Las consultas en línea «salvan» atención de enfermos renales

Para evitar contagios de Covid, pacientes y autoridades de la CNS coordinaron una atención alternativa. Dan gracias al personal de salud.
viernes, 25 de septiembre de 2020 · 00:04

Verónica Zapana S.  / La Paz

Para evitar contagios de la Covid-19 en los hospitales, los pacientes que se sometieron a un trasplante de riñón y pertenecen a la Caja Nacional de Salud (CNS) realizan sus consultas en línea. Sus familiares se encargan de recoger los fármacos, pero se tropiezan con el desabastecimiento de medicamentos. 

“Se habilitaron las consultas en línea para evitar que los pacientes que se realizaron trasplantes vayan al Hospital Obrero y se contagien la Covid-19”, dijo a Página Siete el presidente de la Asociación Boliviana de Dialisados y Trasplantados (Asoboldi), Celestino Orellana.

El representante del sector explicó que las consultas en línea  se realizaron en coordinación entre la administración regional y la jefatura de nefrología del Hospital Obrero. En este nosocomio se internaron pacientes con Covid-19 en todo este periodo de la pandemia. 

De acuerdo con Orellana, en el pico más alto de la enfermedad, entre los meses de julio y agosto, el personal de salud que se encarga de la atención de los enfermos de este sector se contagió con el coronavirus. “La pandemia nos causó vacíos porque cayeron nuestros médicos y  licenciadas. Fue muy lamentable ver que médicos, doctoritas, licenciadas de enfermería y administradores fallecieron, casi todos se contagiaron”, comentó.

Don Rogelio, otro de los pacientes que recibe diálisis, contó que vivieron  unas semanas muy complicadas  porque la atención era muy desoladora. “Sólo dos licenciadas se batían para atender los 23 equipos”, sostuvo.

Ambos pacientes agradecieron a los médicos y al personal de salud  por atender a los pacientes pese a todas las dificultades. “Sabemos que hasta dejaron a su familia por su compromiso con nosotros, eso es algo invaluable”, dijo don Rogelio.

“Somos una población vulnerable y por eso no podemos ir al hospital”, dijo e indicó que ahora también buscan que los pacientes dialíticos también accedan al servicio en línea.  “No podemos ir al hospital para atendernos porque el lugar aún debe estar infectado”, agregó.

Orellana se reunió el lunes con las autoridades de la regional y la jefatura de nefrología. En ese encuentro virtual los pacientes solicitaron la realización de compra directa de medicamentos, en especial para los pacientes que  se sometieron a un trasplante. “Ya que sólo existían fármacos hasta el 31 de agosto”, agregó.

Indicó que esos medicamentos son inmunosupresores y los enfermos necesitan de estos fármacos para cuidar los tejidos del órgano trasplantado. Aclaró que los familiares recogen las medicinas para evitar que los pacientes se contagien  la Covid-19.

“Con la administración regional se vio (la dotación) de un lote hasta septiembre, otro en octubre. Pero les dijimos que se deben hacer las compras directas para tener  (provisiones)  hasta febrero”, dijo.

 Este medio intentó comunicarse con las autoridades de la CNS para conocer su posición al respecto, pero  no atendieron la solicitud. Según los datos de la CNS, en el país hay más de 50 personas  que se sometieron a trasplantes y esperan esos medicamentos.

Orellana explicó que los pacientes hemodialíticos –otro grupo del sector- necesitan la administración de algunos de los medicamentos en clínicas, donde el seguro social compró servicios.

 Según el dirigente, existe un poco más de 500 pacientes que reciben hemodiálisis, de este número 125  realizan sus sesiones de diálisis en 23 equipos dentro el Hospital Obrero y el resto en las clínicas privadas.

En el sector público la atención continúa 

De acuerdo con el dirigente de los pacientes renales del servicio público, Lucio Córtez,  la atención a su sector no se paralizó pese a la pandemia de la Covid-19. “Gracias a Dios hemos sido atendidos por el personal, médicos y enfermeras. Nos atendieron de una forma excelente”, sostuvo.

El representante contó que el personal de salud se infectó el coronavirus y el número de funcionarios se redujo, pero la atención seguía adelante. “Lamentamos la partida de una nefróloga y de cinco compañeros, pero todavía así hemos salido adelante”, sostuvo. 

En los hospitales públicos de La Paz más de 28 enfermos renales reciben atención de diálisis, pero existe otro grupo que accede al  servicio en otros nosocomios. “A esos hospitales se les debe recursos económicos por las sesiones de diálisis que reciben nuestros compañeros”, dijo Córtez. 
 

 

 

 


   

Más de

Valorar noticia