mismo mes, el camposanto sólo atendió 400 entierros.
 
El Concejo edil aprobó –el lunes- la creación del cementerio Covid en una parte del bosquecillo Pura Pura colindante con la autopista. Este sector tiene una superficie de 5.000 metros cuadrados y tendrá la capacidad de recibir entre 1.200 y 1.800 cuerpos debidamente identificados.

Una vez implementado el proyecto, el informe municipal recomienda tomar medidas específicas y concretas para evitar al menos ocho posibles daños ambientales con la habilitación del cementerio Covid-19 en el bosquecillo de Pura Pura.

El primer impacto negativo se refiere al riesgo de contaminación de suelo por los lixiviados generados en la descomposición de cadáveres. Por eso se recomienda que los cadáveres deben ser enterrados envueltos en plásticos preferentemente de alta densidad. Se debe además compactar el sector con material arcilloso para evitar infiltraciones al suelo y subsuelo.

El segundo es el riesgo de inestabilidad de suelos por infiltraciones de lixiviados. Para ello se deben realizar las obras de control de las aguas y la estabilización de los taludes para evitar posibles deslizamientos producto de fenómenos geológicos o climáticos.

El tercero impacto se refiere al riesgo de incendios en las áreas verdes por el uso de velas. Ante esta situación, las autoridades recomiendan que las mismas y cualquier otro material inflamable se prohíben al interior del camposanto. 

El cuarto problema será el incremento del flujo de visitantes que podrá ahuyentar la fauna del sector. “Se deben limitar el ingreso de visitantes, establecer horarios”. 

El quinto riesgo es la generación de vectores o roedores atraídos por los cuerpos en descomposición. “Si bien los cadáveres estarán enterrados a una profundidad de dos metros, es importante realizar su control empleando plaguicidas de etiqueta verde con la finalidad de no afectar al ecosistema del área protegida”. 

El sexto punto es el riesgo de contaminación de suelos causados por desechos sanitarios y residuos generados por las visitas.   El séptimo riesgo es la posibilidad de exhumaciones clandestinas. El octavo punto es la posible tala de especies de árboles y arbustos para la adecuación del terreno.

 

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

Más de
3
11