Retiran a comerciantes ilegales para evitar las aglomeraciones

En uno de los operativos, la Guardia Municipal de La Paz identificó que 200 comerciantes ilegales se instalaron en las avenidas 16 de Julio y Mariscal Santa Cruz.
sábado, 19 de septiembre de 2020 · 00:13

Luis Escobar  / La Paz 

En varios operativos, la Guardia Municipal retiró a 200 comerciantes ilegales que se encontraban en las avenidas 16 de Julio y Mariscal Santa Cruz, del centro de la ciudad de  La Paz. Según las autoridades, los asentamientos sin autorización en las calles causan aglomeraciones.  Y justamente, los médicos recomendaron evitar este tipo de concentraciones para reducir el riesgo de contagio de la Covid-19.

  “Los operativos comenzaron la anterior semana y se retiró a 200 comerciantes del área central que no contaban con la autorización correspondiente. Necesitamos generar orden a la ciudad para permitir la transitabilidad al peatón que está retornando a sus actividades de forma normal”, dijo la directora de mercados Paola Valdenassi.

En la nueva etapa de posconfinamiento, los operativos se intensificaron y se comenzaron  los controles para el retiro de las comerciantes ilegales de las vías de la ciudad. Los vendedores ambulantes se asentaron en meses anteriores, en especial en los últimos de la pandemia. La comuna además amplió el horario de funcionamiento de las actividades comerciales hasta las 18:30 de lunes a viernes,  y en fin de semana hasta las 15:00.

Valdenassi explicó que los comerciantes ilegales llegan al centro paceño por las mañanas, al mediodía y por las tardes. “En todos esos horarios identificamos que los vendedores se concentran en el área del Obelisco para entregar los productos que anuncian por internet. Volvieron a este sector como un sitio de entrega, generan concentración y aglomeraciones”, sostuvo la funcionaria.

 Ahora, los vendedores llegan al mismo lugar con bolsas cerradas, sin mostrar los artículos y aguardan a los compradores con quienes ya hicieron una cita previa. A esta situación se suma la instalación de una reja que impide acceder al atrio del Palacio de Comunicaciones y reducir todavía más el espacio para los transeúntes.

 De acuerdo con la funcionaria, se decomisarán los artículos de las personas reincidentes -las que ya recibieron la advertencia con retirarse y continuaron vendiendo-.  “Inmediatamente después les entregamos una boleta con el detalle del decomiso. (Este documento) les permite -15 días después- recuperar su mercadería”, añadió.

La instalación de nuevos puestos de venta está prohibida desde las ordenanzas aprobadas en 1994 y que fueron elevadas a rango de ley. “Desde esa fecha, la Alcaldía no otorgó nuevas autorizaciones y hacemos prevalecer las normas. Ahora, con el posconfinamiento que permite regresar a una relativa normalidad, continuaremos con el trabajo”, dijo.

Este control se realizará también en cada uno de los macrodistritos de la ciudad para reducir el gran número de comerciantes informales, en especial los que se asentaron en las inmediaciones a los centros de abasto. Para esta tarea, la Alcaldía suscribió un acuerdo con la dirigencia de los mercados.

 Los funcionarios verificarán la licencia de funcionamiento a las actividades de multiservicios que en los últimos meses cambiaron de rubro y se dedican a la venta de artículos de primera necesidad.

El plan de ordenamiento del comercio ilegal se realizará por macrodistrito. El lunes, la comuna hizo los operativos de control en Cotahuma. El martes se realizó en Max Paredes;  el miércoles, en el Centro; jueves, en el sur; el viernes, en la Periférica y San Antonio. “Mientras que el fin de semana será un control integral en toda la ciudad”, explicó la autoridad edil.

Guido Chuquimia, responsable del Comando de Incidentes del Sedes de La Paz, recomendó a la población evitar las aglomeraciones para reducir el riesgo de contagio de la Covid-19. “En esta etapa de posconfinamiento vemos que prácticamente hay relajamiento de la población. El fin de semana vimos que hay muchas personas que están caminando sin lo más elemental de bioseguridad, como los barbijos, los llevan a medio colocar o en la mano”, aseguró.

De acuerdo con  el profesional de salud, el problema  es la afluencia masiva de personas en calles comerciales o donde están asentados muchos vendedores. “La concentración de personas sube la exposición a una carga viral. (Este hecho) multiplica el riesgo de contraer la enfermedad”, explicó.

 

Los controles en las calles  de La Paz

  • Medida En varios operativos, los funcionarios municipales retiraron  el jueves  a 353 comerciantes asentados sin autorización en vías de la Max Paredes y el Centro.
  •  Acción En la primera zona se hizo control en las avenidas Buenos Aires, Tumusla, Manco Kápac, Nudo Vita, plaza Eguino e inmediaciones de la plaza Garita de Lima. En toda el área se retiró a 210 comerciantes y  15 vehículos que expendían productos sin autorización.
  •  Plan El segundo grupo se desplazó por el Macrodistrito Centro, en las avenidas Mariscal Santa Cruz, Camacho, 16 de Julio, en inmediaciones de las plazas San Francisco y del Estudiante, además en las calles Figueroa, Colón, Yanacocha y Potosí. Se levantaron 143 asentamientos ilegales y tres vehículos con comercio no autorizado. 

 

 


   

Más de