Gobierno prohíbe el cobro de anticipos en centros privados

Defensa del Consumidor pidió a las personas afectadas presentar una factura o un comprobante para iniciar los procesos penales.
domingo, 17 de enero de 2021 · 05:04

 Luis Escóbar  / La Paz 

“Para una cama de terapia intensiva en un hospital privado (...) me piden un adelanto de 40.000 bolivianos”, denunció a través de las redes sociales Gabriela R.  Esta exigencia en un  establecimiento se considera como negación de auxilio y está penado por ley, según el viceministro del Defensa de Consumidor, Jorge Silva. 

  La autoridad nacional  dijo que  está  prohibida la exigencia de anticipos o adelantos en  clínicas privadas. El Ejecutivo pide a los afectados presentar una factura o recibo para iniciar  un  proceso a los  responsables de las clínicas.

La ciudadana  expresó su preocupación  por no hallar una cama de terapia intensiva y denunció en una clínica privada, la administración pidió como “mínimo” 5.000  bolivianos diarios  y un anticipo.

 El viceministro de Defensa del Consumidor  dijo a Página Siete que reciben denuncias de cobros excesivos y anticipos por la internación. Pero, los  afectados no presentan un recibo o   factura de los pagos para iniciar los procesos. 

“Pedir una garantía para aceptar la internación de una persona enferma es una negación de auxilio. Se  le estaría imponiendo un requisito que sería inalcanzable de parte de las personas. Por ejemplo, pedir 5.000 dólares (34.850 bolivianos) a una persona que gana 2.000 bolivianos al mes es criminal”, advirtió la autoridad.

Ante las denuncias verbales, Silva dijo que se trasladaron hasta  las clínicas en las que supuestamente se registraron  los  cobros excesivos o se pidieron  garantías. “Pero si no tenemos el comprobante es imposible verificar este hecho porque los (administradores) niegan rotundamente haber hecho el cobro de una garantía”, explicó.

 Esta repartición  llevó adelante operativos de control a los centros. “Nos llamó la atención que las clínicas privadas tienen sus propias farmacias, donde encontramos medicamentos con fechas de vencimiento pasados. En otras no tienen la documentación en regla y se las puede considerar que son clandestinas”, dijo. Ante esas irregularidades, Defensa del Consumidor decomisó  productos vencidos y puso a ocho personas ante la Fiscalía  por daños a la salud.

Este medio intentó comunicarse con los representantes de clínicas, pero tuvo éxito.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de
5
1