Betty, la enfermera que nunca dejó solos a sus pacientes

Trabajó durante 24 años en el Hospital del Tórax. Murió por coronavirus.
domingo, 27 de septiembre de 2020 · 00:04

Verónica Zapana  / La Paz

La enfermera auxiliar Betty Alí trabajó por 24 años en el Hospital del Tórax y en ese tiempo nunca faltó al trabajo. En las primeras semanas de marzo, cuando se registraron los primeros casos de Covid-19 en el país, ella sabía de los riesgos  y la posibilidad de recibir a pacientes con coronavirus en el establecimiento de salud. Pese a todo, la profesional se puso en primera línea y no dejó de atender a los enfermos. En ese tiempo se contagió el virus y días después –el pasado 9 de julio- murió.

“Ella se desvivía por los pacientes”, contó Norma, hija de la enfermera. Desde que se fue no encuentra consuelo y no deja de extrañar a su mami.

La ausencia de Alí no sólo se siente en casa, sino también en el hospital. Era una de las mejores en el departamento de enfermería del establecimiento del Tórax, que se encuentra en el complejo hospitalario de Miraflores. Según la jefa de esa sección, Marlene Adrián, la ausencia de la trabajadora de salud “es muy notorio, especialmente en su turno nocturno”. “Además de ser eficiente en el trabajo, era una mujer muy carismática y alegre”, agregó.

En el hospital, pacientes y compañeros de trabajo la recuerdan por su sonrisa. “Cuando yo la conocía, ella siempre saludaba con una sonrisa”, recordó el jefe de la Unidad de Epidemiología, José Zambrana.

Durante los 24 años de trabajo en el hospital, Alí siempre supo ganarse el cariño de sus compañeras, pero también de las autoridades de salud. Siempre estaba atenta a todas las capacitaciones y se inscribía a todos los cursos.

“Ha sido reconocida por la Cámara de Diputados y la Gobernación por ser una enfermera destacada. Era una enfermera muy preparada y tenía un currículo amplio”, añadió Norma.

A pesar de todo su conocimiento y entrega, la enfermera Alí no pudo vencer al coronavirus. Según sus familiares y colegas de trabajo, uno de sus principales problemas fue la falta de   equipos de protección personal para atender a pacientes con esa patología.

“Ella no sabía que se contagió”, dijo Norma y  relató que el 20 de junio su mamá comenzó a tener síntomas de coronavirus. En ese instante comenzó  su travesía para afrontar el mal.

“En ese entonces, poco conocíamos de la enfermedad, por eso creímos que ella tenía un simple resfrío”, relató la joven. Pero a medida que pasaba el tiempo, el cuadro de salud de su mami  empeoró. 

“Fuimos a diferentes hospitales privados y nadie nos quiso atender. Todos pedían pruebas de Covid. Luego fuimos al Hospital Santiago (de la Caja Nacional de Salud), donde nos indicaron que no nos recibirían  si ella no era transferida del Hospital Obrero. Por eso tuvimos que bajar nuevamente hasta Miraflores para que mi mamá se pueda internar”, relató con la voz entrecortada Norma. 

Se internó en ese hospital. “Nos pidieron un botellón de oxígeno. Llevamos (este insumo) y nos enteramos que estaba en una camilla en el pasillo sin ninguna atención”, contó la hija de la trabajadora de salud.

Al conocer esa situación, Norma llamó  a la dirección del Tórax para clamar ayuda  y fue así que la enfermera fue trasladada a ese establecimiento de salud. Luego de dos días, en el Hospital Santiago se habilitó una cama de terapia intensiva y Alí fue trasladada  a ese espacio. . “Fue la última vez que vi a mi mami”, lamentó la joven.

“No te preocupes. Saldré adelante” es la frase que le dijo Betty a su hija. Horas después falleció. Norma recordó  que en uno de los últimos contactos, su mamá le dijo que tenía sed y quería agua. “Mi mamá sufrió mucho. Ella se desvivía por sus pacientes”, dijo. 

 

Fue una de las trabajadoras   de salud más destacadas

  •  Compañera  La licenciada de enfermería del Hospital del Tórax de La Paz   Magda Velazco  recordó que Betty era una mujer responsable,  entregada y alegre. “Era muy atenta, siempre estaba predispuesta a ayudar y se preocupaba por todos”, dijo.
  • Crisis  Alí no fue la única que se contagió el virus en instalaciones  del Hospital del Tórax por atender a los pacientes. En este nosocomio más de  150 de los 350 profesionales y trabajadores del nosocomio se infectaron del coronavirus porque recibieron pacientes con Covid-19, pese a que este centro no fue designado para atender la pandemia.
  • Cariño  Hoy -luego de casi tres meses de la partida de la enfermera Betty Alí-, su única hija,  Norma, tiene los sentimientos encontrados. Por un lado, la joven  llora la pérdida de su madre a causa del coronavirus, pero  por otro lado está tranquila porque sabe que su mami dio todo por sus pacientes y se fue en primera línea.

 

 

 


   

Más de
11
1