Mercado negro de medicamentos llena RRSS y farmacias clandestinas

Los medicamentos que hacen falta en las farmacias, como el remdesivir, pueden encontrarse a la venta en grandes cantidades en las redes sociales. Piden investigar cómo los oferentes acceden a ellos.
lunes, 18 de enero de 2021 · 05:30

Leny Chuquimia / La Paz

  El mercado negro de fármacos para la atención del coronavirus  inunda las redes sociales y los establecimientos clandestinos.  Los farmacéuticos  piden investigar por qué medicamentos que escasean en las farmacias  están siendo ofertados en grandes cantidades vía online. La Policía está en alerta y ya hay cinco detenidos.

   “En las farmacias no  hay  remdesivir, midazolam o enoxaparina. Los proveedores  di   cen que no  hay stock, sin embargo, en las redes sociales sí hay  a precios  altos y en  cantidad. ¿De dónde salen? del contrabando”, cuestiona  la representante de la Asociación  de Propietarios de Farmacias (Asprofar) La Paz, María Tórrez.

Según  la lista de precios de la Agemed, el remdesivir -de acuerdo al origen- puede costar entre 1.440 y 2.088 bolivianos. Este medicamento -experimental-  no es específico para el tratamiento del Covid. Los  médicos  difieren en su uso, pues se comprobó que no tiene una alta efectividad.

      Desde Asprofar    El Alto, Daniel Rodríguez  conjetura algún negociado con los proveedores. “Es que   se está surtiendo no sólo a la particulares,   sino a farmacias clandestinas e ilegales”.  

Ante esta situación el  comandante de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Juan  José Donaire, advierte que la alertas están prendidas. Asevera que  hay un constante monitoreo de las redes sociales.  

“Hemos recibido varias denuncias y estamos haciendo un patrullaje cibernético  para dar con estas personas. No solo se trata de medicamentos de contrabando, sino de los  adulterados”, acota.

“Llegó remdesivir”

“No es de farmacia, yo compré demás y quiero traspasarlo, ya solo me quedan  18 unidades, todo lo vendí. ¿Va a comprar?  son  unos 4.000 por cada ampolla”, afirma un hombre al otro lado del teléfono. 

Su número de contacto es uno de tantos publicados   en  diferentes páginas de Facebook, en los que  los familiares de pacientes con Covid-19 buscan ayuda para conseguir  medicamentos que ya no están disponibles en farmacias.

 El remdesivir es uno de  estos  fármacos. Junto a este insumo  se buscan al menos dos opioides -uno de ellos es el midazolam  y dos variantes de anticoagulante como la enoxaparina-. Todos  son usados en pacientes que están internados en terapia intensiva.

 “No hay remdesivir en las farmacias. En internet vi un anuncio que decía  que estaba llegando un lote a la sucursal de  una cadena farmacéutica. No sé por qué no llega a todas las farmacias, eramos muchos los que necesitábamos. Tuve que comprar en internet, era más caro  pero necesitaba urgente”, relata una familiar de un paciente con Covid.    

  “Llegó remdesivir, contactos al ...”,  “mañana entregaremos a la farmacia... reservas al...”, “midazolam y remdesivir ruso, pedidos al...”, “importadora... ofrece  remdesivir  de 100 mg de industria rusa/americana, cuenta con todos los permisos de importación”, “tengo midazolan...”, son parte de los mensajes que circulan en redes sociales.

    “Ese es el precio (5.000 bolivianos) ya me queda dositos”, dice una mujer antes de colgar el teléfono al ser consultada sobre a qué farmacia o importadora entregaría  el medicamento.  

Según la lista de Agemed, en el país solo hay dos proveedores autorizados del remdesivir. Tórrez señala que   bastaría con pedir las facturas a las proveedoras para ver a qué farmacias o personas vendieron todo lo importado para ver si se monopoliza el medicamento. 

Afirma que así, también se podría  identificar  cuáles de los medicamentos que están circulando en el mercado informal son de contrabando  o falsificados.      

“Una de las expectativas de la Policía es lograr que los ciudadanos tengan un acceso correcto y justo al medicamento. Nos llama la atención lo que pasa en el  mercado informal, por la exageración de precios, porque algunos no tiene registro y, por tanto, no dan ninguna garantía”, sostiene Donaire.

  Añade que en lo que va del mes ya se detuvo  a cinco personas que incurrieron en la venta ilegal de fármacos por medio de las redes sociales. El quinto infractor fue aprendido la noche del jueves en inmediaciones de la plaza Avaroa, en Sopocachi. 

En su poder tenía las ampollas de remdesivir que -según su marca, origen y   la lista de precios de  Agemed-   deben costar 1.440 bolivianos. Sin embargo, eran  comercializadas a 6.000. 

   “Esta persona fue detenida. Además del precio elevado,  no es una persona idónea para la venta de estos medicamentos. La responsabilidad del suministro  es exclusivamente de los profesionales y las farmacias legales”, sentencia  Donaire.

  Medicamentos “por jabas”

 Pero los medicamentos hospitalarios no son los únicos que  son ofrecidos por las redes. Los que son usados en la atención básica de los enfermos de coronavirus  -como aspirina, paracetamol, antigripales y otros- están siendo ofertados por jabas (paquetes, cajas  o cestos).

  “Aspirinetas por jaba a 900 bolivianos, envíos a todo el país” “Azitro argentino por mayor a 10 bolivianos” “Enoxaparina, azitromicina y otros, por paquete o jaba”, “últimas cajas de iverectina, reservas al...”. 

Esos   son parte de los centenares de anuncios en diferentes páginas de las redes sociales. Son  vendidos en grandes cantidades sin ningún reparo. 

“Nos sorprende que hay fármacos que son de marcas legalmente establecidas en el país como Cofar,   Inti,  Lafar y Bagó”, explica Tórrez.

   Pero estos medicamentos no se quedan  en las redes sociales. Son ofertados en los mercados populares de  La Tablada, el Barrio Chino, la 16 de Julio y otros.

“Este contrabando aprovisiona a las farmacias  clandestinas de El Alto”, sostiene  Rodríguez.

    Dice que no hay  datos exactos pero que estiman que el 50% de las farmacias de la urbe alteña son clandestinas. No tienen permisos de funcionamiento, resoluciones,  ni profesionales bioquímicos o farmacéuticos. 

“Río Seco es un ejemplo claro de la proliferación de estos establecimientos ilegales. Se han presentado denuncias   ante los entes de salud, pero muy rara vez llegan a verificarlas. Si las cierran, a las horas ya están funcionando nuevamente”, dice Rodríguez.

Puntualiza que esta situación deja  a la población indefensa, pues se atenta contra su derecho a la salud y al acceso a medicamentos seguros y a precios justos. “Muchos productos  están escaseando y  la Agemed solo dice que en las farmacias se está especulando, pero no está viendo la realidad del problema”.

 

Decreto Supremo 4438 instruye  arancel cero para importaciones 

  • Norma   El Decreto Supremo  4438 fue firmado el 30 de diciembre de 2020. El documento también establece los requisitos que deben cumplir los proveedores de vacunas contra la Covid-19 en el mercado interno. 
  • Determinación  El inciso “b” del  artículo N° 1 establece como uno de los   objetivos  el “diferir el Gravamen Arancelario a cero por ciento (0%)” 
  • Artículo 3 “Se difiere el Gravamen Arancelario a cero por ciento (0%) hasta el 31 de diciembre de 2021 para la importación de las mercancías detalladas en el anexo que forma parte indivisible del presente decreto supremo”.
  • Anexo  Enumera centenares de ítems correspondientes a fármacos, equipos   y todo tipo de insumos  médicos.
  • Artículo 4 .  Se autoriza a la Central de Abastecimientos y Suministros de Salud – Ceass efectuar en las administraciones aduaneras interiores y de frontera  el despacho aduanero bajo la modalidad de despacho inmediato, para la importación de vacunas, pruebas diagnósticas, medicamentos, dispositivos médicos, insumos, reactivos y equipamiento médico. 
  • Trámite  Para la regularización de los despachos inmediatos  se establece un plazo máximo de ciento ochenta días calendario.
  • Artículo 5 El documento señala: “Para la contención, diagnóstico y atención de la Covid-19, se autoriza a la Ceass comercializar pruebas diagnósticas, medicamentos, dispositivos médicos, insumos, reactivos y equipamiento médico, a los subsectores público, de la Seguridad Social de Corto Plazo y Privado del Sistema Nacional de Salud”.

Precios de algunos de los  medicamentos  más requeridos 

  • Agemed  El 6 de enero,  la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud aprobó la lista de precios de  medicamentos e insumos más requeridos en el contexto de la pandemia. La nómina está disponible en el portal www.agemed.gob.bo. 
  • Paracetamol  Los comprimidos  de 500 mg, de  acuerdo con el país de producción, laboratorio y si están recubiertos o no,  tienen un costo de entre 0,26 y 0,80   bolivianos, cada uno. En jarabe el precio -de acuerdo con el volumen-  es de 12  a 20 bolivianos.
  • Remdesivir  Este fármaco es de los más solicitados por pacientes que se encuentran en terapia intensiva, aunque no es parte del protocolo Covid. La Agemed identificó dos presentaciones. La de origen en Bangladesh tiene un costo de 1.440 bolivianos, mientras  la que llega de la India tiene un precio de  2.088.
  • Ivermectina  Cada tableta y comprimido, recubiertos o no,  de 6mg tiene un costo que varía de  los 7,8 bolivianos  a los 14,40 bolivianos, de acuerdo con el laboratorio o país de origen. La opción nacional oscila entre los 9,25 y los 11,38 bolivianos por cada gragea.
  • Azitromicina  En la lista hay 110 opciones  para este remedio. El costo de las tabletas de 500mg varía entre 4,38 y 43,33 bolivianos por cada una. La suspensión de 200mg/   5ml en frasco de 15ml    puede costar de 29,90 a 82,80 bolivianos. El polvo para suspensión puede costar de 31 a   149 bolivianos.

Farmacéuticos en emergencia piden ley 

Después de los operativos de verificación realizados en las farmacias privadas, los representantes de estos establecimientos se declararon en emergencia. 

Sostienen que las  autoridades no hacen seguimiento  ni controles a los proveedores, importadores  o laboratorios  que aseguran no tener stock o que incrementan los precios  sin que nadie los regule.

        Aseguran que urge cambiar la  Ley de Medicamentos vigente, ya que está caduca y tiene varios vacíos legales. Ven urgente la realización de una nueva norma  que regule los precios   y la condiciones de funcionamiento para el sector farmacéutico.

“En 2019 salimos a las calles a pedir la aprobación de una nueva ley, pero no hubo  avances porque nos cayó las elecciones, los conflictos y luego la pandemia. El tema nunca fue retomado,  ni ahora”, manifestó la representante departamental de Asprofar La Paz, María Tórrez.

Ese  año, en medio de protestas,   los farmacéuticos del país presentaron ante la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) un proyecto de Ley del Medicamento. Este documento  -que fue redactado en coordinación con el Ministerio de Salud-  establece que la propiedad y  administración de las farmacias debe estar  a cargo de los  profesionales calificados en el área y no en manos de particulares.

Además   se propuso la regulación y aplicación de  precios únicos para  los medicamentos a lo largo   y ancho de todo el país. Otra de las  propuestas  estaba dirigida al control y  retiro de fármacos de los mercados informales y las tiendas que no son del rubro.

     La dirigencia señala que estas medidas estaban dirigidas a frenar la falsificación de medicamentos, el contrabando y la usurpación  de la profesión. 

 “Estamos molestos por la forma en que el viceministro Jorge Silva nos ha juzgado y tachado de especuladores y agiadores sin conocer la realidad y el fondo del problema, que no es reciente, sino  de años atrás”, acotó Tórrez.

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Más de
1
22