Por saturación de UTI, médicos dan prioridad a los casos graves

En el Hospital de Clínicas hay 45 personas en espera. Intensivistas dicen que por la precariedad del sistema de salud deslindan responsabilidad legal ante infortunios.
jueves, 14 de enero de 2021 · 05:26

Verónica Zapana S.  / La Paz

Ante la saturación y alta demanda de camas de terapia intensiva, los médicos  dan prioridad  a  los pacientes muy graves. Los intensivistas indicaron  que en esta segunda ola la mayoría de los pacientes que necesitan UTI tienen  entre 20 y 50 años, además sufren  enfermedades de base.

“No hay camas de terapia intensiva. He buscado en toda la ciudad, en los hospitales públicos, en los privados, de La Paz y El Alto.  No encontramos espacio para mi hermana”, contó  Rocío, quien lamentó que mientras toda su familia buscaba un cupo en los centros de salud,  su pariente falleció. 

“En La Paz,  Oruro,  Chuquisaca y  en todo lado del occidente del país  las camas de terapia intensiva están llenas, están colapsadas y  están saturadas. Y ni qué decir del oriente del país, donde  ni siquiera hay intensivistas para atender a pacientes en esta área”, dijo a Página Siete el presidente de la Sociedad Boliviana de Medicina Crítica y Terapia Intensiva (Sbmcti), Joel Gutiérrez.

El director del Hospital de Clínicas, Óscar Romero,  contó que las 16 camas de terapia intensiva se llenaron  muy rápidamente. “Actualmente todas están saturadas y tenemos una lista de espera de 45 pacientes”, indicó.

El galeno explicó que una vez que se libera una cama, se da prioridad al paciente por la gravedad de la situación. “No importa que un paciente este primero en la lista, si el último está muy grave, pues lo internamos a él”, dijo.

Romero explicó  que esa selección sólo se hace por el estado de salud del paciente y no por la edad o por algún otro aspecto. “Nosotros buscamos salvar vidas”, aseguró.

 Gutiérrez dijo que no  se animaría a  realizar una lista de espera para esa especialidad. “El paciente no espera, la enfermedad no espera que se habilite una cama de terapia intensiva, por eso mal podría  (elaborar)  dicha nómina, ya que ese término está mal usado”, indicó. Aclaró que la unidad de terapia intensiva se usa en pacientes que requieren su ingreso porque están muy complicados y en riesgo de muerte. “Aquí el tema es la situación de salud y las políticas   que no se han implementado”.  

Según el Ministerio de Salud, sólo el martes se registraron 37 decesos en el país por la  Covid.

El intensivista  explicó que se sabe que del total de casos positivos registrados en un día, entre el 3% al 5% necesitará camas de terapia intensiva, es decir que por cada mil casos se necesitan  entre 30 a 50 camas, pero el sistema está lleno. Agregó que llama la atención que en la segunda ola, las UTI están recibiendo más pacientes jóvenes.

“En la primera ola teníamos por lo general a pacientes de entre 60 o más años, pero ahora tenemos  de 20 a 50 años. Y eso definitivamente está ocurriendo en todo el país”,  dijo.

Con  una mirada similar, el director del Hospital de Clínicas  explicó  que además  los pacientes  jóvenes tienen la característica de sufrir  enfermedades de base o metabólicas. “Por ejemplo: ahora ingresan personas que tienen obesidad, diabetes e  hipertensión, entre otros”.

Según  ambos profesionales, esta situación ocurre porque en esta última etapa se liberaron  todas las restricciones que antes se tenían. Además, los jóvenes son los más afectados porque forman parte  del grupo de la población económicamente activa.

Ante esa situación y mediante un pronunciamiento, la Sbmcti se declaró  en emergencia por el colapso de las UTI y solicitó al Gobierno una reunión para definir acciones. Esta sociedad científica dio  un plazo de 72 horas, razón por la que el ministro de Salud, Édgar Pozo, los recibió ayer cerca de las 16:30. Hasta el cierre de la edición no se conocieron  las conclusiones de la cita.

En el  pronunciamiento,  los especialistas indican que existe una indiferencia de parte de los  gobiernos central, departamental y municipal, además que existe una falta de coordinación para dar funcionalidad a  las UTI de la primera ola, ya que a la fecha no hay recurso humano para el manejo de pacientes críticos.

Los intensivistas indicaron que existe  una falta de medicación e insumos imprescindibles para el funcionamiento de las UTI, además de indumentaria para el personal. Aseguraron que el  40% de los 270 intensivistas de Bolivia no cuentan con un ítem y que lastimosamente ellos luchan en primera línea con la Covid.

“Ante la paupérrima situación con la que lidiamos, nos deslindamos de cualquier responsabilidad legal ante los infortunios que puedan afectar a los pacientes”, indica el documento. Por esa , los especialistas  solicitan la conformación de un comité de alto nivel para optimizar los pocos recursos humanos e infraestructura en las UTI de todo el territorio boliviano”. Piden pruebas  rápidas para el personal.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de
4
1