Bolivia tiene riesgo de rebrote y contagios en sectores que no salían

Expertos consideran que la inmunidad colectiva sólo llegará con la distribución de una vacuna. Indican que ahora todo está en manos de la población.
miércoles, 2 de septiembre de 2020 · 00:05

Luis Escobar / La Paz 

Bolivia ingresó a una fase de posconfinamiento con el riesgo de registrar una segunda ola o un rebrote de casos de Covid-19 que afecte en mayor medida a sectores que tenían restringida la circulación: escolares y adultos mayores. Expertos consideraron que la inmunidad colectiva sólo llegará con la distribución de una vacuna.

“Siempre hay la posibilidad de un rebrote por varias razones. La primera, porque podrían salir quienes estaban en sus casas, como los escolares, adultos mayores y otras personas que, por ejemplo, se quedaron en sus casas cuidando a los niños. Ellos son susceptibles de ser nuevos contagios”, explicó a Página Siete el asesor del ministerio de Salud, René Sahonero.

El Gobierno emitió la anterior semana un decreto supremo que permite a las  alcaldías -según una evaluación regional- ingresar a una fase de posconfinamiento que amplía los horarios de circulación de lunes a viernes hasta las 20:00, y los sábados y domingos hasta las 16:00 con base en una reducción del número de contagios a nivel nacional.

Sahonero indicó que una posible ola se registraría a causa de los  cambios constantes del virus. “La inmunidad (para las personas que superaron la enfermedad) no pasa de tres meses,  y en el mundo hay al menos seis cepas. Por eso, la sintomatología no es igual. Una persona puede reinfectarse con el mismo virus, pero con otras características”, apuntó.

El profesional recomendó a la población extremar los cuidados. “Una vez que se reabran las puertas, se registrarán más personas en la calle y se incrementará la posibilidad de contagios. Ahora, la responsabilidad para evitar una propagación recae en los ciudadanos”, afirmó. 

El técnico de Salud citó -por ejemplo- que en Buenos Aires (Argentina) nuevamente planean cerrar algunos espacios ante el incremento de casos. “Lo propio sucedió en España, donde se produjo un rebrote en los jóvenes y universitarios, quienes salieron a fiestas y centros nocturnos. Ellos hicieron trepar la curva”, dijo.

 El presidente del Colegio Médico de Santa Cruz Wilfredo Anzoategui dijo   que la inmunidad sólo llegará con la vacuna. “No podemos hablar de una inmunidad, mientras no se compruebe que el virus pueda  causar anticuerpos duraderos. Simplemente cuando tengamos una vacuna, recién podríamos hablar de una inmunidad colectiva”, sostuvo.

El médico informó que la posibilidad de rebrote está “latente” en cada uno de los departamentos del país. “Los riesgos de rebrote estarán sujetos a la realización de las medidas de protección. Si usamos barbijos, alcohol en gel, mascarillas y evitamos las aglomeraciones,  es posible que no se den los rebrotes en ninguna de las regiones”, dijo a Página Siete.

De acuerdo con Anzoátegui, el control ahora está en manos de la población. “Las zonas (que se volverán de) mayor riesgo serán aquellas donde la población se relaje en el cuidado de medidas de bioseguridad. Los medios de comunicación, las autoridades nacionales y departamentales, además de las instituciones, debemos ser los encargados de (informar sobre) cuáles son las medidas y recalcar que no debemos relajarnos o descuidarnos”, dijo.

El galeno informó además que en Santa Cruz  las personas ya no se dirigen  a los laboratorios para someterse a una prueba de Covid-19, ellas se hacen un tratamiento en casa porque la sintomatología es leve. “Incluso los laboratorios particulares disminuyeron en un 30% la realización de sus pruebas. Esta situación es un reflejo de que la gente no asiste y sólo se hace (el estudio)  a los pacientes sintomáticos y que están internados”, sostuvo.

Según  datos epidemiológicos, Beni estuvo  cuatro semanas en la meseta, Santa Cruz entre cinco y  seis. “La Paz está con cinco semanas y es probable que  esté una semana más antes de entrar al punto de inflexión, pero eso depende de los reportes de casos  y algunas características muy propias de la región, además del comportamiento de la gente. La meseta es prolongada”, dijo Mayber Aparicio,  jefe de la Unidad de Epidemiología e Investigación del Sedes de La Paz.

Autoridades y especialistas  consideraron que  no se debe  bajar  la guardia en las medidas de seguridad,  ya que se podrían registrar brotes de la epidemia.

La jefa de Epidemiología del Hospital de Obrajes de la Caja Petrolera de Salud (CPS) Yolanda Velásquez explicó que durante el periodo de la meseta, la mayoría de la población que se enfermó  fue la que tenía entre los 20 y 50 años, “personas laboralmente activas”. Entonces, la especialista estima que con la etapa de posconfinamiento -medida que flexibiliza la salida de los fines de semana y amplía los horarios de trabajo- se podría  reportar casos en la población adulta mayor e infantil. “Aquellos que han estado aislados, porque querrán salir”, sostuvo. 

 

Situación en  La Paz

  • Situación La Paz ya está cinco semanas en la meseta de casos Covid-19 y está en camino al punto de inflexión para descender poco a poco, según el Servicio Departamental de Salud (Sedes). “Estamos en la meseta, entraremos en un tiempo más en la desescalada, pero  es un momento difícil, no hemos superado la pandemia”, dijo el director del Sedes  Ramiro Narváez.
  •  Virus Mayber Aparicio,  jefe de Epidemiología  del Sedes, dijo   que calculan que “La Paz ha estado cinco semanas en la meseta”, lo que significa que en ese periodo la población contrajo el virus a un ritmo muy acelerado, por eso es que  “la tasa de contagio era de 900 casos diarios”.   

 

 

 


   

10
3