Aduana fiscalizará a importadora de horno crematorio en Cochabamba

La empresa que se adjudicó el contrato por casi un millón de bolivianos declaró en la Aduana Regional que el horno era usado.
martes, 22 de septiembre de 2020 · 10:10

Página Siete Digital

La Aduana iniciará una fiscalización “export” a la empresa Ridepro, que se adjudicó la importación del horno crematorio para el Cementerio General de la ciudad de Cochabamba, mediante la despachante de aduanas W.L. Obando Ltda.

La empresa que se adjudicó el contrato por casi un millón de bolivianos declaró en la Aduana Regional de Cochabamba que el horno era usado.

El gerente regional de la Aduana, Javier Corrales, dijo que la despachante de aduanas pidió el 27 de agosto la modificación de “desarmada/usada” a “desarmada/nueva”, informó Los Tiempos.

“Ellos (el importador mediante la agencia despachante de aduanas) piden una corrección de datos, que se cambie de desarmada usada a desarmada nueva y se hace la modificación. Ahora salió una nueva impresión donde se ve que la mercancía era nueva”, dijo Corrales.

En ese sentido agregó: “Vamos a hacer una fiscalización ‘export’ de esta mercancía para ver si la base imponible se ha movido, declararon como 61.000 dólares su valor y vamos a ver si ahora como nueva se modifica su base imponible”.

El diputado Álvaro Bustamante explicó que Ridepro trató de evadir impuestos al cambiar de nuevo a usado el procesador de restos del crematorio. Ello, afirmó, se constituye en un delito aduanero.

“Debemos mencionar que aquí hay una sarta de delitos cometidos, al bajarle el ítem de nuevo a usado es una defraudación fiscal porque está evadiendo impuestos”, precisó.