El gran Kaa-Iya, el área protegida nacional más grande cumple 25 años de creación

Fue creada por Decreto Supremo el 21de septiembre de 1995.
lunes, 21 de septiembre de 2020 · 17:28

Página Siete Digital 

El Parque Nacional y Área Natural de Manejo Integrado Kaa Iya del Gran Chaco cumple 25 años de creación, ubicada en el departamento de Santa Cruz, es una de las 22 áreas protegidas de interés nacional administrada por el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (SERNAP) dependiente del Ministerio de Medio Ambiente y Agua (MMAyA).

El Kaa-Iya, fue creada mediante el Decreto Supremo el 21 de septiembre de 1995, con dos categorías: Parque Nacional (PN) y Área Natural de Manejo Integrado (ANMI), cual en sus 3.441.115 de hectáreas, alberga la “última oportunidad de contar con una muestra representativa del bosque seco tropical chaqueño en buen estado de conservación de toda la ecorregión del Gran Chaco Sudamericano” (Plan de Manejo 2013-2022).

 

Significativa biodiversidad

 

Kaa-Iya, comprende a la Autonomía Indígena Guaraní Charagua Iyambae y a los municipios de San José de Chiquitos y Pailón, se encuentra en una zona de transición de la región del Chaco con la del Cerrado o Bosque Chiquitano, caracterizándose por ser el área protegida con bosques y humedales con ecosistemas que aportan significativamente en la provisión de funciones ambientales, hábitat para la fauna y la flora y en la mitigación el cambio climático. En términos hidrológicos y de conservación ecológica, uno de sus tesoros del área protegida es la cuenca Norte, que forma parte de la cuenca del Río Parapetí, la misma que es de extrema importancia, al recibir sus aguas y contribuir flujos a los Bañados de Isoso de la parte alta de la cuenca. Siendo esta cuenca responsable de la recarga de acuíferos importantes en la región y provee agua para la vida silvestre y para la gente.

El área protegida Kaa-Iya “Amo del Monte” por su significado en la mitología Guaraní, al representar la más grande extensión de bosques xerofíticos tropicales mejor conservados del mundo, fue creada principalmente con la visión de preservar la gran diversidad biológica y cultural del lugar; como ser mantener los procesos ecológicos y la conservación de poblaciones de fauna y flora.

Kaa-Iya del Gran Chaco, es notable por sus valores de conservación de nivel mundial, actualmente se tiene un estimado registrado que alberga una variedad de especies de fauna vertebrados; entre ellos 108 de mamíferos, 226 de aves, 72 de reptiles, 43 de anfibios y 105 especies de peces. Es el hogar de especies amenazadas o en peligro de extinción como lo son el guanaco (Lama guanicoe), el chancho solitario (Parachoerus wagneri), el tropero (Tayassu. pecari), el pejichi (Priodontes maximus), el corechi (Tolypeutes matacus), el jaguar (Panthera onca) y el anta (Tapirus terrestris).

Son cuatro los sistemas de paisaje representados en el Kaa-Iya, entendidos éstos como el conjunto de ecosistemas asociados en forma repetitiva a lo largo de gradientes geofísicos (Navarro y Fuentes, 1999), como ser el Chaco ribereño, el Chaco de llanura aluvial, el Chaco transicional de llanura y el Chaco transicional chiquitano.

Los humedales y las corrientes de agua son vitales para la diversidad biológica del Chaco, dado que constituyen las únicas fuentes de agua dulce permanentes de la región, por lo tanto, son numerosas las especies vegetales y animales zonales y migratorios que se reproducen y subsisten gracias a ellas. A su vez, tienen una importancia estacional como fuente de recursos hídricos para pueblos y comunidades indígenas que habitan la zona. Es así que dentro de su ámbito territorial, el Kaa-Iya cuenta con dos sitios Ramsar: los Bañados del Isoso y el río Parapetí y el Palmar de las Islas y Salinas de San José, ambos declarados el 17 de septiembre del año 2001 como Sitios Ramsar.

Comunidades del Kaa- Iya

A la vez de impulsar la revalorización de las manifestaciones culturales, con el interés de contribuir a garantizar la subsistencia, cosmovisión y desarrollo local de pueblos originarios que habitan la zona de influencia fuera de sus límites, como los Guaraní-Isoseños, Chiquitanos y Ayoreodes, para quienes los ecosistemas, paisajes y recursos de la vida silvestre son parte de su identidad. Asimismo, se preserva grupos familiares de la etnia Ayoreode que habitan al interior del Kaa-Iya en aislamiento voluntario, y subsisten con actividades de recolección y trashumancia gracias a la conservación del Área Protegida.

Como todo ecosistema rico y extenso, el área protegida tiene amenazas que ponen en riesgo la integridad de nuestro patrimonio natural, restando a la última oportunidad de contar con una representación de los ecosistemas chaqueños en buen estado de conservación, entre dichas amenazas se encuentran la tala furtiva, los nuevos asentamientos, ganadería extensiva, las concesiones mineras y los caminos. En respuesta a la urgencia protección del área, en el marco del Plan de Manejo (2013-2022), instrumento técnico estratégico a través del cual se impulsan los Programas: Administración y seguimiento de la Gestión Integral, Protección y Monitoreo Ambiental, Investigación, Manejo de Recursos Naturales, Uso Público y Participación Social; mismo que son una guía técnica y social para impulsar una eficiente gestión administrativa y de conservación.

En este día, se agradece y aplaude el trabajo loable del cuerpo de protección y de todo el personal del Kaa-Iya/SERNAP, y de los amigos y aliados del área protegida, quienes han contribuido y aún contribuyen para que el Amo del Monte siga sano y vivo destacándose como el paraíso de la fauna y la flora silvestre de Santa Cruz.