Complejo hospitalario denuncia olvido y que recibió respiradores chinos con fallas

Los directores de los centros indicaron que sufren por falta de equipos de protección personal. El Hospital del Tórax rechazó en 4 ocasiones ventiladores pulmonares porque no reunían las condiciones.
jueves, 3 de septiembre de 2020 · 00:04

Verónica Zapana S.  / La Paz

Los directores del complejo hospitalario de Miraflores denunciaron ayer que en los casi seis meses de la presencia de la pandemia, los médicos y trabajadores de salud de estos establecimientos fueron olvidados y aseguraron que no cuentan con recursos, infraestructura, equipos y más personal. 

Los médicos indicaron que recibieron respiradores chinos, pero los equipos presentan fallas y no se pueden usar para atender pacientes. Los galenos lamentaron que durante este tiempo nada cambió en el sistema de salud público.

Édgar Pozo, portavoz de los directores y máxima autoridad del Tórax,  informó que en el marco de la “absoluta verdad” el complejo hospitalario está “abandonado”  y sufre carencias de personal, equipos de protección personal,  insumos de medicamentos y  equipamiento en los hospitales.

Una muestra de esta situación- según  Pozo-  es que en el nosocomio que dirige y que fue declarado como Hospital Covid, no cuenta con equipos de bioseguridad suficientes para su personal, además tampoco cuenta con un recurso humano necesario.

Pozo contó que el nosocomio recibió en cuatro oportunidades respiradores de parte del Gobierno, pero todos fueron rechazados por los profesionales.  Los últimos  ventiladores  en llegar fueron los chinos. Los equipos fueron entregados por el  Ministerio de Salud hace unas semanas.

 “Son tres ventiladores chinos que  hemos rechazado”, dijo Pozo al mostrar uno de ellos. Indicó que esos aparatos fueron analizados por el Equipo de Electromedicina. Luego de una evaluación, esta área halló una serie de falencias. Según los expertos, las máquinas tienen “fallas en el software, deficiencias en nanómetros de presión, además no reúnen condiciones técnicas ni ambientales para terapia intensiva. Son equipos de baja gama, no cuentan con sistema de calibración en sensores internos y fallas importantes en la pantalla cuando los encienden”, agregó. 

Ya hace tres semanas, el Comité Científico de la Sociedad Boliviana de Medicina Crítica y Terapia Intensiva (Sbmcti)  informó a Página Siete que en junio pasado la organización advirtió al  Gobierno sobre al menos seis fallas en los equipos chinos. Ocho departamentos reportaron que las máquinas tienen fallas y problemas.

 No es lo único. Según Pozo, el Hospital de Clínicas, pese a convertirse en un hospital Covid, no cuenta con el personal prometido.  “Así batalla con la pandemia”, contó.  El Hospital del Niño  no tiene recursos económicos del Sistema Único de Salud como desembolso por las prestaciones de salud que otorga a los infantes. El dinero debería otorgar el Estado tal como le obliga la Ley 1152.

El director de Comunicación de la Gobernación de La Paz  Édgar Ramos informó que el Gobierno adeuda más de 40 millones de bolivianos a los nueve nosocomios de tercer nivel por la atención por el SUS. “Ellos tienen que pagar oxígeno, servicios y otros”, sostuvo.

El Hospital de la Mujer está colapsado y pese a esa situación sus autoridades decidieron convertirse en un hospital Covid. “No sé si las condiciones que el Estado le dará para proteger a su recurso humano, sean buenas, pero es una valentía”, sostuvo. 

Aseguró que  el Gastroenterológico -un nosocomio de alta capacidad asistencial e investigativa- está prácticamente en la quiebra y es uno de los hospitales que hasta confeccionaba barbijos para atender a sus pacientes.

El Hemocentro, que en la pandemia cobró alta importancia por extraer plasma con su único equipo de plasmaféresis, tuvo que pedir prestado    otro equipo similar del Hospital del Niño para mejorar su atención. Además, no cuenta con el recurso humano suficiente. 

 “Hemos  transitado las instalaciones del Sedes y del Ministerio de Salud pidiendo equipos y recursos humanos sin respuesta alguna”, lamentó Pozo y consultó a la presidenta Jeanine Añez: “Usted nos va escuchar?”.

Con una postura similar, el presidente de la Sbmcti Adrián Ávila  indicó  con la voz entrecortada que ellos también son seres humanos. “Tenemos familia que nos espera en nuestras casas, incluso nos piden que ya no vayamos al trabajo por estas condiciones, pero nosotros nos arriesgamos por el juramento hipocrático”, aseguró.
 

 

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

Más de