Desayuno edil: saldo del presupuesto no cubre bonos que exigen los padres

Juntas escolares exigen que el presupuesto del beneficio se destine a canastas alimenticias o pagos en efectivo de más de Bs 500. La federación de estudiantes pide mantener la calidad de los productos.
lunes, 14 de septiembre de 2020 · 00:28

Leny Chuquimia /  La Paz

Los saldos de los recursos presupuestados  para el desayuno escolar -que se suspendió junto con el año escolar- no alcanzan para pagar los bonos y canastas de hasta más de 500 bolivianos que exigen los padres de familia de diferentes municipios. 313 alcaldías  de todo el país registran un saldo total de 626 millones de bolivianos que estaban destinados a un total de  2.219.330 estudiantes.

Según el analista Jimmy Osorio, en promedio  a cada  alumno de las escuelas publicas del país le corresponden  282 bolivianos. Aclara, sin embargo, que el monto varía  de acuerdo a  los recursos de cada municipio.

  “Si bien la normativa vigente contempla el traspaso de recursos intrainstitucionales, a la fecha no se ha visto un caso similar, en el que el presupuesto de la alimentación complementaria sea destinado a cubrir otras demandas sociales, como canastas familiares, o más aún la entrega de efectivo, como el bono Juancito Pinto”, señaló Osorio.

Según datos del Programa Mundial de Alimentos (PMA), en el mundo  364 millones de niños se quedaron sin acceso a los alimentos que recibían en sus colegios debido a la crisis sanitaria.  80 millones de ellos están en Latinoamérica. En Bolivia,  2,4 millones de escolares que se beneficiaban con el desayuno escolar  ya no lo reciben debido la llegada de la pandemia. El programa social, que está a cargo de los municipios, ayudó  a bajar los índices de desnutrición en muchas regiones. 

Los presupuestos 

Todos los años, los gobiernos autónomos municipales inscriben en la partida 31130 “Alimentación Complementaria Escolar”  un monto estimado para la provisión del desayuno escolar en su jurisdicción. La estimación de ese presupuesto  se realiza en función a la matrícula de alumnos en el sistema público escolar.

Históricamente el promedio del costo por ración de alimentación complementaria oscila entre 1,5 a dos bolivianos por   ración diaria para 200 días de clases.

Datos de los ministerios de Educación y de Economía, analizados por Osorio, señalan que desde  2010 hasta la presente gestión se destinaron más 7.782 millones de bolivianos para la entrega de este beneficio. De este monto se  ejecutaron 6.596 bolivianos.

Para   2020   el presupuesto de 313 municipios fue de alrededor de 700 millones de bolivianos, pero debido  a la emergencia sólo se pudieron ejecutar  73,7 millones -es decir el 10,5%- dejando un saldo de 626,1 millones de bolivianos.

 “De darse la disponibilidad del pago en especie u otra modalidad -de los recursos del desayuno escolar- a los más de 2,2 millones de estudiantes, éstos podrían llegar a recibir alrededor de 280 bolivianos a nivel general”, explicó el especialista.

Al revisar las cifras por ciudades capitales (ver tabla), se evidencia que el monto por alumno  podría variar  desde  102 bolivianos, en Trinidad, hasta  398, en Oruro.

Lo cierto es que ningún municipio  cubre los bonos de hasta más de 500 bolivianos que piden algunas juntas escolares con el presupuesto del desayuno. 

Es el caso de La Paz, donde  los padres de familia protagonizan  protestas que ya derivaron en escaramuzas con la Policía, los movilizados solicitan un bono de 400 bolivianos, cuando el monto estimado por alumno  llega a 231.

 En El Alto, los padres exigían un bono o una canasta de 530 bolivianos, pero la Alcaldía -después de la retención de sus autoridades- negoció una canasta compuesta por quintal de arroz, otro de azúcar y cinco litros  de aceite. Para pagarla se usarán recursos de otras partidas ediles.     


Los bloqueos  paralizaron la sede de Gobierno la semana pasada, sobre todo en la zona Sur.
Foto:APG

Ley del desayuno escolar 

  • 2015 Bolivia aprobó la Ley Nº 622 de Alimentación Escolar  en febrero de 2015, en  el Marco de la Soberanía Alimentaria y la Economía Plural. Forma parte de una estrategia para alcanzar la seguridad alimentaria  en el país.
  • Ley La norma  regula la alimentación complementaria escolar y fomenta la economía social comunitaria por medio de la contratación de proveedores locales, que en su mayoría son pequeños productores.  Queda prohibida la contratación de transgénicos.
  • Objetivo Uno de los fines es el de contribuir al rendimiento escolar y promover la permanencia de las y los estudiantes de las unidades educativas  a través de la alimentación sana, oportuna y culturalmente apropiada.

Dirigencia estudiantil pide que canastas tengan alimentos nutritivos

 El dirigente de la Federación de Estudiantes de Secundaria (FES) El Alto  Joel Charca señaló que las canastas escolares  deben tener productos nutritivos, siguiendo el principio del desayuno edil que se distribuía  en las unidades educativas.

“Vemos que el tema está politizado. Los beneficiarios  somos nosotros, los estudiantes, y hemos visto que en la lista de la canasta (en El Alto) están artículos como azúcar, arroz y aceite, pero ¿dónde quedan los alimentos nutritivos, como la leche y los cereales? Nosotros elaboramos un menú pero no ha sido tomado en cuenta”, manifestó Charca.

Indicó que los alumnos de secundaria se encuentran  en estado de emergencia y buscan un acercamiento con la alcaldía alteña. “Vamos a mandar una nota a la alcaldía para que reconsidere los tres productos anunciados”, señaló el representante.

El 5 de septiembre, luego de  ser retenida,  la alcaldesa  Soledad Chapetón y dirigentes de tres distritos de El Alto firmaron un convenio para la entrega de una “canasta estudiantil”. Dicha negociación se realizó con la  presencia de la represebtación estudiantil.

 

Alcaldía convocará a  los padres 
Falencias  legales para reasignar  los recursos  

  Diferentes autoridades municipales anunciaron normas ediles para que los recursos del desayuno escolar sean usados en  canastas alimenticias. Solicitaron también una ley nacional, que miembros del Legislativo  consideran innecesaria.

“Necesitamos una ley que nos faculte a hacer una modificación de la modalidad de entrega del desayuno escolar. Los diputados dicen que no precisamos de una norma de carácter  nacional y es bueno saberlo, para que mañana no nos inicien juicios. Pero de todas maneras necesitamos una norma  y la estamos trabajando con el Concejo Municipal”, señaló el burgomaestre  de La Paz, Luis Revilla.


Chapetón  firmó un acuerdo luego de ser retenida.
Foto:Alcaldia del Alto

Indicó que el desayuno escolar tiene un presupuesto de 40 millones de bolivianos, de los cuales  seis millones   fueron ejecutados en  las primeras semanas de este año, cuando sí hubo clases. El resto  debe dividirse entre el número de estudiantes de las escuelas públicas; “y ese es el monto”.

El director edil de Educación, Carlos Sotomayor, indicó -en entrevista con radio Panamericana- que para este lunes se tiene previsto que el alcalde Luis Revilla convoque a los dirigentes de los  padres de familia y estudiantes a una reunión informativa. Afirmó que no se puede negociar otros recursos de educación para las canastas, porque no habría recursos para  mantenimiento e insumos. 

En El Alto, Soledad Chapetón, luego de pactar la entrega de una canasta alimenticia, preparó una Ley Municipal Extraordinaria que autoriza la compra de  productos para el desayuno escolar. El documento  fue remitido al Concejo Municipal  para la aprobación del uso de los recursos del desayuno escolar para la adquisición de alimentos.

    Semanas antes, la burgomaestre rechazó una resolución del Concejo Municipal de la joven urbe, que autorizaba el pago en efectivo de un bono de 350 bolivianos a cada estudiante de escuelas públicas de El Alto.

 

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

5
9

Otras Noticias