Centro de alerta, mascarillas y robots de la EMI contra la Covid

Mascarilla Mac 20, respiradores y drones son algunos de los más de 20 prototipos que desarrolla la universidad militar, que se apresta a cumplir 70 años.
lunes, 21 de septiembre de 2020 · 01:06

Liliana Carrillo V. / La Paz

La mascarilla “Mac 20” autofiltrante, el centro de monitoreo, el robot de desinfección, el dron de carga, el respirador automático, el medidor de temperatura corporal son algunos de los  más de 20 proyectos desarrollados por la Escuela Militar de Ingeniería (EMI) para mitigar la Covid -19. La casa de estudios superiores, que se apresta a cumplir 70 años, apunta a la innovación y la investigación con espíritu ecológico.

  “La EMI ha apoyado rotundamente la lucha contra la Covid-19 buscando soluciones que vayan a paliar los efectos negativos del coronavirus. Le hemos hecho frente apostando a la investigación, la innovación  de nuestros docentes y estudiantes”, sostiene Iván Omonte Sejas, rector de la  Escuela Militar de Ingeniería.

Las máscara  Mac 20,     desarrollada  por el  equipo de investigación de la EMI.

 Omonte asumió la dirección de la institución académica militar el 21 de enero, dos meses antes de la llegada de la pandemia al país. “Los retos se multiplicaron pero teníamos las armas para responder”, asegura el   ingeniero de sistemas que se formó en la  EMI sin dejar nunca al Ejército, su alma mater.

Creada en 1950,  la Escuela Militar de Ingeniería  Mariscal  Antonio José de Sucre  es un  emblema en la formación de ingenieros desde hace 70 años. Hoy  la EMI cuenta con unidades en La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Riberalta y el trópico cochabambino,  en las que se imparten  una docena de carreras, entre las clásicas como Ingeniería Civil hasta las nuevas  como Ingeniería en Bionanotecnología o Mecatrónica. 
 
   EMI frente a la pandemia

Habían pasado dos meses del primer semestre de 2020, cuando llegó el coronavirus al país. Y la pandemia obligó a la casa de estudios superiores  a acelerar el proceso de educación virtual que ya estaba en marcha.    

“La emergencia nos impulsó a poner en práctica todo un sistema  de teleeducación ya planificado. La respuesta académica de estudiantes y docentes de la EMI ha sido excelente”, asegura   Leopoldo Ibañez Hanssen, director de la Unidad Académica de La Paz.

Dron  de carga desarrollado por estudiantes de la EMI

     
Paralamente a las clases a distancia, la universidad   impulsó la investigación.  “Es característica de la EMI la  innovación, por ello dedicamos esfuerzos para desarrollar proyectos que fueron creados o adaptados para la lucha contra el coronavirus”, apunta el vicerrector Rubén Cordero Vargas.

Los proyectos elaborados por las carreras, laboratorios e institutos  de la EMI aportan a diversos campos. Varios de ellos -como la mascarilla “Mac-20”- ya están disponibles para la población en general; mientras que otros son prototipos listos para su fabricación.
 
Centro de cibertecnología

El centro de comando, control, cibertecnología, comunicaciones e información C5IE de la EMI actualiza  los datos de Covid-19 permanentemente a nivel municipal y nacional.

“Es una herramienta de geovisualización web que permite analizar y monitorear de forma espacial el avance de la pandemia. Se alimenta de datos del Ministerio de Salud, del reporte diario de gobernaciones y del sistema de información de vigilancia epidemiológica”, explica el sargento Mamani, uno de sus desarrolladores.

El equipo  para detectar  fiebre a distancia.

La información actualizada  sobre casos de coronavirus, con infografías anexas e imágenes satelitales, procesada por el Centro de cobertecnología está disponible en el enlace https://arcg.is/0hajfu.    

 Este sistema actualmente es también usado para georreferenciar los focos de calor que se expanden en  el país.

La mascarilla “Mac-20”

Diseñada por estudiantes y docentes de la EMI, la mascarilla Mac-20 ya se produce masivamente. Se trata de un dispositivo autofiltrante de combate que ha demostrado su eficacia en protección del coronavirus.  

  Este equipo de bioseguridad cuenta con un diseño ergonómico de polietileno de baja densidad, semiflexible y con una válvula de exhalación para reducir la humedad al interior. Todo ello le da mayor comodidad al usuario, según una de las desarrolladoras del proyecto, la estudiante Andrea Peláez.

 También  tiene dos filtros laterales intercambiables impregnados con esencia de eucalipto, elaborados especialmente para contener bacterias. Son  reemplazables y tienen aroma agradable, añadió. 

La  Mac-20 fue presentada en  junio con una producción de 5.000 unidades. Paralelamente, la EMI ha desarrollado otros cinco tipos de mascarillas de protección. 

 

Prototipo de un  respirador  para pacientes de Covid


Robots  y drones 

El robot de desinfección móvil  fue construido por estudiantes  del laboratorio de Mecatrónica de la EMI. Es manejado a control remoto  con  el objetivo de fumigar espacios donde haya alta carga viral o riesgo de contagio de la Covid-19. 

El robot  de cuatro ruedas cuenta con una cámara y un brazo con capacidad  de mover los aspersores que esparcen el desinfectante. El prototipo, que tiene un costo aproximado de  1.500 dólares,  se halla en etapa de perfeccionamiento.

Otro proyecto en desarrollo es el dron que carga. Se trata de un dispositivo construido por los estudiantes de la EMI que tiene el objetivo de acceder a sitios de alto riesgo. 

 “Pensamos, por ejemplo, que el dron  puede llevar medicinas o  cargas de alimentos o agua de hasta un kilo. Es manejado a control remoto”, explican sus desarrolladores.

Autoridades:  Ferreira (RRII),  Ibáñez (director UALP), Omonte (rector), Cordero ( vicerrector).

Medidores de temperatura

Universitarios de la EMI han desarrollado varios tipos de medidores de temperatura a distancia, habida cuenta de que la fiebre es uno de los síntomas del coronavirus. 

Uno de ellos es el termómetro digital que funciona mediante un sistema  infrarrojo. “A nivel interno, tiene un sistema microcontrolado que es capaz de captar la energía infrarroja que emite nuestro organismo”, explica el sargento Tórrez,   desarrollador del proyecto.

Otra iniciativa es el sistema de detección de temperatura mediante imágenes térmicas. Se trata de una especie de cámara que identifica la temperatura y transmite la imagen a una computadora.

 Además , la universidad militar ha desarrollado  prototipos de respiradores  mécanicos,  automáticos y automatizados. Asimismo se suman a los aportes la producción de alcohol en gel, gas desinfectante  e inmunizadores elaborados con base en  eucalipto, que suben las defensas.  

   

“EMI apunta a la tecnología con valores”  

El 26 de octubre, la Escuela Militar  de Ingeniería  Mariscal  Antonio José de Sucre   cumplirá 70 años de formar generaciones de profesionales. “Los militares somos planificadores en esencia y ya visualizamos que  la institución en la próxima década se ajustará a las tendencias del  mundo complejo y globalizado conservando sus valores de institucionalidad, innovación y disciplina bajo una mirada ecológica”, define el rector de la EMI   Iván Omonte

“Proyectamos una  EMI que va a conservar la educación con calidad, no solamente en el sentido académico sino también en los valores de sus profesionales”, agrega la autoridad, militar de carrera e ingeniero de sistemas.

La otra línea de estrategia es la cibertecnológica. “Ahora estamos ya aplicando cibertecnologías como la inteligencia artificial, el big data, impresoras 3D, drones. Vemos un futuro altamente tecnológico”, explica.

Esa perspectiva se complementará con una mirada medioambiental. En unos meses, la universidad lanzará la  EMI  ecológica 

“La otra línea es EMI ecológica, debemos ser una institución respetuosa de la naturaleza, del medio ambiente. Enseñamos  a nuestros estudiantes y futuros profesionales que los seres  humanos debemos proteger la naturaleza y buscar soluciones a todos esos males como la basura, la contaminación de ríos, la contaminación atmosférica, etc.”.

Otro de los lineamientos es la formación integral en los valores. “Proyectamos una EMI como una institución inteligente. Ello no sólo significa tecnología y conocimiento sino modelos y esquemas mentales en nuestros docentes y estudiantes de  valores y respeto, de rechazo a la discriminación de cualquier tipo, de refuerzo del trabajo en equipo”.

Y orgullosa de su larga  tradición, la casa de estudios superiores reforzará sus principios. “No vamos a olvidar que  la EMI tiene la esencia militar, la de nuestro Ejército que nos enseña la  línea de la integridad, civismo, disciplina. Sin ellas, los profesionales no ocuparían altos sitiales con excelencia”, dice el rector.

Y añade: “Queremos ser una universidad reconocida por la innovación e investigación. Formamos profesionales de calidad superior, académica y humana. Trabajamos  para darles también valores sobre la familia,  la naturaleza y la Patria”.
 

 

 

 


   

Más de