Piden no bajar la guardia a pesar del descenso de casos

El número de contagios en La Paz se redujo en las últimas semanas y el Sedes se prepara para una segunda oleada de virus. Sugieren apelar al control social.
sábado, 26 de septiembre de 2020 · 00:20

Luis Escobar  / La Paz

Pese a que Bolivia registra un descenso de nuevos casos de Covid-19, los médicos y las autoridades  pidieron a la población mantener las medidas de bioseguridad desde el distanciamiento físico hasta el uso de mascarillas. Los especialistas advirtieron que un descuido podría causar una segunda oleada de enfermos y recomendaron que los mismos ciudadanos se encarguen de controlar a las otras personas. 

“Estamos en una desescalada, pero debemos tener cautela. Debemos cuidar hasta los mínimos detalles. Deben seguir las medidas de bioseguridad, como el distanciamiento físico, el uso de barbijos, la higiene de manos y la desinfección de objetos; además, deben evitar espacios cerrados y vigilar que siempre se encuentren ventilados. Eso es muy importante en esta fase”, dijo Ramiro Narváez, director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz.

Tal recomendación es realizada por el director del Sedes paceño porque el número de casos nuevos diarios en el departamento descendió en un promedio de 30 diarios desde el 20 de septiembre. Además, en la actualidad, los hospitales Covid dejaron de estar colapsados como sucedió entre junio y julio.

Este panorama se registró también en otros departamentos. Ante esa situación, el Gobierno redujo las restricciones. La medida fue adoptada por los  municipios. Por ejemplo, La Paz ya  permite la circulación hasta las 20:00 y reabrió el  99% de las actividades económicas. 

Pero se mantiene la restricción de la apertura de bares y cantinas. “Todavía no es conveniente reactivar actividades nocturnas porque pueden causar una mayor tasa de contagio.  (Continuaremos con esta determinación) hasta que se cumplan las etapas de la desescalada”, explicó Narváez.

Adrián Ávila, médico y presidente de la Sociedad Boliviana de Medicina Crítica,    consideró que las medidas de bioseguridad deben ser tomadas de “forma permanente”. “Las precauciones deben convertirse en un modo de vida. Todos debemos  mantener el distanciamiento físico, el uso del barbijo, el lavado de manos y el uso del alcohol en gel, además debemos salir lo estrictamente necesario”, sostuvo.

Ávila recomendó mantener una alimentación adecuada y la hidratación constante del cuerpo. Pidió además que ante cualquier descompensación -como tos, malestar general y dificultad al respirar- acudir de forma inmediata a un centro de salud. “Si va a un mercado, debe exigir a la persona que lo está atendiendo que use barbijo, se lave las manos o tenga alcohol en gel. Para la apertura de cualquier negocio se comprometieron a cumplir con estas medidas”, sostuvo el especialista en una entrevista con Página Siete.

  Ante la apertura de algunos parques en la ciudad de La Paz, Ávila recomendó  tener mucho cuidado con los niños. “Si llevaré a mi hijo, él debe tener - como mínimo-  el barbijo. Los menores de edad tienen un sistema inmunológico mejor que el de los adultos. A veces no tienen ni síntomas, pero son ellos quienes pueden llevar al virus y contagiar a la familia y  a las personas de mayor riesgo”, dijo.

Corina Rocha, jefa de terapia intensiva del Hospital Holandés de la ciudad de El Alto,  recomendó no dejar de lado los cuidados mínimos, en especial el lavado de manos. “No sólo nos protege contra la Covid-19, sino contra otras infecciones que se pueden reproducir por el incremento de temperatura, tal es el caso de las diarreas”, sostuvo. 

Rocha indicó que todavía está presente el riesgo de una reinfección o una segunda ola de contagios en personas que al inicio de la pandemia no se encontraban muy expuestas, como los niños y los adultos mayores.

“Si usted pasó por alguna aglomeración, al llegar a su casa debe quitarse toda la ropa con la que estuvo expuesta. Debe además lavarse las manos y mantener las medidas de aseo”, sugirió la especialista.

Rocha recomendó además tener un extremo cuidado en el consumo de alimentos en las calles. Explicó que se debe tener en cuenta la inocuidad con que se prepara la comida porque -además- existe el riesgo de contraer otras enfermedades, como infecciones gastrointestinales o la tifoidea. 

El Sedes de La Paz informó que incrementará el promedio de pruebas de laboratorios. “Teníamos una tasa de siete a ocho análisis por cada 1.000 habitantes y queremos llegar a 11. Fortaleceremos el primer nivel y activaremos la  vigilancia epidemiológica comunitaria. Tendremos también preparado al sistema de salud en segundo y tercer nivel”, dijo Narváez.

 Anunció que entrará en funcionamiento pleno la telemedicina que funcionará a través de un call center. “Ya hicimos una prueba piloto, lo extenderemos y alcanzaremos a todos los distritos. No debemos bajar la guardia y reactivaremos los servicios esenciales, como las vacunaciones, el trabajo cotidiano y la búsqueda de pacientes con brigadas”, apuntó. 

 

Las otras  medidas

  • Salud Ante la desescalada de casos positivos de coronavirus, la Alcaldía de La Paz cerrará en octubre el centro Covid –que se instaló en el hotel Real Plaza- que permitió el aislamiento de más de 1.000 personas.
  •  Determinación Ahora que la ciudad  de La Paz no requiere una estructura de tales dimensiones, la comuna tiene previsto su cierre en octubre y habilitará un nuevo Centro de Aislamiento en un predio edil y con capacidad para alrededor de 50 pacientes.  Se mantendrán los hospitales La Portada y Cotahuma.

 

 


   

Más de