Anularon 6 compras de test y laboratorios por «errores » de Aisem en convocatorias

Algunos ítems de las seis adquisiciones anuladas fueron licitados en nuevos procesos. Autoridades locales señalan falencias en las compras, contrataciones y trámites que dependen de la agencia estatal.
lunes, 24 de agosto de 2020 · 02:48

Leny Chuquimia  /  La Paz

Seis procesos de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem) para la  adquisición  de laboratorios, pruebas e insumos de diagnóstico    de Covid-19 fueron anulados, desde la convocatoria,  por “errores de cantidad” en  las solicitudes de cotizaciones, según información publicada  en el Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes) hasta el 19 de agosto.

En total, las seis  convocatorias -publicadas  entre el 20 y el 21 de julio- significaban una inversión de 133.162.000 bolivianos. Algunos ítems fueron licitados nuevamente  en dos nuevos procesos que  se encuentran en curso. Autoridades locales señalan que hay falencias  en las compras, contrataciones y trámites que dependen de la agencia estatal.

Tras el sobreprecio  de los 170 respiradores, la Aisem fue  cuestionada  la semana pasada por la adjudicación a la  empresa estadounidense Lasa Holdings  de 672 mil pruebas chinas  por un monto de 25 millones de bolivianos más que el ofrecido por un laboratorio de Uruguay . El Gobierno descartó, tras una revisión a ese proceso, que hubiera irregularidades.  

 “Toda compra de insumos, de equipamiento   depende de la Aisem,  agencia que está bajo tuición del Ministerio de Salud. Esta institución ya demostró absoluta debilidad al no poder completar la compra de 170 ventiladores   que además es investigada por la justicia”, dijo el vocero de la Gobernación de La Paz Édgar Ramos.

Página Siete pidió un entrevista al director de Aisem , solicitud que no fue atendida con el argumento de su apretada agenda.  


Los rastrillajes  se hicieron con pruebas rápidas, sólo algunos casos activos accederán a las pruebas PCR para confirmación.

  Los seis contratos anulados 
   
“Existe error en la SDC (solicitud de cotizaciones), donde las especificaciones técnicas  consignan errores en las cantidades requeridas (...) por lo que se recomienda anular el proceso de contrataciones hasta el vicio más antiguo”. Esta es la justificación de la anulación   de  las seis resoluciones publicada en el Sicoes.

El proceso más costoso fue para la “adquisición  de reactivos de diagnóstico  molecular Covid-19”. El precio referencial era de 83.115.000 bolivianos. Uno de los items de esta compra correspondía a   7.000 “kits Covid”. 

Por precio, sigue la “Adquisición de insumos de laboratorio clínico” por 16.820.000 bolivianos. La compra incluía  desde guantes hasta puntas con filtro.

Otro  de los procesos refiere la   “Adquisición de insumos para el diagnóstico molecular”. La inversión era de 12.040.000 bolivianos para la compra de 20 cajas de almacenamiento criogénico y 240 unidades de “medios de transporte viral universal”. 

Al igual que en los otros procesos, en este caso la anulación hace referencia a un informe de la Aisem que no fue  publicado.

Lo mismo pasa con la compra de equipos para procesamiento de   muestras por diagnóstico  molecular, 15  termocicladores PCR  y varios equipos automáticos de extracción. Para esta se fijó un monto de 11.057.000  bolivianos.

La “Adquisición de insumos  para equipos  PCR 7500 FAST”  tuvo una cotización referencial de 5.920.000  bolivianos para la compra de tapas y microplásticas ópticas y tubos en tiras y en strips, entre otros. Los errores fueron detectados en las consultas de los proponentes.   

Un sexto proceso anulado  tiene como objeto la compra de equipamiento de laboratorio “especializado en diagnóstico molecular”. Los ítems:  nueve  cabinas de PCR, siete cabinas de flujo laminar, 13 vórtex digitales, 15 refrigeradores tipo B, 15 congeladores de baja temperatura   y 15  refrigeradores tipo A. El costo referencial  fue  4.210.000 bolivianos.

 

  Los laboratorios para La Paz

 En abril pasado, los alcaldes de La Paz y El Alto anunciaron la compra conjunta  de pruebas, reactivos y laboratorios propios para ayudar  a controlar el brote de la Covid-19 en ambos municipios de forma más eficiente.

  Sin embargo, los trámites debían pasar por la autorización  de la Aisem debido a que, por decreto, el Gobierno centralizó en esta institución todas  las compras de insumos y equipos para la lucha contra la Covid-19.

    El trámite se demoraba  y cuando parecía que iba a concretarse, estalló el escándalo de los respiradores españoles. Toda la gestión quedó paralizada.

“Hemos tenido una situación muy complicada de burocracia en el Ministerio de Salud.  Seguimos detrás de la compra de unos laboratorios PCR que nos hubieran ayudado por lo menos a multiplicar por cuatro la capacidad de Inlasa. Estamos tres meses en esto... es una situación absolutamente incomprensible”, dijo el alcalde Luis Revilla a PAT.

Manifestó la misma queja la burgomaestre de El Alto  Soledad Chapetón, quien casi desde el inicio de la emergencia  determinó realizar   cordones sanitarios en diferentes zonas de la urbe alteña. Al principio, se hacían sin pruebas; las brigadas sólo buscaban personas con síntomas a la espera de  la compra de los test  que les permitieran  realizar rastrillajes más efectivos y certeros .

“Estas compras se han caído, por el problema de los respiradores. Pero no podíamos seguir esperando la vía Aisem y hemos procedido a adjudicar y comprar  las pruebas rápidas. Igual estamos  pendientes  -por medio de un convenio con Aisem- de que  llegue algún stock para hacer una adquisición dependiendo del costo”, explicó el secretario  municipal de Atención Ciudadana y Gobernanza de El Alto Henry Contreras.
 

El Gobierno centralizó todo en la Aisem

La Agencia  de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico  fue creada el 24 de agosto de 2017, por el Decreto Supremo Nº 3293, como una institución descentralizada de derecho público, con personalidad jurídica, autonomía de gestión administrativa, financiera, legal y técnica, y patrimonio propio, bajo tuición del Ministerio de Salud.

Entre sus atribuciones están las de ejecutar programas y proyectos de establecimientos de salud hospitalarios y de institutos de cuarto nivel, además de fiscalizarlos y evaluarlos.

Ante la pandemia, el Gobierno transitorio amplió las competencias de la agencia estatal mediante el Decreto Supremo 4224 del 24 de abril de 2020.  En su artículo único, esta norma autoriza a la Aisem “mientras dure la declaratoria de emergencia sanitaria nacional” a gestionar y adquirir reactivos e insumos, medicamentos, dispositivos médicos consumibles, repuestos para el mantenimiento del equipamiento y contratar recursos humanos. Para el cumplimiento de lo señalado se le otorgó el permiso de “efectuar las modificaciones presupuestarias necesarias”.

Con esta disposición las compras de equipos, insumos y otros destinados a la lucha contra el coronavirus se centralizaron en la entidad.

Gobernación:  “No hay fecha para el Hospital del Sur”

  “Se piensa que el Hospital del Sur no es habilitado por situaciones de la Gobernación, pero no es así. Hay tres puntos que están en manos del Ministerio de Salud, si hubiera voluntad se podría agilizar el tema”, dijo   el director de Comunicación del Gobierno Departamental  de La Paz  Édgar Ramos. La habilitación de este nosocomio en El Alto urge en la crisis sanitaria. 

La construcción del nosocomio empezó en 2016 con la licitación de la obra y tuvo al menos cinco enmiendas técnicas y de plazos. A inicios de 2019 el avance era del  70% y el entonces presidente Evo Morales anunció su entrega para  julio de ese año. Hoy  el avance es de más del 90%.

  “No ha concluido lo que técnicamente se llama la entrega final de la infraestructura al contratante, que es el Ministerio de Salud. Ya pedimos que se haga una entrega provisional pero nos dijeron  que se requieren tres condiciones”, dijo la autoridad.

  La primera condición para su entrega era la dotación de un sistema de oxígeno que ahora ya esta instalado. La segunda, la contratación de personal básico (administrativo), que ya fue  contratado pero no así el personal médico. Este depende de  los ítems dotados a la Aisem.


La crisis  sanitaria recrudeció por  falta de oxígeno e insumos.

Aunque este nosocomio de tercer nivel, por la Ley  de Autonomías, debe estar bajo la tuición  del gobierno departamental, la construcción del predio está en manos de Aisem y del Ministerio de Salud. Aquí entra el tercer requisito: un convenio para la transferencia de la infraestructura, el personal y el equipamiento a la Gobernación.

“En ese contexto en la reunión del COED,  el ministro interino Fernando López anunció la entrega y habilitación provisional  para el 15 de julio. Luego se movió  al 2 de agosto y hasta donde sabemos, hay algunas dificultades que no están logrando  resolver. Si hay voluntad se puede hacer un convenio para  un traspaso provisional, pero el ministerio no se ha pronunciado. Hay un silencio muy prolongado, no hay fecha para el hospital”, sostuvo Ramos.   

 Una situación  similar se presentó  en el mes de mayo con el Hospital de Montero en Santa Cruz, cuando por la escalada de casos de Covid-19 hubo colapso en la región. La infraestructura  aún no había sido terminada, los contratos del personal estaban pendientes y aunque se pedía la apertura del nosocomio la Aisem y el ministerio retrasaban la entrega con el  argumento de trámites pendientes.

El Ejecutivo nacional  pretendió tomar posesión del bien mediante una ley presentada a la Asamblea Legislativa.   Ante la emergencia y la tardanza, el gobernador cruceño Rubén Costas presentó una acción popular que falló a favor de la Gobernación instruyendo la habilitación inmediata del hospital.
 

La pandemia en Bolivia 

  • Covid-19 El 26 de febrero Bolivia registró los primeros sospechosos. No fue hasta el 10 de marzo que se reportaron los primeros positivos confirmados.
  • 12/3 El Decreto Supremo 4179 del 12 de marzo  de 2020 declara a Bolivia en Situación de Emergencia Nacional por la presencia del coronavirus. La cuarentena total  se dictó   el 22 de marzo.
  • Marzo En el primer mes de la pandemia se registraron 115 casos de coronavirus y siete fallecidos. Escuelas y universidades permanecen cerradas al igual que las fronteras  y las carreteras interdepartamentales.
  • Abril Se reportan los primeros recuperados en varios departamentos. En Santa Cruz los casos se disparan. El mes cierra con 1.167 enfermos en todo el país.
  • Mayo Beni se convierte en uno de los focos de la Covid-19. Se reportan casos positivos en los nueve departamentos. Se da paso a la cuarentena dinámica   y el mes cierra con 10.000 casos.
  • Julio Tras la flexibilización del aislamiento en varias ciudades del país, la curva epidemiológica sube a paso veloz. Varios municipios analizan la vuelta a la cuarentena rígida para evitar un colapso.
  • Agosto  A la crisis sanitaria se suma la crisis social y política por el cambio de fecha de las elecciones nacionales. Grupos afines al MAS comenzaron el bloqueo en diferentes carreteras impidiendo el suministro de oxígeno  y medicamentos.
  • Bloqueos La falta de oxígeno  puso en serio riesgo a pacientes con Covid-19, neonatos y personas con diferentes dolencias que se encontraban siendo tratadas en diferentes nosocomios del país.  El Gobierno informó de al menos una treintena de muertos a causa de la carencia de oxígeno debido a los bloqueos. 
  • Convoy El lunes 10 de agosto tres cisternas de oxígeno partieron de Santa Cruz rumbo al occidente del país. La Paz recibió el insumo cinco días después. Sirmes instauró una demanda con los casos de personas que fallecieron a causa de la falta de oxígeno en el país.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Más de
6
18