24.000 bachilleres del área rural no accederán a capacitaciones ni becas

Los estudiantes de colegios de provincias y zonas alejadas no podrán pasar los cursos de nivelación por la falta de acceso a internet y la carencia de dinero para comprar aparatos tecnológicos.
lunes, 17 de agosto de 2020 · 00:04

Verónica Zapana S.  / La Paz

De los 40.000 bachilleres que estudiaron en el área rural en Bolivia, al menos 24.000 no podrán pasar los cursos de nivelación por falta de acceso a internet, además perderán las becas de ingreso a las universitarias públicas y privadas. Maestros apresuran una propuesta curricular para evitar la deserción de los estudiantes.

“Según un diagnóstico que hemos  realizado, el 60% (24.000) de los bachilleres que estudian en el área rural no podrán acceder a los cursos de nivelación porque allí no llega el sistema de internet;  pero también por el factor económico, porque muchos no  tienen dinero para comprarse megas y acceder a los cursos virtuales”, dijo el secretario ejecutivo de la Confederación de Maestros Rurales de Bolivia, Andrés Huayta, en una entrevista con Página Siete.

Según datos del Ministerio de Educación, hasta el 2018 -último registro- en Bolivia se graduaron 207.093 estudiantes, de los cuales 167.468 pertenecían al área urbana y 39.615 al área rural. Huayta explicó que cada año la matriculación se incrementa y se estima que este año la matriculación en ese curso alcanzó a 40.000 estudiantes.

El ejecutivo del Magisterio rural remarcó que su sector está “muy preocupado” por sus estudiantes, en especial por los bachilleres, porque no accedieron a una formación adecuada, ya que algunos sólo pasaron un mes de clases debido al cierre de las aulas por la cuarentena rígida, medida que fue implementada para evitar la propagación del coronavirus. 

Clases  presenciales se suspendieron en  marzo por la Covid-19.
Foto: Archivo / Página Siete

El pasado 31 de julio, el Gobierno anunció la clausura de la gestión escolar de la gestión 2020 en el Subsector de Educación Regular;  es decir en los niveles de inicial, primaria y secundaria de los colegios fiscales, de convenio y privados de Bolivia. La medida establece la promoción al curso inmediato superior. 

Días después, la información fue ratificada por la Resolución Ministerial 050/2020. El artículo dos de esta norma dispone que para habilitar a los bachilleres o las universidades o instituciones de educación superior del siguiente año, el Ministerio de Educación implementará cursos de nivelación.

“¿Qué cursos de nivelación tendrán nuestros estudiantes si no hay clases, pero tampoco no pueden acceder a los cursos virtuales?”, cuestionó Huayta. Aseguró que ahora su sector busca un acercamiento con el ministro de Educación, Víctor Hugo Cárdenas, para presentar al Gobierno un plan de educación principalmente en el área rural.

 “El asesor del ministro nos ha dicho que una vez que se sane, nos sentaremos a conversar del tema. Esperamos que sea pronto”, explicó el representante de los dirigentes e indicó que la educación no puede esperar.

Técnicos del magisterio y pedagogos de cada uno de los departamentos del país alistan un plan que consistirá en clases grabadas, educación a distancia y si se puede cursos virtuales, pero gratuitos. “Esos cursos servirán para los estudiantes e incluso para sus papás”.

La falta  de acceso a internet, el principal problema.
Foto: Archivo / Página Siete

El presidente de la Asociación de Universidades Privadas (ANUP), René Polo Salinas, indicó que dicha institución está coordinando con el Ministerio de Educación para que a través de la misma cartera de Estado se realicen las clases de nivelación y con esos cursos puedan entrar a las universidades. La capacitación no tendrá costo.

Se tiene previsto que esos cursos comiencen a mediados de septiembre y concluyan a fines de noviembre. 

Polo adelantó que “los mejores estudiantes de los cursos de nivelación  podrán acceder a una de las becas que entrega la ANUP cada año al Ministerio de Educación”.

Según  datos de la ANUP, cada universidad privada dispone del 10% de su matrícula de la gestión anterior para becas. Las mismas son otorgadas al ministerio del área, institución que entrega esos cupos a los estudiantes destacados de todo el país.

El presidente del Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB), Max Mendoza, explicó que los bachilleres de este año, principalmente del área rural, no podrán acceder a las becas que hasta el año pasado entregaban las universidades públicas a los mejores estudiantes.

“Lastimosamente no daremos a nadie el ingreso libre, porque como los han aprobado por decreto ninguno podrá obtener buena nota”, sostuvo Mendoza.

Huayta explicó que en el área rural existen muchos estudiantes “brillantes”, pero no cuentan con  los recursos ni con el apoyo suficiente para seguir una carrera universitaria. 

Las instalaciones  de una unidad educativa   del área rural.
Foto: Archivo

Orfandad, migración y problemas emocionales: los grandes riesgos

Los bachilleres de la gestión 2020 del área rural -que concluyeron su formación por el cierre del año escolar y no tendrán acceso a capacitaciones por falta de acceso a internet- están expuestos a riesgos como la orfandad, la migración y problemas emocionales, según  dos expertos. Los especialistas indicaron que  la pobreza crecerá y que lastimosamente los jóvenes se verán obligados a trabajar hasta en labores peligrosas. 

Ante esta situación, los expertos piden que el Gobierno   impulse   programas para proteger y garantizar la continuidad de la formación de los jóvenes bachilleres.

“Esta pandemia ha afectado el derecho a la educación de los niños y adolescentes, ya que ha puesto sobre la mesa las desigualdades principalmente de la educación urbana y rural”, dijo la coordinadora técnica de la Subregión Andina del Proyecto Tejiendo Redes Infancia, Julia Velasco.

La experta explicó que entre las principales desigualdades están la falta de conectividad a (internet) y el acceso a los medios tecnológicos para recibir una educación virtual. “Sabemos que las condiciones son más complicadas, por lo tanto, el acceso a la educación por esa vía es casi imposible”, sostuvo.

Velasco indicó que en este momento se está generando una brecha muy grande en la formación de los que tienen acceso a nuevas tecnologías y los que no.  “Creo que eso repercutirá en la calidad de los estudiantes, y será un gran desafío para los maestros nivelar a los (alumnos)”, sostuvo. Explicó que la pandemia no sólo está generando eso, sino también mayor pobreza, lo que   terminará golpeando a los adolescentes, principalmente a los que están en los último cursos de secundaria, ya que ellos se verán obligados a trabajar.

“La pandemia está provocando que los niños que queden huérfanos y lamentablemente los hermanos mayores serán los que se harán cargo de los menores. (Esta situación) también  incidirá a que ellos renuncien a la educación”, lamentó Velasco.

El técnico del Centro Boliviano de Educación y Acción Educativa (CEBIAE) Israel Lahor sostuvo también que por conseguir trabajo y sobrevivir, muchos estudiantes migrarán, incluso trabajarán dentro de las peores formas de trabajo, como la zafra y el cultivo de coca, entre otros.  A eso se suma que estarán expuestos a violencia sexual y trata y tráfico, entre otros. “Hay un efecto dominó”, explicó.

Lahor planteó que los bachilleres del área rural también tendrán efectos emocionales y psicológicos. “Para ellos, salir bachiller e ingresar al cuartel es una celebración para la familia, pero este año no podrán acceder a eso y eso afectará su autoestima y tendrán frustración”, explicó.

Ambos profesionales explicaron que el Estado debe trabajar en apoyo y contención para que los impactos negativos sean llevaderos. Además, Velasco indicó que el Estado debe asumir un rol protector brindando a los bachilleres de extrema pobreza la posibilidad de continuar con sus estudios, además de  garantizar su alimentación, material escolar y  acceso a internet.

Alertan que la brecha en la educación se ampliará

Luego de la clausura del año escolar 2020, bachilleres indicaron que se ampliará la brecha entre la formación de colegios privados y fiscales;  además, lamentaron que los más perjudicados serán los estudiantes de los  sistemas público y rural. Los jóvenes explicaron que temen además perder el acceso a las universidades, las becas y los bonos escolares.

El secretario ejecutivo de la Federación de Estudiantes de Secundaria del Departamento de  La Paz (Fesdlp),  Jorge Barrera,  aseguró que la brecha de formación entre  los establecimientos educativos privados y fiscales se amplía más. “Lamentablemente por el tema económico, los colegios privados seguirán pasando clases, pero los fiscales no; entonces, la  formación entre los bachilleres de uno y otro colegio será diferente. Los de privados tendrán ventaja”, indicó.

El secretario de Bienestar Estudiantil de la Fesdlp, Marco Rodríguez, explicó que esta brecha se ampliará aun más con la formación de los bachilleres del área rural. “Ellos se ven más perjudicados porque en algunos casos ni siquiera han pasado clases virtuales, ya que  no tienen acceso a internet”, sostuvo.

“Si las promociones anteriores sólo aprobaban en un 50%, en la admisión de las diferentes carreras,  ahora estamos seguros de que serán menos los que entrarán a las universidades”,  explicó  Rodríguez. Argumentó que eso se debe porque este año  muchos estudiantes, incluso del área rural, no lograron pasar clases virtuales por el aspecto económico.

El presidente de la Asociación Nacional de Universidades Privadas (ANUP),   René Polo Salinas,  indicó que es importante que los bachilleres pasen los cursos de nivelación porque ya existe una brecha de formación de al menos un año, entre la educación secundaria y las universidades.

El presidente del Comité Ejecutivo de la  Universidad  Boliviana  (CEUB),  Max Mendoza, aseguró que la brecha de educación es más grande. “Podríamos decir que es de al menos cinco años, con el cierre de la gestión escolar de este año”, aseguró. 

Mendoza recordó que en 2019, por los conflictos sociales que se presentaron entre septiembre y noviembre, los estudiantes no pasaron clases tres meses y “lamentablemente se cerró la gestión escolar sin cumplir el plan curricular”. Indicó además que este año 2020 sólo avanzaron un mes de su malla curricular. Cada vez que se realizan paros, el estudiante pierde porque no se recupera lo que debía avanzar y eso amplía la brecha de formación. “Estamos preocupados porque la brecha es abismal”, sostuvo.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

40
9