Pese a estudio de la Ivermectina, médicos del país están divididos

Galenos destacan el éxito del uso de este medicamento en municipios como Montero y Cobija. Otros advierten que la medicina no es adecuada para vencer el virus.
miércoles, 30 de septiembre de 2020 · 01:22

Luis Escobar  / La Paz 

En los últimos días y luego de un estudio, científicos argentinos demostraron que la Ivermectina puede reducir la carga viral de la Covid-19. Ante los nuevos datos de esta investigación,   médicos en Bolivia  están divididos por el uso de este fármaco para tratar a pacientes con coronavirus. Unos postulan que la utilización de esta medicina en las primeras etapas de la enfermedad bajó el número de enfermos críticos tal  como sucedió en Montero (Santa Cruz) y Cobija (Pando). Otros  galenos advierten que no tiene ningún efecto al ser un medicamento antiparasitario.

El virus llegó al país el 11 de marzo y tres semanas después ya se registraban 17 casos en Montero, el segundo municipio del país con más infectados hasta ese momento. Para mayo, el número de pacientes contagiados se incrementó y las autoridades locales se vieron obligadas a trasladar a los pacientes a la ciudad de Santa Cruz para que reciban atención porque su sistema de salud colapsó.

En ese momento, Luis Nogales, director de Salud del municipio de Montero, dijo a Página Siete que también sabían que la Ivermectina era un antiparasitario. “Nuestros colegas nos decían que su uso era demostrado en animales. Era una de las pocas oportunidades que teníamos, no había más que dos opciones: o nuestros pacientes se morían sin hacer nada o morían tomando Ivermectina. Hicimos un estudio y por ello decidimos usar (este fármaco), no fue que lo dimos porque sí”, declaró.

Según Nogales, con la investigación que se hizo en ese municipio, se permitió determinar que la Ivermectina no causaba ninguna complicación o efecto negativo en los pacientes. “Ahí comenzamos a usar en forma masiva. Inicialmente usamos a 200 microgramos por kilo (de peso del paciente) y nos dio muy buen resultado.  Se fue aplanando la curva de contagio y fue uno de los pilares para que baje el contagio”, declaró. Ahora,  en Montero ya no registran nuevos contagios, salvo algunos días cuando se presentan uno o dos. “Todas las actividades retornaron a su normalidad ”, explicó.

Cristian Soruco, jefe de epidemiología del Sedes de Pando, contó a Página Siete que esta región se encontró en una similar situación. “Aplicamos el medicamento a falta de un tratamiento alternativo que pudiera haber en ese momento y con eso tratamos de contener la enfermedad. Si bien llegamos a colapsar, no fue una situación tan compleja como en otras regiones donde hubo mucha letalidad. El tratamiento inicial fue la clave para detener las complicaciones de la enfermedad”, dijo.

El  Sedes de Pando vio la forma de distribuir el medicamento en las etapas iniciales de la enfermedad. “Aparentemente, hay buenos resultados y por eso no se complicaron mucho los pacientes”, declaró. Agregó que en Bolivia se usaban “dosis bajas” y se subieron como se hizo en Brasil. El fármaco  se sigue suministrando.

 
 

Posiciones en contra

Otros médicos  rechazaron el uso de la Ivermectina. Tal es el caso de Adrián Ávila, presidente de la Sociedad Boliviana de Medicina Crítica,  quien informó que este fármaco es un “antiparasitario” que recién se comenzó a estudiar como antiviral. “En esos análisis de laboratorio se verificó que disminuye la replicación viral y que recién pasó a una segunda etapa para aplicación en humanos. No hay nada escrito y no hay una recomendación para su uso”, dijo.

Ávila recordó que el 85% de la población no requiere ningún tratamiento por presentar síntomas leves o ser asintomáticos. “Les hicieron creer que tomando Ivermectina se recuperarían, pero ellos por sí solos saldrían de la enfermedad (…) Nunca la usé y me fue muy bien con los pacientes. Son criterios médicos diferentes, pero nosotros nos basamos en los niveles de evidencia”, agregó.

Explicó que en una primera fase del virus sólo se requiere un tratamiento con analgésicos, algún antipirético, vitamina C que tiene efecto antiviral, antioxidante, inmuno-estimulante y mejora las defensas; y la vitamina D que mejora el sistema inmune. En la segunda fase de la enfermedad ya está comprometido el pulmón y recién se debe acudir a un médico para  que la persona sea sometida a estudios y tomografías, además deberá iniciar el tratamiento con corticoides y oxigenoterapia. 

“Cada fase y paciente tiene un tratamiento específico. Una persona delgada no debe recibir la misma dosis que una robusta; o una anciana comparada con un joven de 20 años. Por eso deben visitar al médico”, dijo Ávila. 

El presidente del Colegio Médico de  Santa Cruz  Wilfredo Anzoátegui  dijo que no recetaría  este fármaco y aseguró que no se encuentra en el protocolo de atención para pacientes con Covid-19, documento que elaboró el comité científico de su región. “No se demostró que sea antiviral aunque algunos países lo están usando y no está dentro de los protocolos que definió el comité científico. Si el paciente lo acepta es por libre voluntad”, explicó. Advirtió que de ser consumido en dosis inadecuadas puede causar intoxicación y provocar complicaciones hepáticas o digestivas.  
 

¿Quiénes hicieron la investigación?


Carlos Lanusse, director del Centro de Investigaciones Veterinarias de Tandil   -junto con un grupo de científicos argentinos-, determinó que la Ivermectina reduce la carga viral de la Covid- 19. Según el experto,  se buscó una herramienta en etapa temprana.

¿Para qué sirve este estudio?


Es un  precedente para futuros estudios con hipótesis clínicas sobre una muestra mucho mayor. “Se hizo  con objetivos ideológicos;  para llegar a determinar  el rol clínico harían falta estudios con indicadores clínicos”, dijo   Alejandro Krolewiecki, director del proyecto.

¿Cómo se hizo y cómo fue el plan? 


Se trata de una “prueba de concepto” realizada sobre una muestra de 45 pacientes hospitalizados en estado leve o moderado dentro de los cinco primeros días de la enfermedad,  de los cuales 30 recibieron el medicamento y 15 actuaron como grupo control.

¿Qué  demuestra el  estudio argentino?

Demuestra  que el fármaco, cuyo uso comercial está aprobado, actúa ocupando los transportadores celulares que el virus emplea para pasar del citoplasma al núcleo de la célula, “donde el virus usa  la maquinaria replicadora de la célula para seguir multiplicándose”.

¿Qué dicen los investigadores?


Los investigadores argentinos consideran que el fármaco sería más efectivo en las etapas iniciales de la enfermedad, incluso antes de que aparezcan los síntomas, ya que en muchos casos cuando los síntomas llegan a su máximo ya no hay carga viral.

 

 


   

Más de
3
1